Feminismo y feminazis, nada que ver
Las feminazis y las amazonas no existen; es el heteropatriarcado, insultando a la búsqueda de igualdad
5 (100%) 1 vote

Feminazi: una palabra que seguro estás cansado de escuchar, o de leer, sobre todo en las redes sociales. Esto pasa cuando se menciona la que quizás es la palabra que más miedo provoca desde hace unos cuantos siglos: FEMINISMO. A algunas nos da más miedo la palabra MACHISMO. Pero bueno, cada uno es libre de temer lo que quiera.

Yo misma he usado la palabrita de marras, en un artículo (1), y ése ha sido precisamente el germen de éste. El uso de dicho término generó malestar, quejas, palabras “de amor”… ¡y eso que iba entrecomillado! Después de su publicación y de los comentarios siguientes, llegué a la conclusión de que tendría que escribir un artículo para explicar el título de mi artículo. ¡Pues vamos a ello!

Glosario: las cosas por su nombre… el feminismo

Cuantas veces habéis escuchado eso de: “ni machismo ni feminismo, igualdad”. Pues para no quedar como un tonto, igual que los que usan esa expresión, lo primero es tener los términos claros.

Patriarcado

Sistema político, económico, religioso y social basado en el privilegio de los hombres sobre las mujeres (2). Básicamente, es el sistema que lleva imperante en nuestra sociedad, occidental y oriental, desde hace muchos siglos. En el que los hombres mandan sobre el conjunto de la población, teniendo como ejemplo y medida de todas las cosas a ellos mismos. En la pirámide social, y en todos los aspectos de la sociedad, el hombre está por encima de la mujer. Ellos deciden sobre temas, tan de hombres, como la maternidad, la lactancia y el ciclo menstrual femenino. Esto es a través de los impuestos, tranquilos (3).

Matriarcado

Según la R.A.E.,  se trata de una organización social, tradicionalmente atribuida a algunos pueblos primitivos, en que el mando residía en las mujeres (4). Según Eva Cantarella,  “[…]  `poder femenino´, en el que por poder se entiende no sólo el poder familiar, sino también, y sobre todo, el político, […]”  (5). ¡Cómo somos las Evas de pesadas, con esto del matriarcado!

“Hubo un momento, en la historia de la humanidad, en que […], las instituciones estaban caracterizadas por un dominio de las mujeres: en otras palabras, en que la sociedad era matriarcal”. (6)

Machismo

Discurso y actitud basados en que los hombres son superiores a las mujeres (7). En qué se basan para decir eso, ya es otro tema. Que vamos, que yo creo que ni ellos mismos saben porqué. Lo que viene a ser un argumento de: ¡porque lo digo yo y punto!  O ¡porque ha sido así de toda la vida de Dios y ya! Pues eso, señores míos no es así, a la cita anterior me remito…

Feminismo si feminazis no
Si a veces las feministas parecen hombres, es porque también hay hombres feministas…

Feminismo

Movimiento político y social que persigue la igualdad entre hombres y mujeres (8). ¡Ajá! He aquí el quiz de la cuestión: IGUALDAD. Esa maravillosa palabra que define al feminismo y que hace que sea algo totalmente contrario al machismo. Machismo= superioridad de un género sobre otro. Feminismo= igualdad entre ambos géneros.

El feminismo es un movimiento social y político que se inicia formalmente a finales del s. XVIII y que supone la toma de conciencia de las mujeres, como grupo humano, de la opresión, de la dominación y explotación de que han sido objeto por parte del colectivo de varones en el seno del patriarcado, […]”. Victoria Sau (9)

Amazonas: “feminazis” de la antigua Grecia

¡He aquí el título de la discordia! Comencemos pues la explicación.

Desde siempre, las mujeres estamos acostumbradas a que se nos insulte cuando nos salimos de la norma. Norma que nosotras no hemos impuesto, por cierto. Nos cansamos de escuchar cosas que tratan de ofendernos. Ya sea por nuestro físico, o por nuestras actitudes. La verdad, es que ya estamos “casi” inmunizadas a toda esa palabrería barata. La razón: llevamos siglos curtiéndonos (10).

Cuando escogí la palabra feminazi para referirme a unas supuestas mujeres que se las hicieron pasar canutas a los pobres griegos, allá por el siglo V a.C. (y algo antes también), fue por una razón muy concreta. Si en algún momento de la Historia de la humanidad existió algún grupo de mujeres que se adapta a la definición de feminazi, eran las amazonas: las aniquilidadoras de hombres.

Mr. Olimpia, Steve Rogers (Capitán América) y Pentesilea (Wonder Woman y la Liga de la Justicia)

Cosas de hombres chicas

Según los griegos, las amazonas eran lo peor de lo peor, la basura de las mujeres. Y, ¿por qué? Pues ¡porque hacían lo mismo que los hombres! Sí, sí. Dedicarse a la guerra, a montar a caballo y a la caza es lo peor que puede hacer una mujer. Lo nuestro es estar en casa, teniéndolo todo como los chorros del oro para nuestro macho alfa. Y estar dispuestas a que éste nos fecunde y darle lindos retoños que cuidar y amamantar (11).

Si  Gorgo de Esparta o Cleopatra hubieran tenido twitter, ¡seguro que las hubieran llamado amazona para insultarlas!

Hoy en día, que nos identifiquen con una amazona podemos decir que nos llena de orgullo y satisfacción. Y, en parte, le tenemos que dar las gracias por ello a un hombre. Sí, al doctor Marston, el padre de Wonder Woman. El hombre que hizo que muchas niñas quisieran ser princesas… ¡Princesas amazonas y guerreras! (12).

Dentro de 100 años, el país verá el comienzo de una especie de matriarcado amazónico”. William Moulton Marston, 1937 (13)

La Libertad guiando al feminismo

En el s.XIX, las mujeres decidieron hacerse notar a través del movimiento sufragista. Pero, un siglo antes, durante la Revolución francesa, se produjo un gran cambio social. El Antiguo Régimen cayó. Esto hizo que se replanteara el concepto de sociedad tal y como se había conocido hasta la época.MAry Wollstonecraft y el feminismo

Todo muy bonito, sí. Pero para el género masculino “Los derechos del hombre y del ciudadano” (14) eran eso: para el hombre, masculino. Pero he aquí que las mujeres aprendieron de la revolución a no quedarse calladas, por mucho que quisieran silenciarlas. Y ese siglo convulso y revolucionario nos dio dos grandes figuras y ejemplos de mujeres: Olympe de Gouges y Mary Wollstonecraft (15).

Hermana Suffragette

“Fiero soldado con falda soy,

En pos del derecho del voto voy.

[…] Hoy las cadenas hay que romper

En dura lucha por libre ser

Y nuestras dignas sucesoras

 cantarán al ser mayores:

Por ti, vota la mujer”.

Por ti vota la mujer, Mary Poppins (16)

He aquí quizás uno de los momentos más feministas del Disney clásico (17). Es reflejo de un momento histórico clave en el movimiento feminista: el sufragismo.

Ya no había vuelta atrás, las mujeres sabían lo que querían y nadie ni nada podría pararlas. Aún a costa de sus propias vidas (18). El que se considera origen del movimiento sufragista, tiene lugar en Estados Unidos, en 1848 en Seneca Falls. Allí se fraguó  lo que podríamos denominar “programa” del movimiento, la “Declaración de Sentimientos” (19).

“A las sufragistas inglesas se les acabó la paciencia antes que a las norteamericanas. La primera petición de voto para las mujeres, presentada al Parlamento Británico, está fechada en agosto de 1832” (20).

No se les hizo ni caso. En 1866 hubo un nuevo intento de petición de voto, por parte de Emily Davies y Elisabeth Garrett. Tampoco. Hasta después de la Primera Guerra Mundial, y como agradecimiento “por los servicios prestados”, las mujeres inglesas no tuvieron derecho al voto.

Mala prensa

femisnismo y sufragistas
Así es como la prensa del momento veía a las sufragistas

Como era de esperar, esto no gustó nada al género masculino. Y en consecuencia, las burlas insultos y demás no se hicieron esperar. A las sufragistas  más radicales se las comenzó a denominar con el término suffragette. Vamos, como ahora, feministas y feminazis. El término suffragette apareció por primera vez en 1906, en el Daily Mail (21). Se usaba sobre todo para denominar a las integrantes de la Unión Social y Política de las Mujeres (WSPU), fundada por Emmeline Pankhurst (22).

El argumento del cristal roto es el más valioso en la política moderna”. Emmeline Pankhurst (23)

Campos de concentración imaginarios

Ya avanzado el siglo XX, y gracias a la lucha de nuestras predecesoras, las mujeres decidieron que ya era hora de hacer todo lo que quisieran.  Esta situación es igualita a la que canta Alaska: 

“la gente me señala, me apunta con el dedo, susurra a mis espaldas, y a mi me importa un bledo” (24).

Los insultos, como no, no se hicieron esperar. Te criticaban e insultaban por fumar, por beber, por bailar, por conducir, e incluso por tener una sexualidad propia (25). Esto todo sólo a inicios del siglo XX, allá por los locos años 20.

La cosa siguió in crescendo y las mujeres, lejos de abandonar esos comportamientos, siguieron añadiendo más a la lista. Hacer deporte hace que te ganes apelativos como “marimacho”. Y lo digo en presente, porque a día de hoy aún hay gente que se escandaliza de ver mujeres musculadas… Si vamos al mundo laboral, ¡ya es para morirse! Los adjetivos  y comentarios hacia las mujeres que quieren ascender y tener una carrera, en el mundo de los negocios o de la política, son de todo menos amables. Zorra es lo más suave que te pueden llamar (26).

Se dice feminista, no feminazi

El culmen de los insultos llegó con la palabra feminazi. Analicemos el término detenidamente: tenemos una primera parte que hace referencia a feminismo, femenino. Y otra segunda que es nazi (nada más que explicar). Pues bien, hasta día de hoy, no hay ningún campo de exterminio del género masculino. Ni se hace jabón o botones con ellos. Así que identificar a los nazis con las feministas es un absurdo (27).

Como dice el título de este artículo, las feminazis no existen, ni han existido. Le debe de dar mucho miedo al heteropatriarcado el perder su posición privilegiada, el que las mujeres dejen de ser sumisas y obedientes…


Más artículos interesantes en Khronos Historia


Referencias

(1) Aquí os de dejo el enlace al artículo en cuestión: https://khronoshistoria.com/amazonas-feminazis-de-la-antigua-grecia/

Si os gusta el tema de las Amazonas, en nuestro magnífico libro Aranda y Montalbán, 2018, tenéis un capítulo dedicado a estas mujeres guerreras, pp. 25-36. Yo de vosotros lo compraba ya, porque hay un montón de historias magníficas sobre temas muy interesantes y variados: https://www.amazon.es/Historia-los-Marginados-Khronos/dp/8469793322

(2) Murnau y Sotillo, 2017, p. 8. En este magnífico libro, tenéis una definición mucho más amplia de lo que es el patriarcado. Apto para mayores, dummies y esencial para niños, por eso de educar en igualdad ya sabéis…

(3) Las mujeres desde que iniciamos nuestra vida fértil, es decir desde que nos viene la primera regla (menarquía), hasta que nos llega la menopausia tenemos que consumir productos específicos de higiene femenina, tampones, compresas, salvaslip, o copa menstrual, porque no es plan ir como nuestras abuelas con los pañitos. Pues todos estos productos de primera necesidad para nosotras son de pago, y grabados con impuestos. No es que queramos consumirlos por vanalidad, es una necesidad y por eso se pide su gratuidad o la retirada de grabámenes sobre ellos. Ya ni hablemos del “impuesto rosa”. ¿No sabéis lo que es?, pues es que te cobren más por un mismo producto, porque sea para chicas: maquinillas de afeitar, tintes de pelo, bolígrafos…

(4) R.A.E., 2014, voz matriarcado: http://dle.rae.es/?id=OcuG5j5

(5) Cantarella, 1991, pp. 18-19. Una gran explicación del término matriarcado, mucho más accesible y actual que la de Bachoffen (“El Matriarcado”).

(6) Cantarella, 1991,p. 15.

(7) Murnau y Sotillo, 2017, p. 23. En serio, es un libro magnífico, tenéis que leerlo.

(8) Murnau y Sotillo, 2017, p. 37. Venga, que os dejo aquí el enlace de donde podéis comprar el libro que sé que lo estáis deseando leer:  https://feministailustrada.com/

(9) Varela y Santolaya, 2018, p. 15. Otro pedazo de libro escrito por otras dos autoras españolas, Nuria Varela y Antonia Santolaya (ilustraciones). Estupendo y magnífico para adentrarse en la historia del feminismo.

(10) Feminismo para torpes: Como insultar (bien) a una mujer. https://www.youtube.com/watch?v=lczsnsanGQ4

(11) Cualquier libro que consultéis sobre historia de las mujeres en la Grecia Clásica os contará eso mismo, que el lugar de las mujeres era la casa, el oikos, y que el espacio exterior estaba reservado al hombre. Aquí os dejo los enlaces a los artículos sobre mujeres y Grecia que tenemos en Khronos: https://khronoshistoria.com/?s=mujer+grecia

(12) Si queréis saber más sobre Marston y Wonder Woman aquí teneís un artículo sobre el tema: https://khronoshistoria.com/amazona-onu-wonder-woman/

(13) Esta frase pertenece a una entrevista que Marston concedió al New York Times en 1937. Está recogida en el libro de Geoffrey C. Bunn sobre Marston: Bunn, 1997, p. 105.

(14) Los derechos del hombre y del ciudadano es un texto proclamado por la Asamblea Nacional en agosto de 1789, tras la constitución de la Asamblea Nacional y el famoso  Juramento del  Juego de Pelota. Las mujeres aparcadas fuera de los Estados Generales, posteriomente Asamblea Nacional, redactaron los “Cuadernos de Quejas”, ya que no se consideraban representadas. Como era de esperar no se les hizo ni caso. Nuria Varela os lo cuenta más pormenorizado: Varela y Santolaya, 2018, pp. 31-35.

(15) Dos fantásticos artículos de mi compañera y colega Ana Morillas Cobo sobre sendos personajes feministas. Olympe de Gouges: https://khronoshistoria.com/olympe-de-gouges-revolucion-hecha-mujer/ y Mary Wollstonecraft: https://khronoshistoria.com/mary-wollstonecraft-abuela-frankestein/

También podéis encontrar un articulo suyo sobre las sufragistas en Aranda y Montalbán, 2018, pp. 185-196.

(16) ¡Que gran canción! Seguro que habréis visto Mary Poppins un montón de veces y la única  canción que recordais es “supercalifragilistoespialidoso”. Pues esta canción la canta la sufragista madre de los niños que cuida Mary Poppins. Sí, tenían una madre, y era sufragista. Como anécdota cinematográfica contaros, que en esta escena se despide la anterior niñera, la novia de Frankenstein…

(17) Cuando hablo de Disney clásico me refiero al anterior a películas como Brave, con su princesa Mérida, tan Atalanta ella, y a la compra de estudios y franquicias como Star Wars, Marvel o Fox por parte de Disney. Ahora Leia es una princesa Disney, y Viuda negra, y ¡Divine!

(18) Una de esas mujeres que murió por defender sus derechos, fue Emily Davison: https://khronoshistoria.com/emily-davison-sufragista/

(19) Varela y Santolaya, 2018, pp. 70-73.

(20) Varela y Santolaya, 2018, p.78. En las páginas sucesivas se habla del movimiento sufragista en Inglaterra.

(21) https://www.nationalarchives.gov.uk/education/britain1906to1918/pdf/gallery-4-gaining-suffrage-case-studies.pdf

(22) Mercedes Expósito García, en el capítulo 3 de su libro De la GarÇon a la Pin-up nos habla sobre el movimiento sufragista, la diferencia entre sufragista y suffragette y por su puesto de Pankush. Expósito García, 2016, pp.93-118 .

En Khronos tenéis un magnífico artículo sobre una discípula de Pankush, la denominada Mary la acuchilladora: https://khronoshistoria.com/mary-la-acuchilladora-hacha-igualdad-sufragistas/

(23) Anderson y Zinsser, 2007, p. 863.

(24) Esta canción de Alaska y Dinarama del año 1986 se ha convertido en todo un himno para la comunidad Gay, pero bien puede adaptarse a cualquier persona o colectivo que se aleje de la norma social establecida.

(25) Flappers es el nombre con el que se conocía en Estados unidos a estas nuevas mujeres tan osadas y de comportamientos tan escandalosos. La más famosa de ellas fue Zelda Fitgerald. Sheila Robowtham habla de ella y de los locos años 20 (y sus locas mujeres) en el capítulo 3 de su libro A century of women. Rowbotham, 1999, pp.119-171 .

Si sois fans de los videojuegos y queréis saber que tiene que ver esta Zelda con la princesa de Hyrule https://khronoshistoria.com/zelda-historia-leyenda/

Además de las Flappers, estaban las GarÇon. Podríamos decir que eran la versión francesa de estas nuevas mujeres. En Expósito, 2016 podéis encontrar abundante información sobre ellas,pp.161-204, las flapper y Zelda, pp.229-258.

(26) En las conversaciones que se refieren a estos temas, cuando el individuo es una mujer, por desgracia, es de lo más habitual escuchar comentarios del tipo “a saber a quién se ha tirado” o “seguro que se acuesta con fulano o mengano”. Ese es el gran meritorio de las mujeres para ascender. Nunca, o muy rara vez, escucharás esos comentarios respecto a la carrera de un hombre. Os recomiendo una peli de los 80 protagonizada por Sigourney Weaber y Melanie Griffit, “Armas de mujer”, con una gran banda sonora por cierto de Carly Simon.

(27) El primer “lumbreras” en usar este término fue Rush Limbaug, norteamericano, republicano y antiabortista. Compraba el derecho al aborto de las mujeres, algo reclamado por las feministas, con el exterminio llevado a cabo por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Como dos gotas de agua vamos. La supremacía de la raza aria, que es la base del ideario nazi, no tiene nada que ver con el feminismo, que como ya comenté en el glosario, busca la igualdad, no la superioridad de unos sobre otros. Oxford University Press, 2018: http://www.oed.com/view/Entry/249385


Bibliografía

  • Aranda, J. y Montalbán R. (ed.), 2018, Historia de los Marginados, Khronos Historia.
  • Anderson, B. S. y Zinsser, J. P., 2007, Historia de las mujeres. Una historia propia, Crítica, Barcelona.
  • Bunn, G., 1997, “The lie detector, Wonder Woman and liberty: the life and work of William Moulton Marston”, History of de Human Science, vol.10, nº 1, pp. 91-119, Sage, London.
  • Cantarella, E., 1991, La calamidad ambigua. Condición e imagen de la mujer en la antigüedad griega y romana, Ediciones Clásicas, Madrid.
  • Expósito García, M., 2016, De la Garçon a la Pin-up. Mujeres y hombres en el siglo XX, Ediciones Cátedra, Madrid.
  • Murnau M. y Sotillo H., 2017, Feminismo ilustrado. Ideas para combatir el machismo, Peguin Random House Grupo Editorial, Barcelona.
  • Oxford University Press, 2018, Oxford English Dictionary. [En línea] Disponible en: http://www.oed.com/ (22 de septiembre de 2018).
  • R.A.E., 2014, Diccionario de la lengua española (23.aed.). [En línea] Disponible en: http://www.rae.es/rae.html (22 de septiembre de 2018).
  • Rowbotham, S., 1999, A Century of Women. The history of women in Britain and the United States, Penguin Books, N.Y.
  • Varela N. y Santolaya A., 2018, Feminismo para principiantes, Peguin Random House Grupo Editorial, Barcelona.

Dejar respuesta

Por favor deja tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí