En la sociedad en la que vivimos, el sexo ocupa un lugar muy importante en nuestras vidas. Quizás lo sobrevaloramos, y el sexo no sea tan esencial como decimos, ¿no os parece? Que si es bueno para el estrés, para la piel, para adelgazar, para dormir, etc.

El caso es que hay muchas maneras de sentir placer más que practicando el sexo tal y como lo conocemos hoy en día en Occidente. ¿Queréis saber cuál es otra de las formas para conseguirlo? Además, dejadme decir que el placer que conseguiréis será mucho mayor del acostumbrado. Bueno, os hablo del Trantrismo como espiritualidad hindú y sobre lo qué es el sexo tántrico o tantra. ¡Seguro que ya lo habíais adivinado! ¿Queréis saber sobre él? ¡Vamos a ello!

Empecemos por el principio. ¿Qué es el sexo tántrico o el tantra? ¿Cuándo surge?

No pensemos que el tantrismo es famoso porque sí. El tantra es conocer gracias a los libros sagrados encontrados en Pakistán y en La India, los cuales se originaron entre los siglos V a.C y IV a. C. La palabra «tantra» en sánscrito quiere decir unión, armonía entre aquello que, en un primer momento, puede parecer opuesto o contradictorio. (1)

En su origen mitológico tenemos a dos protagonistas fundamentales: Shakti y Shiva. Ambos, por este orden, son la representación de lo femenino y lo masculino. De esta forma, este par de dioses formaron una creativa pareja que se dedicaría a copular hasta formar el universo.

qué es el sexo tántrico - tantra tantrismo hinduismo relaciones sexuales energía
Shiva y Shakti de la leyenda hindú.

Así que, el mundo fue creado como resultado de un acto sexual, de un coito divino, y, aunque no se gozase tal y como lo habían hecho Shakti y Shiva _pues esto parece ser que fue brutal_ nosotros los humanos, los no divinos, podríamos practicar también ese acto, el sexo tántrico. (2)

Nos acercamos al concepto Tantra en sí

Lo erótico y sensual se convierte en la herramienta perfecta para que una pareja, formada por el hombre – lo masculino, Shavi – y la mujer – lo femenino, Shakti – pueda transmitirse y jugar con sus energías consiguiendo un placer sumamente agradable y delicioso.

La consecuencia resultante de la copulación es que el ser humano entienda el objetivo y fin de su existencia. (3) Así que, ya sabéis todos, nuestro objetivo en la vida es gozar y gozar practicando el sexo. No está mal, ¿no?

¿Qué es el sexo tántrico y desde cuándo existe? Historia y desarrollo

El punto de partida de esta práctica tan antiquísima se encuentra en los brahamanes o sacerdotes hindús. Estos estaban completamente seguros de que para entender la vida y sus misterios había que renunciar al sexo y al placer corporal. No obstante, los primeros tantristas  – con enormes conocimientos en yoga y en meditación –  debieron pensar que la sexualidad era una experiencia mística, y apostaron por alcanzar un placer incalculable a través del cuerpo. (4)

tantra tantrismo hinduismo relaciones sexuales energía
Los Brahamanes hindús.

No se trataba de ver al cuerpo como algo puramente material o somático, sino de un espacio al que debemos mimar y cuidar para obtener sus frutos: esas experiencias llenas de placer extraordinario. Nuestro cuerpo es “nuestro templo sagrado” y como tal, debemos atenderlo. (5)

Entonces, el objetivo del tantra es el placer. Hasta ahí llegamos todos, ¿verdad? Es esa experiencia que nos aporta el interior, nuestra esencia, sin centrarse únicamente en los genitales. Repito: sin centrarse solo en los genitales. En el tantrismo se utiliza absolutamente todo nuestro ser y nuestro cuerpo para alcanzar esa experiencia tan deleitosa. (6)

Se acabó la privacidad, los arios vienen para quedarse

Sabemos que el tantra es indio. La India es su cuna, otra cosa es que posteriormente fuese expandiéndose por el resto de Oriente. En el año 1500 a.C. se produjo una importante invasión en La India. Los arios habían sobrepasado sus fronteras violentamente y habían traído con ellos un montón de divinidades y sacerdotes.  Esta última casta, con los años, fue adquiriendo cada vez más y más poder y, como podemos imaginarnos, comenzaron a mezclarse ambas culturas, la india y la aria.  (7) El tantra se hizo con un importantísimo hueco en la vida de esta clase sacerdotal, pues era una manera perfecta de conseguir la más profunda y sobrehumana espiritualidad. (8)

El yoga entra en juego en sexo tántrico

Con el paso de las décadas, los filósofos y personas más curiosas comenzaron a introducir prácticas como el yoga en el tantrismo. Algunas deidades se transformaron, dando espacio a otras. Así comienza la versión que más se acerca a lo que conocemos hoy en día del tantra. (9)

budismo hinduismo tántrico - sexo con energía en la India
Imagen del budismo tántrico.

Cuando el budismo irrumpe y toma suficiente fuerza, empieza a ocasionar consecuencias como la renovación religiosa del país o diversas novedades en el sistema político del momento. Sin embargo, el tantra, que es el tema que nos ocupa, se fue desarrollando en la más profunda intimidad. Durante un milenio, solo lo practicaron unos cuantos privilegiados, los sabios. Destacan en este grupo los ascetas melenudos, quienes se cachondeaban de la rigidez de las tradiciones monásticas y la cultura hindú más conservadora. (10)

Posteriormente, tras el siglo XII, el tantra se extendió lentamente por Oriente. Llegaba primero a China, luego a Japón. En el siglo XIII, se propagó por toda La India, traspasando al Tíbet. (11)

Kundalini – mucho más que un orgasmo

Aunque hayamos leído en múltiples ocasiones que con solo mirarse uno puede alcanzar el orgasmo a través del sexo tantra o tántrico, lo cierto es que esto no es del todo así. El fin del tantrismo no es el orgasmo en sí, sino el placer general. Hablamos de una experiencia diferente. De ahí que haya sobrevivido tantos siglos. Es entonces cuando entra en juego la energía Kundalini. Aquí reposa ese ascetismo y espiritualidad del sexo. (12)

Los siete chakras y la energía Kundalini simbolizado en la serpiente.

Kundalini es como una serpiente. Sí, como un sigiloso reptil que descansa en nuestro primer chakra o punto de energía. Cuando se practica el sexo tantra o tántrico, esta serpiente va trepando por todos nuestros chakras hasta alcanzar un excepcional, sorprendente e insuperable clímax. Si esta serpiente se encuentra algún obstáculo (complejos, preocupaciones, desagrados) no conseguirá pasar de chakra, por lo que no se puede completar el recorrido y no alcanzará la cúspide: ese famoso placer tan sensacional. (13)

Consejillos para la práctica del sexo tántrico – Total, ya que estamos…

Para aquellos que se animen a realizar esta práctica tan milenaria, ahí van los consejos que uno/a debe cumplir para que la serpiente consiga llegar ¡hasta lo más alto! Nos encontramos con cuatro pilares fundamentales (14):

  • Aceptarse a sí mismo y al resto tal y como somos y son. Olvidarse de los defectos y complejos es primordial para abrir la puerta de ese mundo erótico del tantra.
  • No olvidar ningún sentido. Necesitamos que nuestros cinco sentidos lo estén dando todo para conseguir alcanzar ese placer que nos promete el tantrismo.
  • Libertad de expresión y de sentidos. Debemos decir libremente lo que pensamos, sentimos, experimentamos. Sin miedos, sin tabúes. Dejarse llevar es fundamental, pedir lo que deseamos y lo que más nos agrada es un punto clave.
  • Movimientos equilibrados. Nuestra energía debe estar acorde con el de nuestro/a compañero/a. Los movimientos tienen que ser armoniosos y llevar el mismo ritmo.

Espero que todo os salga bien y consigáis experimentar lo que sentían nuestros ancestros orientales. Aquí os dejo un vídeo donde se visualiza todo lo expuesto. ¡Suerte!



Khronos la Historia, como nunca te la enseñaron. Echa un vistazo a nuestra nueva web: Revista de artículos online de Historia.


Referencias y bibliografía

Referencias

(1) El Kiosko (2020).

(2) El Kiosko (2020).

(3) El Kiosko (2020).

(4) El Kiosko (2020).

(5) El Kiosko (2020).

(6) Portalatín, (2015).

(7) Román, (1996). P. 70.

(8) Román, (1996). P. 70.

(9) Román, (1996). P. 71.

(10) Román, (1996). P. 71.

(11) Román, (1996). P. 72.

(12) Portalatín, (2015).

(13) Portalatín, (2015).

(14) Portalatín, (2015).

Bibliografía

  • El Kiosco, (2020), Origen y fundamento del sexo tántrico. [En línea] Disponible en: http://www.elkiosko.com.mx/origen-y-fundamento-del-sexo-tantrico.htm  (2 de junio de 2020).
  • Román, M. T., (1996), “Sexualidad mágica y sagrada en la India Antigua: El tantrismo”, Espacio, Tiempo y Forma, Serie II, Historia Antigua, t. 9, pp. 65-93.
  • Portalatín, B., (2015), Tantra, el arte de los mil orgasmos. [En línea] Disponible en: https://www.elmundo.es/vidasana/2015/09/20/55fc206d22601d3c5b8b458f.html (2 de junio de 2020).