El papa, los palacios vaticanos, los museos vaticanos, corte papal, Vaticano
El chiringuito de la Iglesia en el Vaticano. A Love Story
5 (100%) 5 votes

La Iglesia en Roma no siempre gozó del esplendor que nos transmiten imágenes como las del Papa hablando ante multitudes de personas en la Plaza de San Pedro, los palacios y Museos Vaticanos o la misma Ciudad del Vaticano.

Roma, sede papal antes de la ciudad del vaticano
Mapa de Roma, con una viuda alegórica escenificando la ausencia de la Corte Papal. Fuente. 

Como con Amancio Ortega, hubo de comenzar desde abajo. En una época más convulsa para la Iglesia que un River-Boca en Argentina, el papado se estableció en Aviñón (1)como un exiliado en Suiza.

Una vez que la situación se fue normalizando tanto como la de un político investigado por corrupción, la Corte papal regresó a Roma.

Roma, la Maradona de la Antigüedad

el papado, la corte papal, Roma y la Ciudad del Vaticano
El Papado antes y ahora. Jonathan Pryce y el papa Francisco I. Fuente

La ciudad imperial era un lugar de mierda, deshabitada, con un urbanismo y arte tan ruinosos como el negocio de placas solares (2). El fracaso de la Iglesia en Roma estaba tan asegurado como las incoherencias del supremacismo de género. Sin embargo, se encontraron con un periodo de bonanza, junto a los diferentes avances que caracterizaron el Renacimiento.

Este periodo de esplendor se fusiona con un revival de la cultura de Grecia y Roma. A las personitas de la época, les molaban tanto estas civilizaciones que las llamaron “clásicas”Este gusto lo expresaron no solo a partir de la recuperación de la cultura antigua, sino también mediante la realización de diferentes remixes y remakes, algunos tan originales como las nuevas películas de Star Wars.

¿Y qué pinta la Iglesia en todo esto? Pues mucho. En el caso de Roma, con el retorno de la Corte papal, los diferentes pontífices realizaron actuaciones respecto a este tema.

Obras públicas y política, una historia de amor

A partir de iniciativas de pontífices como Martín V, Eugenio IV, Nicolás V, Sixto IV, Inocencio VIII, y Alejandro VI, Roma se vio beneficiada por diferentes programas de embellecimiento (3), siendo la Kim Kardashian del Mediterráneo. Esto fue posible gracias a la creación y consolidación de los maestri di strada, los Sr. Lobo de los Papas (4), que acicalaron la ciudad.

Basilica de san Pedro antes de la ultima reforma
Basílica de San Pedro (1483-1506) antes de la construcción de la famosa cúpula. Dibujo realizado por H.W. Brewer en 1891. Fuente.

¿Por amor al arte?

Estas intenciones escondían una serie de propósitos, puesto que no se trataban de monjas de la caridad… En unos años complicados por el Cisma y el poder del Imperio otomano, el cristianismo era todo un reallity de intrigas y reproches, para lo que era necesario un golpe de autoridad¿Y cómo podemos obtener poder y al mismo tiempo patrocinar el arte? Pues a través de la cultura.

La Iglesia se sube al carro del Renacimiento con diferentes iniciativas que unen lo antiguo y lo moderno, situándolos en el centro del escenario. A esto debemos añadir la proclamación del Año Santo en 1450 con la vuelta del jubileo, de gran interés para los peregrinos cristianos (Tomorrowland versión XV.0.) (5).

roma, sede papal
Vista de Roma, Liber Chronicarum. Hartmann Schedel. 1493. Fuente.

La mejora de la ciudad atraía no solo a turistas, sino también a toda clase de artistas, que recibían encargos para realizar nuevas obras (6) muchas de ellas a partir del arte antiguo (7). Estos especialistas también se encargaban de las excavaciones arqueológicas (8), la restauración de iglesias, y de las diferentes reformas que transforman radicalmente la zona.

Vaticano is the new sexy

El unboxing de la Antigüedad protagonizado por los pontífices no era una pose, ya que poseer antigüedades daba prestigio y poder.

Para llevar a cabo esta tarea y conseguir un mayor número de “papalievers”, la Corte  papal decidió trasladarse al Vaticano (9), una zona situada a la orilla izquierda del Tíber, de gran significado para la Iglesia católica (10). Al igual que Roma Central, el distrito Vaticano también estaba como Piongyang, de modo que los 4 fantásticos (Inocencio VIII, Alejandro VI, León X y Julio II), fueron los principales nombres del auge del barrio (11). 

Alejandro VI, interpretado por Jeremy Irons en la serie “Los Borgia”. Fuente.

Las principales reformas se realizaron en el Palacio del Vaticano, un casoplón al que no le faltaron materiales procedentes de las ruinas (12), destacando especialmente el mármol de Carrara (13).

Aunque algunos papas se dedicaron a hacer de Trump, Le Pen o Abascal con la matraca de la  expulsión del “inmigrante” (en este caso del Imperio otomano) (14), en su tiempo libre retomaban sus inclinaciones menos pecaminosasPara ello contaron con todo un equipo de galácticos en los que podemos destacar nombres como Verrocio, Ghirlandiao, Caradosso, Miguel Ángel, Bramante, Rafael, quienes, entre muchos otros, crearon lugares como la Capilla Sixtina o la Stanzia de la Signatura.

Villa Belvedere, el lugar más feliz de la Tierra

Belvedere (“Bella Vista”), posee un conjunto de estancias, de interior y al aire libre, con zonas de trabajo, estudio, relax, en las que están presentes elementos constructivos y vegetales, como los jardines, herederos de las villas (15) romanas (16).

Laocoonte. Agesandro, Atenodoro y Polidoro.. 40-30 a.C. Museo Pío Clementino. (Museos Vaticanos). Fuente.

Para este lugar, Inocencio VIII tuvo la idea, León X no hizo nada, y Julio II realizó casi todo el trabajo. Respecto a los bricomaníacos, participaron Bramante, Ligorio y Miguel Ángel, siendo Ligorio el que hizo realidad los bocetos de los otros dos.

En un patio localizado en la zona noroeste de todo ese complejo, se ubicaron una serie de esculturas (17), que constituyeron la colección más destacada del papado, y que dio lugar a los Museos Vaticanos (18).

Galería de las estatuas origen de los Museos Vaticanos en la Ciudad del Vaticano la Corte papal
Patio Octogonal, antes conocido como “Galería de las estatuas”. Museo Pío-Clementino (Museos Vaticanos). Fuente

La colección, exhibida en un patio octogonal, se compone de doce esculturas:

–        Laocoonte.

–        Apolo Belvedere.

–        Venux Félix.

–        Torso Belvedere.

–        Comodo-Hércules.

–        Grupo de Hércules y Anteo.

–        Antinoo.

–        Cleopatra.

–        Venux ex Balneo.

–        Ríos divinizados: Tigris, Tiber, Nilo.

Plaza de San Pedro. Fuente.

El retorno de la Corte papal a Roma transformó la política y la cultura italianas, así como del resto de territorios, a partir de seguir la moda de recuperar la Antigüedad, y de otras iniciativas como las de restaurar la propia ciudad y realizar nuevas construcciones.

Todo este conjunto de iniciativas, con sus luces y sus sombras, pertenecientes al humanismo cristiano, podemos disfrutarlas actualmente gracias a aquellas actuaciones, que más allá de los intereses más prácticos y/o egoístas situaban al Ser Humano en el centro de la acción y al conocimiento como un tesoro que conservar y enriquecer.


Mucho más sobre divulgación histórica en Khronos Historia


Referencias

(1) Miglio, ,1984, p. 85.

(2) Hollingsworth, 2002, p. 2. Greenhalgh, 1987,  p. 48.

(3) Ridley, 1992, pp. 118-119.

(4) Un cuerpo de oficiales encargados de la limpieza, restauración y el mantenimiento de la ciudad y el patrocinio a intelectuales y artistas todo un equipo de galácticos al servicio de la corte papal. Hollingsworth, 2002, p. 249.

(5) Hollingsworth, 2002,  p. 253.

(6) Greenhalgh, 1987, p. 58. Weiss, 1969, p. 181.

(7) Barkan, 1999, pp. 289-291.

(8) Hülsen, 1917, pp. 5-6.

(9) AA.VV., 2002.

(10) Debido al martirio de san Pedro así como por la construcción por parte de Constantino de una basílica como espacio sagrado de la memoria de dicho acontecimiento.

Por otra parte, la instalación de las élites en lugares históricos destacados atiende a un mecanismo de legitimación social basada en la asociación (real o ficticia) con el pasado.      Ribouillault, 2011 b, p. 2. Burroughs, 1994 b, p. 191 y 193.

(11) Barkan, 1999, pp. 36-38.

(12) Burckhardt, 1982, p. 142.

(13) Weiss, 1969, p. 98.

(14) Henry Taylor, 1960, p. 101.

(15) Sellers y Taylor, 2000.

(16) Hunt, 2012, pp. 98-102.

(17) Los principales pontífices que trasladaron esculturas a este lugar fue Julio II, y en menor medida, León X y Clemente VII aportaron


Bibliografía

  • AA.VV., 2002, The Papacy and the Vatican Palace.  Heilbrunn Timeline of Art History, The Metropolitan Museum of Art, New York. [En Línea] Disponible en: http://www.metmuseum.org/toah/hd/pope/hd_pope.htm  (28 de noviembre de 2015).
  • Barkan, L., 1999, Uneathing the Past: archaeology and aesthetics in the making of Renaissance culture Binghamtom, Vail-Ballou Press, New York.
  • Burckhardt, J., 1982, La cultura del Renacimiento en Italia, Edaf, Madrid.
  • Burroughs, C., 1994,  “Absolutism and the Rhetoric of Topography: Streets in the Rome  of Sixtus V”, en Celik, Z. et al. (eds.), Streets: critical perspectives on public space, pp. 189- 202, University of California Press, Berkeley.
  • Greenhalgh, M., 1987, La tradición clásica en el arte, Hermann Blume, Madrid. 
  • Henry Taylor, F., 1960, Artistas, Príncipes y Mercaderes: Historia del Coleccionismo desde Ramsés a Napoleón, Luis de Caralt, Barcelona.
  • Hollingsworth, M., 2002, El patronazgo artístico en la Italia del Renacimiento: de 1400 a principios del siglo XVI, Akal, Madrid.
  • Hülsen, C., 1917, Römische Antikengärten des XVI Jahrhunderts, C. Winter, Heidelberg.
  • Hunt, J. D., 2012, A world of gardens, Reaktion Books, London.
  • Miglio, M., 1984, “Roma dopo Avignone. La rinascita política dell´antico”, en Settis, S. (ed.) Memoria dell´antico nell´arte italiana, (I), L´uso dei classici, pp. 77-107, Giulio Einaudi, Torino.
  • Ribouillault, D., 2011, “La villa Montalto et l’idéal rustique de Sixte Quint”, Revue de L’Art  173, pp. 33-42.
  • Ridley, R. T., 1992, “To protect the Monuments: The Papal Antiquarian (1534-1870)”, Xenia Antiqua, I, pp. 117-154.
  • Sellers, V. B.; Taylor, G., 2000: “The Idea and Invention of the Villa”, in Heilbrunn Timeline of Art History, The Metropolitan Museum of Art, New York. [En Línea] Disponible en: https://www.metmuseum.org/toah/hd/villa/hd_villa.htm (30 de noviembre de 2015).
  • Weiss, R., 1969, The Renaissance discovery of Classical Antiquity, Basil Blackwell, Oxford.

4 Comentarios

  1. In cases like this, you will need to choose a simple picture frames.
    Waterslide paper emerges in clear or white however
    clear is much more preferred, given that any kind of unprinted
    locations for the image may be clear. It is maybe probably the most
    worldwide of mediums, in the its practice as well as in its range.

  2. In cases like this, you simply must go for a straight-forward picture frames.
    in April 22, 1560, he said:” Your Majesty, you’re invincible and retain the world in awe. Then it makes no difference if it’s heads or tail, one can possibly predict the ultimate results.

Dejar respuesta

Por favor deja tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí