Influencias y analogías en la saga Harry Potter
¡¡No apto para Muggles!! Harry Potter y los ladrones de historias
5 (100%) 3 votes

Todos los escritores son unos “delincuentes”. ¿Su delito? “Robar”. Y eso es algo que ya deberíamos de saber. De hecho, existen muchos ejemplos de estos “hurtos”. Si no que se lo digan a los hermanos Grimm o, por qué no, a Disney. Esta historia de ladronzuelos, que implica a la mismísima saga Harry Potter, no podía faltar en las historias de Khronos.

El “delito” al descubierto: ¿Harry Potter es un “imitador”?

Ya en su momento, los hermanos Grimm, cuando recopilaron las leyendas tradicionales alemanas, se dieron cuenta de dicho “delito”. Muchos de los cuentos se parecían a otras historias que se contaban también en otras partes del mundo (1). Posiblemente, el origen común de todas estas narraciones lo tengamos que buscar en las cavernas de nuestros amigos prehistóricos (2). Fuera como fuese, se puede establecer una correlación entre estos primeros relatos y los cuentos que los hermanos recopilaron (3). Así como con la influencia e imitación de éstos en la literatura universal (4). En el siglo XX no iban a ser menos. Es aquí cuando aparece Harry Potter. Este,  junto con Merlín y Gandalf, va a ser el más famoso y querido mago de todos los tiempos. Y, encima, es un niñato comparado con esos dos abueletes. Harry da nombre a la saga escrita por J. K. Rowling.

Renovando los mitos y leyendas: influencias en la saga Harry Potter

Harry es un personaje que, por su gran éxito a nivel mundial, es perfecto para enseñarnos cómo los mitos y leyendas se reciclan y rejuvenecen. ¡Y  sin pasar por quirófano! Al fin y al cabo, el ser humano, desde sus inicios, ha recurrido a los mitos para intentar dar una explicación de la realidad que lo rodea. Y en éstos, la lucha entre el bien y el mal siempre está presente. En este caso: Harry Potter vs Lord Voldemort.

Harry Potter se ha convertido en un modelo con una influencia que ha sido y es sobresaliente. Igual que sucedió con  Jasón, Aquiles o incluso los superhéroes más actuales como  Wonder Woman, en sus respectivas generaciones. Prueba de la influencia de estos personajes la tenemos, por ejemplo, en la figura de Alejandro Magno. Éste mostró gran interés en relacionar su linaje con el de Aquiles (5). Otro ejemplo más cercano, sería el de la figura de Wonder Woman como un referente del feminismo (6). De la misma forma que todos estos personajes, Harry Potter se ha convertido en todo un modelo de superación personal. ¡Y no es para menos! La vida de la propia autora es un relato de superación (7).

La historia de Potter es un relato mestizo, mitad cuento de hadas, mitad leyendas medievales. Un relato que rescata, una vez más (8), el mito del héroe (9).

Harry Potter y Cenicienta

Pero, ¿por qué es un cuento de hadas? Veréis, Harry tiene ciertas similitudes con el cuento de Cenicienta. Es huérfano, al igual que la princesa, y es ayudado  por un “hado madrino”, Albus Dumbeldore; en el caso de Cenicienta, “hada madrina”. Además, tanto una como otro, gracias a la magia, se encontrarán a sí mismos. Y también, gracias a ella, podrán escapar de la crueldad del entorno en el que viven.

Harry Potter y la cultura grecolatina

La saga Harry Potter es una  historia que investiga lo antiguo. Tanto es así que la autora echa mano del latín para los nombres de personajes -Albus, Severus…- (10) y conjuros. Algunos de ellos son tan peligrosos como la maldición cruciatus (11), o el famoso hechizo de expelliarmus  (12). También recurre al griego para nombres como, por ejemplo, Alastor que hace referencia a cierto dios griego vengativo. Además, J. K. Rowling hace uso de criaturas de la mitología clásica antigua; como el Basilisco, al que se tiene que enfrentar Potter en el segundo libro de la saga: Harry Potter y la Cámara Secreta.

Harry Potter y la leyenda medieval

Harry tampoco es ajeno al hechizo de la cultura medieval. No hay más que fijarse en la leyenda medieval del joven rey Arturo. El joven Arturo es tutelado por un viejo mago, Merlín, quien lo guiará hacia su destino: ser rey. En el caso de Potter, éste es preparado por Dumbledore para su sino: derrotar a Voldemort. En ambos casos, además, tenemos una espada “poderosa” de por medio: Harry y la espada de Gryffindor, Arturo y Excálibur (13).

La alquimia, una práctica muy común durante la Edad Media, también está presente en la historia de Harry Potter. No en vano, el primer libro de la saga lleva por título Harry Potter y la Piedra filosofal. Ésta era el “ingrediente” principal, rico, rico y con fundamento, para poder hacer alquimia de la buena.

Harry Potter y la caza de brujas

Otro ejemplo de esta tradición medieval (aunque en este caso se podría llevar hacia atrás, hasta época antigua, y hacia adelante, hasta época moderna) en Harry Potter, sería la caza de brujas. En la novela, se refleja a través del cuidado que tienen los magos de no ser descubiertos por los humanos corrientes, los muggles. A tal efecto, se elaboró un Estatuto Internacional del Secreto Mágico (14). Éste tiene el fin de salvaguardar la comunidad mágica de los muggles y sus ataques (15).

Harry Potter y la caballería

Otro punto a resaltar, sería la influencia del Código de Caballería Medieval. Harry es elegido por derecho de nacimiento, como si de un caballero se tratase. En tanto en cuanto es el propio Voldemort quien lo inviste como tal, al marcarlo (16).  Además, posee una serie de virtudes muy caballerescas. Destacan su valentía y su generosidad, que le permitirán, finalmente, hacer frente a su enemigo. También cabría destacar, entre otras, la relación de Voldemort y los mortífagos (17). Ésta recuerda a la relación que se establecía entre un caballero y su señor (18).

Harry Potter y las criaturas mágicas

Por otra parte, hay que mencionar el abanico de criaturas mágicas que aparecen en el universo de J. K. Rowling. De entre todas ellas, cabe destacar a los dragones.

El dragón es un ser de una elaborada y compleja simbología y que se puede encontrar en diversas culturas (19). Rowling recupera los elementos y atributos medievales y los extrapola a la realidad contemporánea y fantástica del mundo de Potter. Aparecen como un enemigo a batir, para lograr el trofeo que custodian. Es decir, son el prototipo de adversario gracias a el que, con su derrota, el héroe conseguirá su preciado tesoro, que lo llevará a la gloria. No hay más que ver el enfrentamiento de Harry contra el colacuerno húngaro, en la primera prueba de El Torneo de los Tres Magos (20).

También hacen acto de presencia criaturas fácilmente identificables en el imaginario popular, como trolls, grifos, centauros o el fénix. Sin embargo, hay otras criaturas cuyos nombres no suelen ser tan familiares. Como los grindylows y los boggarts, que tienen su origen en la mitología celta y anglosajona (21).

Harry Potter y el cuento del mercader

Por último, son de debida mención los Cuentos de Canterbury de Geoffrey Chaucer (22), ya que, la autora de Harry Potter recurre a uno de ellos. Concretamente, utiliza el cuento del mercader de indulgencias (23). Le sirve como fuente de inspiración para el relato (24) que Xenophilius Lovegood (25) les cuenta a Harry y sus amigos en el último libro de la saga: Harry Potter y las reliquias de la muerte.

Imagen de “El Cuento de los Tres Hermanos”. Fuente

Harry Potter y la reinvención del mito

Resumiendo, y siendo consciente de que quedan muchos aspectos que se podrían analizar, la saga de Harry Potter es un claro referente de las diversas mutaciones y reinvenciones a las que son sometidos los mitos y los cuentos a lo largo de la historia. La saga de Rowling es una fusión de mitología y folclore que acerca al lector contemporáneo, algunas veces de forma sutil y otras no tanto, a una época pretérita. Se ha convertido, de esta manera, en una herramienta eficaz de transmisión de un pasado que, más de lo que creemos, pervive en nuestro tiempo.


Más artículos muy interesantes de historia 


Referencias

(1) Se puede apreciar cómo en lugares tan distantes del planeta, existen mitos con características muy similares a la hora de explicar el universo.

(2) Pese a que no se puede comprobar a ciencia cierta, no sería de extrañar que la pasión de contar cuentos se iniciara en la prehistoria, en tanto en cuanto el afán del hombre por conocer y dar explicación al universo que lo rodea, es algo inherente a su ser.

(3) El antropólogo Jamie Tehrani, de la Universidad de Durham, y la experta en literatura Sara Garça da Silva, han hecho una investigación al respecto, echando mano de una base de datos de cuentos, el índice Aarne Thomson Uter, para comprobar estos supuestos y encontrar el origen común a estos cuentos.

(4) Como ejemplo de lo dicho, tenemos el cuento de El herrero y el diablo, del cual han pasado ya 6000 años (quizás más), desde la primera vez que tenemos noticias de su existencia. En él se nos relata como un herrero, que quiere poder soldar cualquier material, vende su alma al diablo. Una vez que este último le concede el deseo, el hombre lo atrapa soldándolo al suelo, hasta que el ente maligno lo libera del trato. Estamos, sin duda, ante el antecedente más antiguo de Fausto.

(5) Renault, 2004, pp. 13-27.

(6) Ver Sanjuan Iglesias, E. M., 2016, “Una amazona en la ONU”, en Khronos la historia como nunca te la enseñaron. Disponible en http://khronoshistoria.com/amazona-onu-wonder-woman/ (17, Noviembre, 2016).

(7) Fry, Stephen Living with Harry Potter, BBC Radio4, 10 December 2005.

(8)  Los ingleses son muy conservadores con sus propias leyendas, ello no implica que no sufran constantes transformaciones, pero no desechan nada, reinventan. Prueba de ello la tenemos en la inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres del 2012, donde dejan patente su tradición cuentística. La propia J.K. Rowling, aparece en la inauguración de los Juegos Olímpicos, leyendo un fragmento de Peter Pan, mientras se realiza una fantástica performance. Podemos también destacar la figura de J. R. R. Tolkien y su interés (como buen filólogo y lingüista) tanto por la obra de Beowulf, como por la mitología nórdica, todo ello reflejado en su creación El Señor de los anillos.

(9) Joseph J. Campbell, en su obra El héroe de las mil caras: psicoanálisis del mito, propone que todas las culturas comparten un único modelo del viaje heroico. A nuestro Héroe (normalmente huérfano), se le arranca del anonimato; alguien mayor que él y más sabio, le cuenta cuál es su destino; ve aumentar su confianza en sí mismo, y va en busca de la victoria, sobre los poderes del mal. Todas estas historias, tienen en común un punto de partida: el Héroe o Heroína no saben quiénes son ellos mismos. Buscan sus propias identidades (incluida la verdad de su linaje) y marchan en pos de la derrota del mal.

(10) Albus proviene de albus, -a, -um: “blanco”. Severus proviene de severus, -a, -um: “severo”.

(11) Etimológicamente, su significado es “tortura”.

(12) Combina expellere: “expulsar, empujar” y arma: “armas de guerra”. La terminación –mus es un añadido para hacer la palabra más culta, no tiene otro motivo.

(13) La idea de ser digno de poseer la espada de Gryffindor, se asemeja demasiado a la propia de Excalibur. Así mismo, en el libro Harry Potter y las Reliquias de la Muerte, Harry recupera la espada de Gryffindor de un lago, acto que recuerda a la versión de la leyenda de Excalibur, que es entregada por la Dama del Lago a Arturo.

(14) El Departamento de Seguridad Mágica es el encargado de hacer cumplir dicho estatuto. Una de las divisiones que se encuentra dentro de este departamento, es la Oficina de los Aurores (investigan delitos relacionados con las Artes Oscuras).

(15) «A medida que la caza de brujas era cada vez más feroz, las familias de magos comenzaron a vivir una doble vida, con encantamientos de ocultación para protegerse y proteger a sus familias. Ya en el siglo XVII, cualquier mago o bruja que optara por fraternizar con los muggles se convertía en sospechoso, incluso un marginado en su propia comunidad.» —Las notas de Albus Dumbledore en “El Mago y el Cazo Saltarín”, en Rowling, 2017, Los cuentos de Beedle el bardo.

(16) Se puede encontrar un abanico de similitudes entre las directrices del mundo de la caballería y la premisa de la saga de Rowling. Uno de los aspectos más básicos que se contempla, es que un caballero sea “elegido” por derecho de nacimiento, además de pertenecer a la clase aristocrática. El enemigo que Voldemort elige como igual, es Harry, un mago de sangre pura; es decir a un noble.

(17) Seguidores incondicionales de Lord Voldemort.

(18) Relaciones que se dieron durante el feudalismo, a través de las cuales el señor feudal le concede al vasallo, entre otras cosas, protección y mantenimiento, y a cambio, el vasallo debe apoyar militarmente a su señor y serle siempre fiel.

(19) Se pueden distinguir dos tradiciones fundamentales que agrupan a una multitud de mitologías de diferentes pueblos. Por una parte, estarían los dragones, procedentes de la cultura popular occidental y más europea y, por otra parte, los dragones orientales, procedentes de la mitología china, japonesa o incluso coreana.

(20) Rowling, 2001. Una vez lo derrota, el desprecio que le profesaban sus compañeros se transforma en admiración y casi, casi adoración.

(21) Los Gryndilow son demonios acuáticos que provienen del folclore inglés. Por otra parte, el Boggart, en la mitología celta-anglosajona, es un espíritu doméstico, generalmente travieso o con intenciones malvadas, pero que, en ocasiones, también se puede mostrar servicial.

(22) Poeta inglés y hombre cercano a la corte de la segunda mitad del S. XIV. Su obra más ambiciosa son los Cuentos de Canterbury, conjunto de relatos en verso inspirados en el Decamerón de Bocaccio. En dicha obra se recoge casi la totalidad de los géneros de la cuentística medieval.

(23) Tres jugadores borrachos deciden ir en busca de la muerte.

(24) El Cuento de los Tres Magos: la Muerte, furiosa porque tres hermanos la habían evitado gracias a su magia que les permitió cruzar un río, muy astuta, fingió felicidad por la proeza de estos tres magos y les concedió un deseo a cada uno. El hermano mayor, pidió la varita más poderosa de todas (varita de sauco), el mediano pidió una piedra (piedra de resurrección) para resucitar a los muertos (humillando más a la Muerte), mientras que el pequeño, más sensato, desconfiando de la Muerte, le pidió una capa de invisibilidad. Sólo el hermano menor lograría burlar a la muerte hasta una edad muy avanzada.

(25) Mago chiflado (al menos eso eran lo que creían los demás), fundador y editor de la revista El Quisquilloso y padre de Luna. Ve una oportunidad de recuperar a su hija de la mano de los mortífagos entregándoles a Harry y a sus compañeros. Para ello, hace tiempo, mientras llegan los mortífagos, contándoles El Cuento de los Tres Hermanos. Ver (24).


Bibliografía

  • Blake, A., 2000, La irresistible ascensión de Harry Potter, Edaf, Madrid.
  • Campbell, J., 2015, El héroe de las mil caras: psicoanálisis del mito, Fondo de cultura económica de España S.L., Madrid.
  • Delgado Jiménez, A., García Ferrer, D., y Truneanu Castillo, V., 2007, “Los procesos de significación en la saga Harry Potter de J. K. Rowling”, situArte, revista arbitrada de la facultad de arte de la universidad del Zulia, año 2, Nº3.
  • Chaucer, G., 2012, Cuentos de Canterbury, Vicens-Vives, Barcelona.
  • Granger, J., 2017, “J.K.Rowling’s Medievalism”, hogwartsprofessor.com, 23 de julio de 2008. [En linea]. Disponible en http://www.hogwartsprofessor.com/j-k-rowlings-medievalism (14 de marzo de 2018).
  • Heisig, W. J., 1976, El cuento detrás del cuento, Editorial Guadalupe, Buenos Aires.
  • Levack, B. P., 1995, La caza de brujas en la Europa moderna, Alianza Editorial, Madrid.
  • Pérez Moro, I., 2017, Medieval Influence on Contemporany Literatura: Bestiaries and animal symbology in the Universe of Harry Potter (TFG), Universidad Autónoma de Barcelona, Barcelona.
  • Renault, M., 2004, Alejandro Magno, ABC, Madrid.
  • Rowling, J.K., 1999, Harry Potter y la piedra filosofal, Salamandra, Barcelona.
  • Rowling, J.K., 1999, Harry Potter y la cámara secreta, Salamandra, Barcelona.
  • Rowling, J.K., 2000, Harry Potter y el prisionero de Azkaban, Salamandra, Barcelona.
  • Rowling, J.K., 2001, Harry Potter y el cáliz de fuego, Salamandra, Barcelona.
  • Rowling, J.K., 2004, Harry Potter y la Orden del Fénix, Salamandra, Barcelona.
  • Rowling, J.K., 2006, Harry Potter y el misterio del príncipe, Salamandra, Barcelona.
  • Rowling, J.K., 2008, Harry Potter y las reliquias de la muerte, Salamandra, Barcelona.
  • Rowling, J. K., 2017, Los cuentos de Beedle el bardo, Salamandra, Barcelona.
  • Rowling, J. K., 2017, Animales fantásticos y donde encontrarlos,  Salamandra, Barcelona.
  • Santiago Franco C., 2012, “La dualidad de Harry Potter: fenómeno mediático y héroe clásico”, Investigación universitaria multidisciplinar: Revista de investigación de la universidad Simón Bolivar, Nº 11, pp. 35-41.

Dejar respuesta

Por favor deja tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí