Por un lado, nos encontramos a una de las potencias mundiales del momento: EE UU, que pese a no haber tomado parte directa en el conflicto en el cual nos encontramos cronológicamente, la Segunda Guerra Mundial (1), tenía muy claros sus apoyos. Por otro lado, observamos cómo hay un país que está escalando poco a poco la montaña en la que EE UU tiene cumbre, Japón, actuación la cual los americanos controlaban desde hacía años ya que les gusta jugar solos. Y en medio de ellos, el puerto de Pearl Harbor.

Peligrosos contrincantes

La relación previa era económicamente muy beneficiosa para ambos países, ya que la mayoría del petróleo que llegaba a Japón era americano. Vamos, que era un filón o, lo que es lo mismo, una entrada ingente de divisas en Estados Unidos.

Además, los japoneses necesitaban recursos energéticos para llevar a cabo sus planes. Uno de los más ambiciosos era conseguir la hegemonía nipona en Asia, así fue como las relaciones empezaran a tensarse hasta llegar al desastre de Pearl Harbor.

Por el interés te quiero Andrés

En 1940 con la Ley de Préstamo y Arriendo (2), Estados Unidos comenzó a exportar todo tipo de productos a los diferentes países en guerra, pero con la invasión de China (3), empezaría a ponerle trabas al Imperio japonés a través del embargo las exportaciones de petróleo, dicha acción frenaría sus invasiones asiáticas al carecer de otro método de obtención de este.

Ante este ‘ataque’ económico, Japón firma con Alemania e Italia el Pacto Tripartito (4). Finalmente, tras este pacto, Roosevelt (5) decidiría por poner fin al comercio de petróleo con el país nipón. Pero este acercamiento no había sido el primero ya que Alemania desde 1936, con la mención sobre el Eje Roma-Berlín del Duce italiano, Benito Mussolini, había establecido un buen contacto con dicha potencia, al igual que con Japón.

Y comenzó la guerra

Mientras Japón estaba inmerso en una guerra asiática tanto con China como con la Unión Soviética por el choque de sus fronteras, su aliada Alemania, iba a comenzar uno de los conflictos más importantes de la Historia, la Segunda Guerra Mundial. Tras adherir a territorio alemán Austria y los Sudetes (6), el 1 de septiembre de 1939 los germanos invaden Polonia (7). Esto provocó que Gran Bretaña y Francia contestarán con un ultimátum de dos días para que Alemania retirara sus tropas. Ante la negativa alemana, ambos países, junto a Nueva Zelanda, declaran la guerra a Alemania.

II Guerra Mundial, Batalla del Pacífico, Pearl Harbor
Imágenes de guerra. Fuente: 20minutos 

La URSS y Japón se hacen colegas

Mientras este conflicto está vigente, la URSS mantenía un pacto secreto con Alemania (8). Pacto que Hitler termina traicionando, al comenzar la invasión en territorio soviético, lo que provoca una sustancial modificación de las relaciones soviético-japonesas que terminarán por cambiar el destino de la guerra. Hitler comienza la invasión de la URSS (9)pero, por miedo a mantener dos frentes abiertos contra dos potencias aliadas, cierra el frente oriental y firma un tratado de no agresión con el Imperio japonés (10) con la consecuencia de que el territorio nipón variase de objetivos y se fijase en un posible frente oriental.

La primera ficha del dominó: Pearl Harbor

Japón quería controlar el Pacífico, por lo que necesitaba debilitar a EEUU. El lugar idóneo era Pearl Harbor, donde se encontraban, según el Alto Mando japonés, los mayores instrumentos navales de la flota estadounidense: tres portaaviones (Lexington, Enterprise y Saratoga) y ocho acorazados. Además esto, en Pearl Harbor había de decenas de destructores y cientos de aviones.

El ataque que planearon tenía como objetivo eliminar del tablero a los Estados Unidos, pero lo que realmente consiguieron, fue todo lo contrario, que los americanos »tirasen un all-in a la guerra». La conmoción popular que se sufrió los días posteriores al ataque de Pearl Harbor, junto con los métodos propagandísticos, consiguieron provocar en la gente una reacción de ofensa y venganza que terminaría en la declaración de la guerra.

Un emperador sin personalidad, el origen del ataque

Pese a la inicial negativa del emperador Hirohito (11) de atacar a Estados Unidos, el almirante Isokoru Yamamoto (12) comienza en febrero a planear un ataque contra Pearl Harbor. Finalmente, el emperador termina aprobando la operación de su almirante y acepta llevar a cabo el ataque.

Maqueta japonesa de Pearl Harbor. 
Maqueta japonesa de Pearl Harbor. Fuente: National Geographic

Este consistiría en un ataque aéreo sobre el puerto de Pearl Harbor con el principal objetivo de destruir los portaaviones y los acorazados; aunque finalmente, estos objetivos no pudieron ser encontrados por los pilotos japoneses, ya que los tres portaaviones se encontraban fuera del puerto. ¡Qué mala pata!

Estados Unidos disponía de tres portaaviones en dicho puerto. Tras los mensajes recibidos por el jefe del Estado Mayor, Douglas MacArthur (13), el portaaviones Lexington y el Enterprise se desplazaran a las Islas Midway y Wake Island respectivamente, dos islas americanas más al oeste de Pearl Harbour. El tercero, el Saratoga, se encontraba en costas continentales por cuestiones de mantenimiento.

Vayamos por partes

El ataque se produciría en tres oleadas. Alrededor de 400 aviones, 6 portaaviones y 23 submarinos, aparte de otros apoyos como destructores o acorazados.

La primera oleada tenía como misión, mediante rasante, acabar con la aviación estadounidense, mientras se procedía al lanzamiento de los torpedos Tipo 95 (14). Las fuerzas niponas provocaron una mínimas bajas entre las tropas americanas, pero moralmente consiguieron el objetivo deseado por los Estados Unidos.

El ataque a Pearl Harbor. 

 Consecuencias del ataque a Pearl Harbor

Al día siguiente, Roosevelt declara la guerra a Japón con un discurso en el que se refiere a ese día como ‘‘una fecha que vivirá en la infamia’’(15). Dos jornadas después, amplía la declaración de guerra al resto de las potencias del Eje. Con este acto, el trascurso de la guerra cambia totalmente. Junto al fracaso de la operación Barbarroja por parte de los nazis, los Aliados conseguirían vencer el 2 de septiembre de 1945.

Alemania firma el armisticio, dando fin así a la Segunda Guerra Mundial.

La Guerra del Pacífico, en la cual Japón persiste, se mantuvo más, hasta Hiroshima y Nagasaki (16). Cinco días después el emperador Hirohito se rinde de manera incondicional. Puede que estos bombardeos fueran una venganza por Pearl Harbor, ya que en ningún momento se ofreció la paz a Japón.

Hongo bomba Hirosima
Humo de seis kilómetros provocado por la bomba de Hiroshima. Fuente

Esta ‘venganza’ se cobró más de 70.000 vidas directas, más los irreparables daños a las salud de cientos de miles de nipones por la radiación. Japón provocó menos de 2.500 bajas de militares en Pearl Harbor y dos acorazados perdidos, el USS Arizona y USS Utah.

¿Infamia o excusa?

Tras estos datos tan formales llegamos al meollo del asunto; esto me gusta… ¿Estados Unidos conocía la intención nipona sobre el ataque o fue realmente una sorpresa? Sinceramente, viniendo de un país como es EE UU, nunca podremos confiar completamente de que no fuesen capaces de intervenir dicha información habiendo pinchado su red de comunicaciones. Tenían graves sospechas desde el Estado Mayor. Estas dudas no son únicamente por sus capacidades, sino por las casualidades que le ocurren al país americano justo antes de meterse en guerras de las cuales posteriormente se benefician tanto. ¿Creen que nos hemos olvidado del Maine?

 Fuera  teorías conspiratorias

Vamos a centrarnos en datos reales y porqué podemos llegar a pensar esta hipótesis.

En primer lugar, los americanos llevaban desde el comienzo de la guerra pendientes del frente asiático y ya habían tomado represalias contra los japoneses por invadir China, por lo que, habiendo abierto ellos la puerta de los ataques, ¿realmente se esperaban que una potencia en crecimiento no iba a responderles? Obviamente sí que lo esperaban. Aparte, tenían esperanzas de que el Imperio japonés les atacase, como deja claro Mc Arthur en sus mensajes al general al mando de las fuerzas hawaianas, según el mensaje enviado:

‘‘Estados Unidos desea que Japón cometa el primer acto manifiesto’’(17),

Esto deja claro que un ataque sorpresa e infame no sería.

Tampoco podemos olvidar el oportuno movimiento de dos de los portaaviones, (el Saratoga, por temas de reparación, se había movilizado meses antes). Mucha casualidad. El Lexington el día posterior a los mensajes de Mc Arthur y el Enterprise un día antes del ataque. Éste primero que debía estar de vuelta el día 6, tuvo un fortuito retraso que lo dejó a 200 millas de la isla.

Finalmente, las dudas que tienen los propios norteamericanos sobre sí mismos, ya que publicaron un artículo en el Washington Post reflexionando sobre la posibilidad de que el jefe del FBI, J. Edgard Hoover, tuviese o no conocimiento sobre el ataque a Pearl Harbor. debido a que durante los tres últimos meses anteriores al ataque había recibido avisos sobre el ataque inminente de la nación asiática (18).


No te pierdas otras batallas de la II Guerra Mundial en Khronos Historia


Referencias y bibliografía

Referencias

(1) SGM

(2) También llamada: »Ley para promover la Defensa de los Estados Unidos», dedicada al control de la exportación de alimentos, material militar, petróleo… a las potencias aliadas y a China  y posteriormente URSS.

(3) Japón atacó y conquisto Manchuria en 1931 cambiándola de nombre a Manchukuo al año siguiente y que usará de puente para atacar China en 1937. La invasión dio pie a la Segunda Guerra Sino-japonesa que acabaría con el bombardeo estadounidense de Nagasaki.

(4) Firmado el 20 de septiembre de 1940 entre Italia, Alemania y el Imperio japonés. Con este acto se constituiría la alianza militar definitiva de las Potencias del Eje para enfrentarse a los Aliados.

(5) Franklin Delano Roosevelt (30 de enero de 1882 -12 de abril de 1945) fue el trigésimo segundo presidente de los Estados Unidos, del partido demócrata. Uno de los mayores artífices de la victoria aliada.

(6) Estas adhesiones fueron justificadas por Hitler mediante la Lebensraum, el espacio vital que necesita la raza aria.

(7) La invasión de Polonia tuvo un justificado casus belli, un supuesto ataque polaco a una radio alemana. Posteriormente fue investigado y demostrada su falsedad.

(8) El Pacto Ribbentrop-Mólotov, firmado por ambas potencias en Moscú, el 23 de agosto de 1939. Este pacto aceptaba un acuerdo de no agresión y la división de Polonia como zona de influencia de ambas potencias.

(9) 22 de junio de 1941.

(10) 13 de abril de 1941.

(11) Nacido en 1901. el emperador 124 de Japón. Fue coronado en 1926 tras la muerte de su padre hasta su fallecimiento en 1989.

(12) Isoroku Yamamoto, nacido el 4 de abril de 1884 y murió el 18 de abril de 1943, político y militar japonés que llegó a ostentar rango de almirante como el comandante en jefe de la Flota Combinada de la Armada Imperial Japonesa durante la Segunda Guerra Mundial. Uno de los mayores artífices del ataque a Pearl Harbor

(13)  Mensajes enviados el 27 de noviembre de 1941. https://text-message.blogs.archives.gov/2018/12/06/prologue-to-pearl-harbor-the-spy-flight-that-wasnt-part-ii/#_ftn6

(14) Tipo de torpedo creado especialmente para el ataque de Pearl Harbor por sus costas poco profundas.

(15) Hotta, 2015. ‘‘Mr. Vice President, Mr. Speaker, members of the Senate and the House of Representatives: Yesterday, December 7th, 1941 — a date which will live in infamy — the United States of America was suddenly and deliberately attacked by naval and air forces of the Empire of Japan’’

(16) Días 6 y 9 de agosto de 1945, respectivamente.

(17) Cablegram, 1941.

(18) O´Toole, 1982, p. C-1.


Bibliografía

  • Cablegram #624, 1941, Marshall to Commanding General, U.S. Army Forces in the Far East, November 27, File: 381 (11-27-41) Far Eastern Situation, Classified Decimal File 1940-1942 (Entry 360)  [NAID 7933774],  Records of the Adjutant General’s Office, 1917-, RG 407.
  • Cañete, H. A., 2010, Aviación del Cuerpo de marines durante la Segunda Guerra Mundial, Grupo de Estudios de Historia Militar (GEHM).
  • Hotta, E., 2015, El camino a la infamia: Pearl Harbor, Galaxia Gutenberg, Barcelona.
  • O´Toole, T., 1982, «Did Hoover Know Of Pearl Harbor?»,Washington Post, 2 de diciembre.