magia islámica
La magia islámica y la Inquisición española tras la caída de Al-Ándalus
5 (100%) 2 vote[s]

Los libros de Historia cuentan con gran entusiasmo cómo los Reyes Católicos consiguieron hacerse con Granada en 1492 dando, por fin, el golpe definitivo al gran Al-Ándalus que formó parte de la Historia española durante siglos. Sin embargo, poco se cuenta acerca de las personas que formaron parte de ese Al-Ándalus conquistado. ¿Qué pasó con sus vidas, con sus costumbres o con su religión? Es en los libros de Historia donde se nos muestra la figura de los moriscos o musulmanes bautizados. Una minoría que, como veremos más adelante, puede resultar más interesante de lo que en un principio parece.

magia islámica, magia en el islam
Expulsión de los moriscos por Puig Roda. Fuente.

Por otro lado, no es ninguna novedad que la Inquisición española estuvo durante siglos persiguiendo brujas y quemándolas vivas, o expulsando a todo aquel que no pensase o actuase según la Iglesia católica, como los moriscos. Pero ¿y si juntamos la brujería con los moriscos? ¡Para la Inquisición esto sería la bomba! Si quieres saber más sobre la herencia mágica que nos dejó Al-Ándalus este es el artículo perfecto. ¡Sigue leyendo!

¿Quiénes practicaban las artes mágicas en Al-Ándalus?

Como en la gran mayoría de las culturas, el ejercicio de la mágica islámica solía estar atribuido a las mujeres. Esto se debía muy probablemente a esa “obsesión” social de atribuir un carácter embrujado a las dotes seductoras femeninas. Evidentemente, existían casos de magos pero, generalmente, es en las mujeres donde recaía el uso de las prácticas mágicas. Asimismo, las personas que dominaban la brujería o hechicería solían estar enmarcadas dentro de los estratos sociales más desfavorecidos y/o pertenecientes a minorías, como aquellos de raza negra, gitanos o moriscos. (1)

Es desde la práctica que llevaron a cabo estos últimos, los moriscos, que se nos hace más interesante adentrarnos en el mundo del Al-Ándalus más mágica. No debemos dejar a un lado que la magia morisca, tras la caída de Al-Ándalus, va a coger algunos tintes de la cultura cristiana, pero siempre predominando la base de la magia islámica, que es la que realmente nos interesa. De esta manera, vamos a ver cómo la magia islámica propia de Al-Ándalus seguirá viva en territorio español gracias a los moriscos durante años. (2)

Tipos de magia en el Islam

Desde el punto de vista islámico, el mago obtiene su magia a través de Dios. Y, al igual que sucede en el caso cristiano, la magia se divide en: magia blanca –aquella que es lícita- y magia negra –aquella que no lo es-. (3) Conozcamos más sobre ambas:

La Sîmîya

La magia blanca en Al-Ándalus se identifica como la Sîmîya. Esta es la ciencia encargada de obtener información a través de los escritos más ocultos para beneficio del ser humano, lo que la distingue de la magia negra. (4)

Solo las personas con el alma pura y de buen corazón pueden aplicar este tipo de magia, ya que es el mismo Dios el que puso a disposición de los hombres y las mujeres el aprendizaje de este arte. Es justamente por esta razón que la magia blanca no es ilícita, ya que no puede contradecir la voluntad de Dios y busca única y exclusivamente hacer el bien. (5)

Seres mágicos malignos

Como en la vida no se puede tener todo, para que haya el bien tiene que existir el mal. Es entonces cuando hablamos de la existencia de múltiples seres mágicos que no están relacionados con la magia blanca sino con todo lo contrario.

En el Corán podemos ver numerosas referencias a este tipo de seres mágicos, tanto buenos como malos. Encontramos tres grupos, los genios (6), los demonios y los ángeles. Este libro sagrado nos explica que estos tres seres provienen del fuego, lo que les diferencia es que los dos primeros –malignos- surgen del humo de este fuego; mientras que los ángeles –benignos- lo hacen de su luz. (7) Aunque hay una lista casi infinita de seres mágicos con muy mal genio, nosotros solo vamos a hacer referencia a uno de ellos: Saytán.

Saytán: Iblís

Saytán, en singular Iblís, se identifica con Satán. Es interesante ver cómo entre tantos seres malignos islámicos hay uno de ellos que se asemeja tanto a nuestro Diablo o Ángel Caído. (8)

En el Islam, Saytán es un yinn rebelde (9) causante del mal, del dolor, de la envidia y del odio. De figura humana, es aquél que incita al hombre a tomar decisiones equivocadas e infunde miedo a las mujeres y a los hombres. Es el origen del olvido, de enfermedades y desgracias y el que provoca las guerras. (10)

Práctica de la mágica

Ahora que sabemos de dónde procede cada tipo de magia en el Islam, conozcamos cómo se práctica la magia islámica. Las artes mágicas van a estar vinculadas en numerosas ocasiones con la sexualidad o las enfermedades. De esta forma, para combatir estos pecados y males, la magia se realizará a través de la escritura, oralidad, fluidos vitales u objetos varios. (11)

magia en el Islam, transformación de metales, alquimia islámica
Experto transformando metales. Fuente.

Para su elaboración, los magos y magas hacían uso de numerosos recursos naturales. De origen animal encontramos ojos, sangre, cerumen, vísceras, piel, astas, orines, huevos, estiércol o pezuñas. Los animales más recurridos, entre otros, eran la hiena, la tortuga, la lechuza, el gato o perro negro, serpientes y ciervos. Por otro lado, los recursos minerales y vegetales utilizados variaban desde el coral, esmeralda, plata y oro al laurel, diversas flores –margaritas, rosas y violetas-, acelga y mostaza. (12)

La magia escrita se basaba en la escritura de los Nombres divinos o de determinadas plegarias o invocaciones. (13) En cambio, como objetos para combatirla se utilizaban amuletos o talismanes. (14)

Inquisición vs magia morisca

Hasta este punto, hemos aprendido, al menos, que existían dos tipos de magia, la lícita –blanca- y la ilícita –negra-. Sin embargo, esto no supone que alguna de las dos saliese inmune de la Inquisición. El límite lo determinaba el poder político y religioso. Generalmente, la magia no ha sido un buen aliado ni del poder político ni del religioso a lo largo de la Historia. Muchos líderes la veían como una seria amenaza a su poder y al bienestar de sus súbditos, por lo que no les hacía ninguna gracia que se practicara dentro de sus territorios. Solo se permitía su ejercicio en contadas ocasiones, por ejemplo, como predicación de un milagro o por la necesidad de practicar un exorcismo. (15)

Por otro lado, la sociedad del momento era enormemente supersticiosa y ni la brujería ni nada que pudiese tener carácter mágico era bien recibido. Incluso la alquimia (origen de la Química), saber destinado a la alteración de los metales y a la búsqueda de elixires medicinales, estaba bajo sospecha. De esta forma, el poder religioso y político, basados en las obras teológicas y en la jurisdicción de la época, se encargaban de castigar las prácticas mágicas bajo la aprobación social. (16)

inquisición y magia
Tribunal de la Inquisición española por Francisco de Goya. Fuente.

La Inquisición se encargaba de interrogar al sospechoso con preguntas ya escritas en el manual correspondiente a cada caso. El interrogador se encargaba, a través del miedo, torturas y confiscación de bienes, de que el acusado terminara “confesando” sus malas artes con la magia. Evidentemente, estas torturas conducían a que el interrogado, en muchas ocasiones, llegase a declararse culpable aun no siéndolo o a culpar a terceros que podían ser realmente inocentes. (17)

El mensaje que los grandes poderes querían enviar a la sociedad estaba claro: la magia era uno de los mayores enemigos del bienestar social y, por consiguiente, había que erradicarla.

Las moriscas y la magia

Finalmente, no podemos acabar este articulo sin hacer referencia a las moriscas. La magia que éstas elaboraban estaba basada en grandes conocimientos herborísticos y botánicos. Es decir, más que practicar la magia, practicaban la medicina propia de  Al-Ándalus. (18)

Estos conocimientos se recogían en escritos o se transmitían de generación en generación. Las mujeres moriscas se hicieron con un importante hueco en este mundo y llegaron a ser demandadas ocasionalmente como sanadoras o parteras para los estratos más altos de la sociedad. ¡Hasta el cardenal Cisneros solicitó los servicios de las curanderas moriscas! (19) ¿Quién lo iba a decir?


Más artículos interesantes en Khronos Historia


Referencias

(1) Fanjul García, 2006. p. 106.

(2)Fernández Medina, 2014. p. 64.

(3)Álvarez de Morales, 2011. p. 106.

(4)Coullaut Cordero, 2010. p. 456.

(5) Coullaut Cordero, 2010. p. 457.

(6) Seres creados por Allah, de origen angélico y humano, su hobby  favorito es hacer travesuras a los hombres y mujeres en el mundo terrenal.

(7)Álvarez de Morales, 2011. p. 107.

(8) Álvarez de Morales, 2011. p. 113

(9) Un yinn es uno de los genios más conocidos del Islam.

(10) Álvarez de Morales, 2011. p. 114.

(11) Álvarez de Morales, 2011. p. 116.

(12) Álvarez de Morales, 2011. p. 122

(13) Coullaut Cordero, 2010. p. 458.

(14) Álvarez de Morales, 2011. p. 121.

(15)Fernández Medina, 2014. p. 78.

(16) Fernández Medina, 2014. p. 60.

(17) Fernández Medina, 2014. p. 60.

(18) Fernández Medina, 2014. p. 129.

(19) Fernández Medina, 2014. p. 129-130.


Bibliografía

  • Álvarez de Morales, C., 2011, “Magia y seres maléficos en el Islam”, Clío & Crimen: Revista del Centro de Historia del Crimen de Durango, nº 8.
  • Coullaut Cordero, J., 2010, “La Sîmîa en Al-Andalus”, El futuro del Pasado: Revista electrónica de historia, nº1.  [En línea] Disponible  en: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=3637937  (3 de abril de 2019)
  • Fanjul García, S., 2006, La quimera de al-Andalus, Ed. Siglo XXI. Madrid.
  • Fernández Medina, E., 2014, La magia morisca entre el Cristianismo y el Islam, Ed. Universidad de Granada.