Los misteriosos ídolos prehistóricos
¡Tú nos ayudas a mejorar!

Hoy vamos a entrevistar a alguien muy especial. Tengo a mi lado a Lanza Afilada, de la tribu de los mentes-simbólicas.

-Dime, Lanza Afilada, ¿qué es lo que llevas colgado al cuello?

-Lo voy a contar de manera que no nos den dos lunas llenas… Se acerca la época de la caza y quiero un animal grande, quizás un mamut lanudo para pasar las jornadas más duras del invierno. Mi compañera, Manos Ligeras, sabe como abastecer el cuerpo y el espíritu. La otra noche me vio preocupado porque voy a salir a cazar y es peligroso. Me anima el hecho de que me acompañan mi hermano, Ojos de Halcón,  y sus animados amigos. Ella pensó que sería buena idea que la Madre Tierra me bendijera  y me ayudara en mi tarea. Entonces recogimos unas flores y las pusimos junto al ídolo que me dio mi padre el día que me inicié como hombre. La caza nos fue favorable. A partir de ése día, siempre  llevo el ídolo colgado del cuello.

Ésta podría ser una respuesta aproximada a la necesidad de crear los amuletos a los que nos referi