Salve (1) nobles lectores de Khronos. Hoy vuelvo a hablar de historia militar y para vuestro disfrute os traigo la historia de un guerrero legendario. No, no es Máximo Décimo Meridio. Nuestro protagonista es poco conocido, algo sorprendente, teniendo en cuenta de que la historia de Roma suele ser un tema común. Hoy vamos a hablar de Lucio Sinio Dentato, el soldado más condecorado de la historia de Roma.

Lucio Sicio Dentato el soldado romano más letal
Fuente.

Callum of Dutium

Antes de empezar con las andanzas de nuestro protagonista, veamos qué premios concedía Roma a sus soldados más destacados. Las condecoraciones no son un invento nuestro, los romanos ya las usaban y fueron cambiando y variando según el devenir de su historia. Veamos algunas de las más importantes (2).

  • Corona gramínea u obsidional: Concedida al soldado que levante un sitio cercado por el enemigo.
  • Corona civil: otorgada por salvar la vida de un ciudadano romano en acto de combate. Parece fácil de obtener, pero los romanos eran muy reticentes a reconocer el hecho de que otro le salvara la vida, eran orgullosos y no era una condecoración común.
  • Corona triumfal: concedida a generales que obtenían victorias decisivas.
  • Corona oval: concedida por victorias sobre ejércitos enemigos gracias a acciones individuales.
  • La Corona aurea: se concedía por matar a un enemigo en combate singular sin ceder terreno.
  • Corona muralis: por ser el primero en escalar una muralla y tomar la posición enemiga
  • La Corona vallaris: por ser el primero en escalar la empalizada de campamento enemigo sorteando todas las trampas.
  • Corona navalis. Otorgada al primero en asaltar un barco enemigo y trabar combate.
  • Corona exploratoria: al soldado que desarrollaba una carrera brillante como explorador.

premios o coronas que concedía Roma a sus soldados más destacados

La parte graciosa es que en Roma no se otorgaban estos premios póstumamente: había que sobrevivir para que se te concedieran. Por tanto, ir con el pecho o la cabeza mostrando los símbolos de tus actos no era nada fácil.

Lucio Dentato: nacido para morder

No sabemos exactamente en que año nació Lucio Sinio. Las fuentes se centran más en el impacto político y social que tuvo este hombre, sobre todo el historiador Dionisio de Halicarnaso o el escritor Marco Terencio Varro. Además, vivieron muchos años después de que nuestro protagonista muriera, por lo que la información que pudieron recoger es muy reducida. No os asustéis es un problema habitual al que nos solemos enfrentar en Historia. Pero siempre se pueden sacar detalles o información de los sitios más insospechados.

La última parte de su nombre Dentato nos indica que nació con un rasgo poco común, nació con dientes. Este fenómeno se conoce como dientes natales y es extremadamente raro, imaginemos como debió interpretarse esto en una época donde se creía en los augurios, como poco pensarían que el niño sería especial.

Primeros hechos de armas de Lucio Dentato

Lucio Sinio Dentato empezó a servir como legionario con 17 años, un hombre para los estándares romanos. Más importante sería ver que era de origen plebeyo, como la gran mayoría de la población, normalmente por su historial militar pensaríamos que fue un noble, pero no todo es la clase social cuando luchas. Sabremos que se destacó en la guerra contra los Vosgos en el 487 a.C. bajo las órdenes del cónsul Tito Sicinio Sabino, pero esta campaña militar apenas tuvo repercusión. Posteriormente continuó luego luchando contra los ecuos y los samnitas, donde ascendió con una velocidad sin precedentes. Primero obtuvo el rango de centurión y primus pilus (3) después, por rescatar el estandarte de su legión arrebatado por sus enemigos.

Lucio Dentato: predilecto de Marte

Ojalá hubieran dejado más detalles de las batallas de Dentato, pero desde luego hubiera sido una tarea titánica resumir su vida en la guerra. Según Plinio el Viejo, según el cual participó en ciento veinte combates, ocho de ellos singulares a modo de duelo de campeones contra rivales de categoría, acabó con unos trescientos adversarios y recibió cuarenta y cinco heridas todas esta localizadas en la parte delantera de su cuerpo, ninguna por la espalda, dejando claro que no era ningún cobarde. Si hablamos de condecoraciones la cifra es literalmente demencial, se decía que él solo podría dar condecoraciones a una legión completa.

Según el relato de Dionisio de Halicarnaso, se trataría de 14 coronas civiles, 3 coronas murales, y 8 coronas más; 83 tiaras de oro; 160 brazaletes de oro; 18 lanzas y otras 25 condecoraciones más. ​ Además si nos atenemos a los escritos de Plinio el Viejo, fue condecorado con la Corona gramínea (4).

Lucio Dentato soldado roma

La muerte de un héroe

La guerra no reclamó a Lucio, fue otro campo igual de peligroso, la política. En Roma, durante el siglo V a.c., las tensiones entre patricios y plebeyos llevaron a la creación de una institución especial, el decenvirato. Este colegio tenía como función la redacción de leyes para regular las relaciones entre ciudadanos, y así evitar revueltas. Con el tiempo esta institución se volvió tiránica y Lucio, de origen plebeyo se ganó la enemistad de ellos. Todo acabó con un complot en el que mandaron 25 asesinos para acabar con su vida. Ya con 60 años, parecía una presa fácil; pero eso no fue así. Su cadáver apareció rodeado de enemigos muertos, solo dejó a 10 con vida, la última batalla de un soldado extraordinario. Los decenviros no sobrevivirían mucho tras su muerte: fueron abolidos y exiliados de Roma (5).

Lucio Dentato soldado roma

Espero que os haya gustado esta historia, si tenéis sugerencias dejadlas en cualquiera de nuestros medios. Como siempre, dentro música.



No te pierdas más artículos interesantes en nuestra revista Khronos Historia.


Referencias y bibliografía

Referencias

(1) Hola en latín

(2) Subirats, 2013, p. 87.

(3) Primus pilus. Goldsworthy, 2005, p. 115. l primus pilus (primípilo) era el centurión de la primera centuria de la primera cohorte de una legión romana. Era el rango máximo que un soldado raso podía alcanzar en el ejército romano posterior a las reformas de Mario.

(4) Subirats, 2013, p. 90.

(5) Androulakis, 2021, p. 10.


Bibliografía

  • Androulakis, P., 2021, «Conspiracy narratives and authorial intervention in the ‘Roman Archaeology’ of Dionysius of Halicarnassus», Conferencia de ciclo de investigaciones de la universidad de Harvard. [En línea] Disponible en https://classics-at.chs.harvard.edu/wp-content/uploads/2022/01/Androulakis.pdf (16 de febrero de 2022).
  • Goldsworthy, A., 2005, El ejército romano, Akal, Madrid.
  • Subirats, C., 2013, El ceremonial militar romano liturgias, rituales y protocolos en los actos solemnes relativos a la vida y la muerte en el ejército romano del alto imperio, UAB, Barcelona.
5/5 - (1 voto)
Artículo anteriorMisiones Pedagógicas: cultura y libros en la II República
Artículo siguienteFlorence Stoker vs Nosferatu. Historia de un vampiro no autorizado
Graduado en Historia por la Universidad de Valladolid. Apasionado de la Historia de los conflictos humanos, me interesa continuar mi formación en la rama de la arqueología experimental para comprender mejor los mecanismos y técnicas de combate a través de las diferentes épocas.