german-american bund - Partido Nazi estadounidenses
La German-American Bund: nazis americanos en los años 30
5 (100%) 1 vote

Situémonos en los años 30 del pasado siglo. Los diferentes tipos de fascismos se habían impuesto en buena parte de Europa. Así, se empezó a configurar una clara división en el orden mundial. Por un lado, estados totalitarios y, por el otro, defensores de la democracia y las libertades. En este segundo bloque encontramos a Inglaterra, Francia y Estados Unidos, el país donde actuó la organización que nos ocupa, la German-American Bund. Su historia se merecía un artículo de Khronos.

Estados Unidos de América, ¡un ejemplo a seguir para todos!

Los Estados Unidos, como bien sabemos, siempre se han vanagloriado de ser el máximo defensor de la democracia y la libertad. De hecho, siempre les ha gustado exportar sus ideas más allá de sus fronteras. Sí, pensarás que se ha hecho a base de invasiones, bombardeos, ejecuciones sumarias, ataques cibernéticos… Pero ¡eh!, la democracia es esencial. No importa el precio que haya que pagar para enseñar a todos esos ineptos como tienen que gobernarse. Estados Unidos siempre estará ahí para señalarte el camino correcto, aunque sea con la punta de un rifle.

Tenemos claro, entonces, lo democratísimos y libérrimos que son los norteamericanos. Volvamos al tema que nos ocupa. En ese clima de libertad máxima americana, también había lugar para que los nazis desarrollasen su modelo de vida. En este contexto, se  creó en los años treinta (1) la German-American Bund.

Sé nazi, pero no dejes de ser americano. La German-American Bund

La German-American Bund, fue una asociación de americanos nazis, así de simple.  Era  fruto de otra sociedad nazi, la Friends of New Germany, fundada unos años antes (2). El cambio de nombre se produjo debido a que la prensa les tachaba de anti-americanos. Que fueran nazis era más relativo, pero ser más alemán que americano era imperdonable. La solución fue pasar a llamarse  germano-americanos, y todo arreglado.

Imágenes de Americanos nazis - germano-americanos años 30
Americanos nazis en los años treinta. Fuente

En sus inicios, se trataba de una organización marginal, con apenas unos cientos de miembros. Sus actividades se centraban en realizar propaganda de la Alemania nazi, contraatacar el boicot anti-alemán (2), formar a los jóvenes en campos de entrenamiento (3)… Resumiendo, nazis haciendo cosas nazis. Poco a poco fueron ganando popularidad y, en unos pocos años, llenaron el Madison Square Garden con más de veinte mil miembros.

¿Quiénes eran estos gringos tan locos?

Ciertamente, en un país tan poblado y tan caracterizado por la inmigración como Estados Unidos, no es extraño encontrar tal número de radicales alemanes. La comunidad alemana supone el mayor grupo étnico de Estados Unidos, por delante incluso de ingleses, irlandeses o italianos.

German-American Bund: partido político de nazis americanos
La German-American Bund. Fuente

Por lo tanto, teniendo tantos alemanes en el país y en el contexto de la época, podemos hablar incluso de que fue un milagro que la German-American Bund solamente fuese capaz de atraer a unas decenas de miles de personas. El mundo vivía una situación política parecida a la actual. Como hoy, los fascismos se estaban poniendo de moda y no se veía claramente hasta donde iban a ser capaces de llegar. Simplemente, cabe recordar que la revista Time nombró hombre del año al señor Adolf Hitler (4).

La noche en el Garden: un antes y un después

Unos meses antes de que estallara la guerra (5), se produjo una convención nazi en el Garden. Veinte mil espectadores asistieron al mitin del líder de la organización (6). Tontería tras tontería, el tipo se quedó a gusto. Insistió en llamar Rosenfeld al presidente Roosevelt (7) y dijo que Abraham Lincoln fue el primer fascista de la historia. Al New Deal (8), el programa político del presidente Roosevelt, lo convirtió en el Jew Deal (Plan Judío).  Y, para terminar de mear fuera de tiesto, acusó al gobierno americano de judeobolchevique.

Mitín de German-American Bund en Madison Square Garden - más de veinte mil simpatizantes nazis americanos
El Madison Square Garden, con más de veinte mil miembros de la German- American Bund. Fuente

El discurso fue de tal calidad, que a las puertas del Garden estaba esperando una multitud enfervorecida. Fueron abrirse las puertas y empezó el jolgorio. ¡Comenzaron a llover hostias como panes! Nazis corriendo como pollos sin cabeza para salvar el pellejo, jóvenes que no querían marchar sin repartir un poco de su amor a aquella multitud de inferiores supremacistas… La repercusión mediática fue brutal y la German-American Bund quedó realmente tocada.

Se acerca la guerra, llega el declive

Conforme se acercaba la guerra, la German-American Bund fue cayendo en declive. Y eso que, contradictoriamente, su máxima demostración de fuerza fue en el Garden. Debido a sus polémicas acciones, se quedaron solos.

En primer lugar, la propia Alemania le dio la espalda. El gobierno nazi anunció que ningún alemán de origen podía formar parte de la Bund. Además, prohibió a la organización  el uso de símbolos nazis. Esto se debió a la voluntad de apaciguar las relaciones con Estados Unidos. Y, también, a la vergüenza que provocaban los miembros de la organización entre los dirigentes nazis. La verdad es que, con veinte mil socios, sonaba ridículo pretender ser una quinta columna del nazismo en América. Y no imaginemos la impresión que tuvo que generar en los dirigentes nazis ver cómo eran vilipendiados los asistentes, aquella noche en el Garden.

Si el rechazo de la madre patria ya fue doloroso, además, el líder de la Bund fue encarcelado por desfalco (9). Su sustituto, como no sorprendrerá a nadie, gozaba de la misma ineptitud. De esta manera, sin un líder reconocible, se llegó a la guerra. A partir de ahí, la tolerancia del gobierno americano con la organización fue nula (10). Además, los líderes de la German-American Bund realizaron un llamamiento a sus seguidores, para que evitaran el reclutamiento. Y evitar ser reclutado para la guerra, era un crimen duramente castigado en los Estados Unidos (11).

El fin y una pequeña reflexión idiota

De esta manera, tras demostrarse la corrupción del líder, con cientos de miembros en la cárcel, con la imagen pública dañadísima y con sede en un país en guerra contra el país del que hacían defensa, la organización tenía los días contados.

Fue así como la German-American Bund se diluyó en el transcurso de la Historia, sin pena ni gloria. La lástima es que ciertos ideales han perdurado en el tiempo; aunque, por el hecho de no estar acompañados de esvásticas, parecen pasar más desapercibidos. Quién sabe, si hubiese existido Twitter, igual la Bund habría promulgado sus idioteces a un espectro mucho mayor de idiotas. Y entonces, hubiesen gozado de más apoyo y se hubiesen envalentonado con más idioteces. Quizás hubiesen levantado un muro con Canadá, porque viven muy bien. Y eso, sin duda alguna, es un signo de judeomasonería bolchevique.

No sé, si algo abunda en la historia son gilipollas haciendo gilipolleces. La clave está en qué medios tienen a su alcance, y en la respuesta de los pueblos que sufren esos gobiernos.


Referencias

(1) La German-American Bund se creaba en el año 1936.

(2) Rudolph Hess, secretario de Hitler, dio autoridad al inmigrante alemán Heinz Spanknöbel, para formar una organización nazi americana. El resultado fue la creación de los Amigos de la Nueva Alemania, en julio de 1933.

(2) El boicot anti-nazi fue la respuesta que dieron diferentes países, ante el ascenso al poder de Hitler, en 1933. El antisemitismo que propugnaba, generó muchísimas muestras de protesta, en países como Estados Unidos o Reino Unido.

(3) Se crearon los campos de Camp Nordland y Bergwald en Nueva Jersey, Camp Siegfried y Highland en Nueva York, Camp Hindenburg en  Wisconsin y Deutschhorst Country Club en Pennsylvania.

(4) Adolf Hitler fue escogido Hombre del año en el año 1938.

(5) El Rally supremacista se produjo el 20 de febrero de 1939, apenas medio año antes del estallido de la guerra.

(6) El líder de la organización fue Fritz Julius Kuhn.

(7) El juego de nombres buscaba judeizar el apellido del presidente americano, con propósitos descalificativos.

(8) El New Deal fue un programa de políticas estatales, que buscaba la creación de empleo y la mejora de las condiciones sociales de la población, que había sufrido grandes contratiempos, tras el crack del 29.

(9) Tras demostrarse que había desviado 14000 dólares de la organización, fue condenado, de dos años y medio a cinco años de prisión, por desfalco y evasión de impuestos.

(10) El congresista Martin Dies, junto al Comité de Actividades Anti-Estadounidenses, veló por impedir que cualquier tipo de organización simpatizante con los nazis, gozase de libertad de actuación en los Estados Unidos, durante la guerra.

(11) El evitar el reclutamiento militar estaba penado con hasta 5 años de prisión y una multa de 10000 dólares.

*Fuente de la imagen de portada.


Bibliografía

  • Bell, L., 1970, “The Failure of Nazism in America”, Political Science Quarterly, vol. 85, nº 4, p. 585.
  • Remak, J., 1957, “Friends of the New Germany: The Bund and German-American Relations”, Journal of Modern History, vol. 29, nº 1, p. 38.
  • Van Ells, M. D., 2007, “Americans for Hitler – The Bund”, America in WWII, Vol. 3, pp. 44–49.

¿Más artículos históricos?

Dejar respuesta

Por favor deja tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí