Estamos acostumbrados a escuchar historias de personajes que hicieron frente a la ocupación romana de sus territorios. Algunos de los más famosos son Vercingétorix en la Galia, o Viriato en Hispania. Pero hay otra figura, algo menos conocida, que supuso un gran quebradero de cabeza al Imperio romano. ¿Quién fue? Una mujer, la reina Boudica.

Boudica: la reina guiri

Boudica pertenecía a la tribu bárbara de los icenos, asentados en el centro-este de la actual Gran Bretaña (1). Según las descripciones que nos han llegado de ella, era alta, de pelo rojo y largo, que le llegaba hasta las caderas. Solía llevar siempre prendas de muchos colores y un grueso collar de oro al cuello, lo que significa que provenía de una familia noble. Estaba casada con Prasatagus, rey de los icenos, por tanto ella era la reina de la tribu.

boudica película boudica reina boudica reina guerrera documental
Boudica dirigiendo la batalla. Fuente: Revista de Historia.

Su tribu siempre había mantenido independencia de Roma, ya que habían llegado a tratados de paz. Esta independencia, se conseguía también mediante el pago de tributos a Roma, todo hay que decirlo. Sin embargo, en el año 60 d.C. todo cambió. Prasatagus, forzado por el emperador romano Nerón, nombró a éste como sucesor de sus tierras, pensando que así no las tomaría por la fuerza.

Pero falló de pleno. Una vez muerto el rey, los romanos tomaron la tribu a la fuerza. Azotaron a Boudica y violaron a sus hijas ante los ojos de su madre. Es aquí, ante la brutalidad romana, donde entra la chispa final que provoca la rebelión.

¿Quién dijo eso de que no había mujeres guerreras?

Boudica congregó tanto a su tribu, los icenos, como a las de alrededor, para que se levantaran en armas contra Roma. En su revuelta, Boudica también estuvo acompañada de numerosos druidas que, con sus fórmulas mágicas, infundían miedo al enemigo (2).

Su primer objetivo fue la ciudad romana de Camulodunum. La reina y todos sus seguidores no dejaron piedra sobre piedra. Destruyeron la ciudad y todos los símbolos de poder romano que en ella hubiese. Un ejemplo es cuando asaltaron el templo del emperador Claudio y decapitaron su estatua. Según los escritos de Dión Casio, los romanos capturados fueron empalados y abrasados vivos (3).

Desde ahí, Boudica condujo a los suyos hacia Londinium (Londres), centro comercial de la Britania romana. La ciudad corrió casi la misma suerte que la anterior. El centro de Londinium fue arrasado y su población pasada a cuchillo, como venganza a la invasión  romana.

Sin embargo, parte de la población había huido previamente, ya que el gobernador romano de Britania, Suetonio Paulino, dejó la ciudad a su suerte. Por ello, el balance de víctimas civiles fue inferior a la de Camulodunum (4). Se calcula que, entre Londinium y Camulodunum, 70.000 romanos perdieron la vida a manos del ejército de la reina de los icenos (5).

boudica film boudica libros
Monumento a Boudica en Londres. Fuente: Historic UK.

Resulta curioso que, el lugar donde Boudica mató a los londinenses, hoy en día haya levantado una estatua en su honor. Está representada en un carro tirado por dos caballos, llamando a su pueblo a la batalla, y acompañada de sus dos hijas.

El final de una reina

Sintiéndose Boudica fuerte por haber derrotado a las tropas romanas, decidió seguir su campaña contra Roma en la isla. Sin embargo, su ejército no dejaba de estar constituido por tropas poco preparadas y mal equipadas. Por su parte, los legionarios romanos contaban con años de experiencia de luchas y un buen equipo militar.

El enfrentamiento final tuvo lugar en lo que conocemos como la batalla de Watling Street. Fue una masacre para los britanos, quienes quedaron acorralados por el relieve de la zona. El ejército de Boudica fue destrozado: miles de hombres, mujeres y niños murieron (6).

Ante la situación, la reina de los icenos decidió volver a su tierra. Fue ahí donde, según los escritos de Tácito, decidió suicidarse tomando veneno. La decisión fue sencillamente porque prefería morir antes que ver su tierra natal bajo el mando de Roma. Además, la idea de morir torturada por los romanos, como que no le agradaba mucho (7).

reina boudica biografia reina boudica historia reina boudica britania
Boudica ante las masas. Fuente: Cultura Colectiva.

Boudica en la memoria

Tras su muerte (8), el nombre de Boudica quedaría plasmado en las obras de grandes escritores y políticos de Roma, como Dión Casio o Tácito. Sin embargo, con la desaparición del Imperio romano, las hazañas de la reina de los icenos quedarían enterradas.

Su nombre se olvidó durante toda la Edad Media, hasta que en el Renacimiento se redescubrieron y tradujeron las obras donde la mencionaron. Así, introdujeron de nuevo a Boudica en la historia británica.

Recientemente, en el año 2015, se descubrió una sepultura cuyos restos humanos pertenecen a una mujer que murió en torno a los 27 años. Lo más curioso de todo es el nombre que se grabó en la lápida: Boudica. Para más inri, sus restos pertenecen al siglo I d.C. ¿Nos encontramos ante los restos de la reina guerrera de los icenos (9)?

Para terminar, resulta curioso destacar que actualmente se ha comparado a la primera ministra británica, Theresa May, con Boudica. ¿La razón? Una mujer que desea separarse del Imperio romano de nuestros días, es decir, Europa. Boudica no lo consiguió, pero ¿lo logrará Theresa May?


Más historias interesantes en Khronos Historia


Referencias y bibliografía

Referencias

(1) Su zona de asentamiento corresponde a lo que actualmente conocemos como el condado de Norfolk.

(2) Pitillas, 2014, p. 201.

(3) Cabe destacar que Dión Casio pudo haber exagerado su escrito para demostrar que los britanos eran auténticos bárbaros que necesitaban de la civilizada Roma. Sin embargo, tampoco es algo seguro. Villatoro, 2016.

(4) Villatoro, 2016.

(5) Castillo, 2013, p. 119.

(6) Hingley, 2018, p. 76.

(7) No era la primera vez que alguien se suicidaba antes de verse sometido a Roma. Sólo debemos recordar la resistencia de Numancia, ciudad hispana al norte de la Península ibérica (Soria). Sus ciudadanos decidieron suicidarse antes de estar bajo el yugo de Roma. Sufrieron un asedio durante semanas por parte de los legionarios Escipión Emiliano, en el año 133 a.C.

(8) Tras la muerte de Boudica, Suetonio pretendía ejercer una política de terror y represión. Sin embargo, Nerón lo impidió, sustituyéndole por el cónsul Petronio Turpiliano. Éste llevaría a cabo una política de pacifismo y reconstrucción, reurbanizando Londres. Castillo, 2013, p. 119.

(9) BBC, 2015.


Bibliografía

  • BBC, 2015, “Unique Roman tombstone found in Cirencester”, BBC, 25 de febrero. [En línea] Disponible en: https://www.bbc.com/news/uk-england-gloucestershire-31610266 (22 de febrero de 2019).
  • Castillo, E., 2013, “La monarquía de Nerón” en VV.AA., Historia National Geographic: La Roma Imperial, vol. 13, pp. 109-125, RBA, Barcelona.
  • Hingley, R., 2018, “Arde Britania, la gran rebelión de Boudica”, Historia National Geographic, nº 177, pp. 70-81.
  • Pitillas, E., 2014, “Mujer y religión en los límites del mundo celta y germano en época romana (siglo I a.C.-III d.C.)”, Espacio, tiempo y forma – Serie II: Historia Antigua, nº 27, pp. 197-206. 
  • Villatoro, M., 2016, “Boudica, la reina británica sedienta de venganza que aniquiló a 80.000 civiles antes de ser vencida por las legiones romanas”, ABC, 8 de julio. [En línea] Disponible en: https://www.abc.es/historia/abci-boudica-reina-britana-sedienta-venganza-aniquilo-80000-civiles-antes-vencida-legiones-romanas-201607081856_noticia.html (22 de febrero de 2019).