Battlefield V
Battlefield V: mujeres en pie de guerra
5 (100%) 6 vote[s]

¡Vaya revuelo que se ha montado con Battlefield V (1)! Nunca, o casi, un videojuego había provocado tantas objeciones antes de salir a la venta. Sin embargo, desde que salió el trailer de Battlefield V, no le han parado de llover las críticas por falta de rigor histórico. Pero es que esto es como cuando hay obras en la ciudad, salen ingenieros hasta de debajo de las piedras. Pues aquí lo mismo, todos los gamers (2) resulta que son historiadores…

En color imágenes del videojuego, en b/n imágenes históricas.

La supuesta falta de rigor histórico de Battlefield V abarca desde la falta de uniformidad de los soldados (3), el uso de chaquetas de cuero (¡en serio?) (4), la introducción de brazos biónicos (espera que me parto) (5) y un sinfín de chorradas más, que denotan lo mucho que la gente sabe de historia militar. Tú espera a que se enteren que hubo un soldado que combatía nazis con un arco, flechas y espada (6). Y es que hasta se han inventado un hastag, #notmybattlefield, a modo de protesta por tanta incorrección.

Pero lo que más les ha escocido, lo que más pupita les ha hecho de Battlefield V, es ¡que haya mujeres combatiendo! ¿A donde vamos a llegar! Mujeres luchando en la Segunda Guerra Mundial… Como diría Vizzini: ¡inconcebible! (7).

La gran mentira del cine que solventa, en parte, Battlefield V

Reconozcámoslo, la idea que la mayoría de los mortales tiene sobre la Segunda Guerra Mundial es la que se nos ha transmitido a través del cine. Esas grandes epopeyas bélicas tienen la culpa de que sepamos lo justo y necesario de cómo fue el conflicto. Leer libros de Historia para qué, cuando puedo ver una peli.

Si algo prometía la publicidad de Battlefield V, y así reza en la trasera de su caja, es que íbamos a ver “2ª Guerra Mundial como nunca la habías visto”. Tuvo que llegar un videojuego para hacer lo que no se había hecho hasta ahora…

Muchas de las “minorías”, o individuos singulares, que participaron en la contienda, han merecido su hueco en el celuloide (8). Pero las mujeres parece que no merecen tal reconocimiento. Sus apariciones en cine bélico se reducen a enfermeras, madres, esposas o novias de soldados. Las únicas que sí tuvieron su película fueron las chicas de la liga femenina de beisbol, creada durante la Segunda Guerra Mundial (9).

Parece del todo inconcebible que, a estas alturas y con esta fiebre de chicas guerreras en todas las épocas y en todos lados, aún no se haya incluido a las combatientes de la Segunda Guerra Mundial (10); hasta que ha llegado Battlefield V. La única que nos ha alegrado el corazón, aunque en pequeñas dosis, es la Agente Carter. Y mira que la peli de Wonder Woman tenía todo a su alcance para hacer un maravilloso homenaje a estas mujeres (11)…

El enemigo en casa

Uno de los mayores obstáculos que tuvieron las mujeres, para poder participar de forma activa en la Segunda Guerra Mundial, fue la negativa de sus compatriotas masculinos.

“Los machos alfa de lomo plateado americanos, los más machos entre todos, eran los que tenían que combatir en el frente para que sus mujeres estuvieran sanas y salvas en casa, vamos, como hubiera hecho John Wayne. ¿Dónde se había visto a mujeres peleando para defender a sus hombres,  por favor!” (12).

mujeres en la II Guerra Mundial
WACs, oficiales WAC afroamericanas pasando revista, WASP.

Las mujeres americanas tuvieron un largo y duro recorrido de tres años, desde que se presenta la propuesta de ley de creación de cuerpos militares femeninos, hasta que se consiguió: desde 1941 hasta 1943. Para ello, hizo falta que los japoneses bombardearan Pearl Harbour…(13)

No sólo las americanas tuvieron obstáculos para ser aceptadas en el ejército en igualdad de condiciones que los hombres. Pese a que ya durante la Primera Guerra Mundial las británicas habían prestado sus servicios en cuerpos voluntarios auxiliares, tuvieron que pelear desde 1938 hasta 1941 para ser aceptadas como miembros de las Fuerzas de la Corona (14).

Ellas eran voluntarias

Si algo tienen en común todos los cuerpos femeninos de los distintos ejércitos es su carácter voluntario. Si en el caso de los hombres se suponía que era un deber y una obligación luchar y defender el mundo civilizado de la amenaza nazi, en el caso de las mujeres no se les exigía que dieran sus vidas.

Aún así, las mujeres, a uno y otro lado del charco, decidieron involucrarse en el conflicto y lucharon, como ya hemos visto, por dejar de ser cuerpos auxiliares voluntarios y tener la misma consideración militar que los cuerpos masculinos.

“No lo dudé… tenía una profesión útil en el frente. No lo pensé ni un segundo, no vacilé. En general, conocí a muy poca gente que quisiera esperar en casa”.

Anna Semiónona Dubróvina-Chekunova, Teniente mayor de guardia, piloto. (15)

Mujeres en la II Guerra Mundial, de las que salen en Battlefield V

Cuestión de ovarios

Una de las trabas más recurrentes a las mujeres en el ejército, y en la mayoría de los ámbitos de la vida, era precisamente lo que diferencia a las mujeres de las niñas: ¡hola, soy tu menstruación!

Investigando para este artículo vi que esa leyenda que hace creer que las mujeres durante la menstruación somos inestables y prácticamente unas inútiles para nada más que no sea estar tiradas en cama, sigue vigente.  “Que al mes se empiezan a desangrar solas y sufren mareos, ese es el problema”. Justificación de un usuario de forocoches, para indicar por qué las mujeres no podían combatir y por qué le molesta que se incluyan en el videojuego Battlefield V.

Ese mismo problema lo tuvieron las pilotos americanas con el alto mando. No podían volar mientras menstruaban. Gracias a un informe médico del doctor Nels Monsrud se zanjó el asunto. La regla no incapacitaba a las pilotos para volar (17). Pero parece que algunos siguen sin enterarse. ¡A ver si con Battlefield V empiezan a hacerlo!

Brujas y francotiradoras

Las cosas en la madre Rusia eran un poco distintas a las del  resto de los países beligerantes. Durante la Primera Guerra Mundial y posteriormente en la Guerra Civil, el ejército ruso contó con mujeres movilizadas para ayudar a la “Madre Patria”.

Mujeres en la II Guerra Mundial
Pilotos del 587º regimiento de bombarderos, Primera Teniente con uniforme de campaña, aviadoras de las fuerzas soviéticas.

Sus ocupaciones eran de no combatientes, médicas y sanitarias, y apoyo en áreas de retaguardia. Pero cuando la situación empezó a empeorar y las bajas hacían mella en las filas del Ejército Rojo, se decidió ampliar con la inclusión de mujeres en sus filas (18). A finales de la guerra, las mujeres conformaban un 10% del total de efectivos del ejército.

La fuerza aérea del Ejército Rojo contaba con tres regimientos exclusivamente femeninos. Marina Raskova, piloto de gran fama, fue la que tuvo la idea de crear un contingente exclusivamente femenino. No dudó en proponerle la idea a Stalin en persona, quien le dio el visto bueno (19).

El 122º Grupo Aéreo estaba formado por: 586º Regimiento Aéreo de Caza, 587º Regimiento aéreo de Bombardeo y el 588º Regimiento Aéreo de Bombardeo Nocturno. Este último es el más famoso de todos y se lo conocía entre los soldados alemanes cómo “las brujas de la noche” (20).

Eso de volar de noche y acertar donde se encontraba el objetivo, y además acertar al lanzar los proyectiles sobre el blanco, no era tarea fácil.

“Necesitábamos un don especial, una perspicacia particular que nos llevara a determinar  dónde estábamos a partir de lugares en los que la negrura daba impresión de ser mayor, de contornos apenas distinguibles o de zonas un tanto más pálidas.” (21)

Otras de las que minaban la moral de los soldados alemanes eran las francotiradoras.  Voluntarias, como no, gozaron de gran popularidad entre la población. De todas ellas destacaba Lyudmilla Pavlichenko, con 308 muertes confirmadas (22).

Con nombre propio, aunque no salgan en Battlefield V

María Oktyabr´skaya, quien recibió la Orden de Lenin a título póstumo, pasó a la Historia por destruir un cañón contracarro arrollándolo con un tanque apodado “amigo combatiente”. María era telefonista hasta que su marido murió en el frente. Entonces decidió instruirse como mecánica de tanques, pasando posteriormente a conducirlos. A través de una colecta popular realizada por parte de las trabajadoras, contribuyó a comprar un tanque (23).

Iris “fluff” Ogilvie, era una pequeña y pelirroja galesa, que desembarcó en la playa de Juno en el Día-D, en 1944. Fue una de las dos enfermeras que desembarcó en Normandía para establecer un hospital de campaña. A los soldados alemanes creo que no les importaba mucho si quien desembarcaba era hombre o mujer… (24)

Nancy Wake,  apodada por la Gestapo “el ratón blanco”. Parece ser que esta australiana de nacimiento era muy escurridiza, llegaron incluso a ofrecer una recompensa de 5 millones de francos por su cabeza. Fue lanzada en paracaídas sobre Francia, y tuvo bajo su mando unos 7000 partisanos en Auvergne (25).

Flora Sandes tuvo el honor de ser la única mujer que combatió como soldado en la Primera y Segunda Guerra Mundial. Sí, combatió en las dos. Tenía 65 años cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, y aún así decidió volver a entrar en acción (26).

Estas y otras muchas mujeres, aunque no sean protagonistas de Battlefield V merecen un hueco en la Historia como mujeres de la Segunda Guerra Mundial que lucharon por la libertad.


Más artículos interesantes en Khronos Historia


Referencias

(1) Battlefield V  es un videojuego ambientado en la Segunda Guerra Mundial, desarrollado por  DICE.

(2) Gamer es el nombre con el que se conoce a los jugadores de videojuegos.

(3) Cuando hablan de falta de uniformidad se refieren a que los soldados del juego no van como los soldaditos de Toy Storie, todos igualitos. Pero es algo normal, ya que si bien hay uniformidad dentro de los ejércitos, hay variantes en los uniformes. Por ejemplo, el ejército americano destinado en el pacífico, al inicio de la guerra usaba uniforme color caqui, cambiando al final por el verde oliva. Henry, 2011, p. 7.

(4) En el trailer del videojuego aparece un soldado con una cazadora de cuero, con un dibujo en la espalda. Pues bien, ese tipo de cazadoras eran comunes entre los pilotos americanos, las que ahora se conocen como “bomber”. Su nombre viene de ser usadas por los pilotos de los bombarderos.  En la espalda llevaban el dibujo/emblema de su división, o de su avión (era común adornar el morro de los aviones). También solían incluir, igual que el personaje del juego, el dibujo de pequeños proyectiles, uno por cada avión derribado.

(5) Ya durante la Primera Guerra Mundial se popularizó el uso de prótesis para los soldados mutilados en el frente. La mayoría de ellas tenían terminaciones en forma de gancho, aunque, como siempre, dependiendo de las posibilidades de cada uno, podía optarse a prótesis más sofisticadas. Pero, parece ser, que en el mundo de los videojuegos sólo tienen cabida las prótesis biónicas… Sin comentarios… Si sois de los de una imagen vale más que mil palabras, san Google os puede ayudar, simplemente teclead “protesis ww2” y listo

(6) El soldado en cuestión respondía al nombre de Mad Jack. Podéis conocer toda su apasionante historia en el fantástico artículo de Maiquel Vazquez Carnero “Mad Jack. El loco británico que mataba nazis con su espada” https://khronoshistoria.com/mad-jack-el-loco/

(7)  Vizzini es un pequeño hombre siciliano, muy astuto, que aparece en el magnífico libro de William Goldman La princesa prometida, el cual se adaptó posteriormente al cine en 1987. Si la película os gustó, el libro es muchísimo mejor. Y si no habéis visto la película, ¡¡¡ya estáis tardando!!!

(8) Algunas de estas películas son: Windtalkers (2002), que cuenta la historia de los indios navajos que participaron en el conflicto.  Hasta el último hombre (2016), cuenta la historia de Desmond T. Doss, a quien su religión le prohibía usar armas, y aún así participó en Okinawa. Descifrando Enigma (2014), el título hace un spoiler como una casa, porque va de eso, de cómo Alan Turing consiguió descifrar enigma, y los códigos que los nazis usaban en sus transmisiones. Sin desmerecer a Turing, espero ansiosa una peli sobre Hedy Lamarr, estrella de Hollywood y teleco, inventora del precursor del Wifi, y que hizo posible el sistema de comunicaciones secreto para misiles teledirigidos.

(9) Películas super conocidas como Pearl Harbour las relegan a papeles secundarios, encasilladas como enfermeras y novias del héroe. El papel de las enfermeras fue muy importante, pero parece que no hicieron nada más que eso, ser secretarias o enfermeras. La película de 1992, Ellas dan el golpe, cuenta como la liga de béisbol americana, ante la ausencia de jugadores masculinos, estaban en el frente combatiendo, tuvo que reinventarse y poner jugadoras mujeres. Si queréis saber más sobre el tema: https://khronoshistoria.com/madres-trabajadoras-conciliar-guerra/

(10) Desde  la década de los 80, y gracias a personajes como Sarah Connor (os animo a leer mi artículo sobre esta gran mujer https://khronoshistoria.com/sarah-connor-la-virgen-maria/ ) o la teniente Rippley , estamos acostumbrados a ver mujeres de armas tomar tanto en la pequeña como en la gran pantalla. Xena, Buffy, la Teniente O´Neill y un largo etcetera de mujeres fuertes son habituales en el celuloide.  Sin embargo, el cine bélico de la Segunda Guerra Mundial se les resiste a estas mujeres.

(11) Peggy Carter es un personaje del universo Marvel, que nace en 1966, con nacionalidad americana y formando parte de la resistencia francesa. Es conocida actualmente por sus apariciones en las películas de Capitán América, y por su propia serie de T.V., donde es presentada como una soldado británica. En cuanto a Wonder Woman, la película de esta heroína se ambienta en la Primera Guerra Mundial, craso error, a pesar de que originalmente el personaje surge durante la Segunda Guerra Mundial. En la versión de DC de la década de los 80, y de la mano del guionista Marv Wolfman, se nos presenta  a un personaje ideal para el tributo a las soldados que participaron en el conflicto, Diana Rogers, madre de Steve Rogers, y W.A.S.P., piloto de las fuerzas aéreas americanas…

(12) En el libro Historia de los Marginados, editado por Khronos Historia, tenéis un capítulo entero dedicado a la creación de los cuerpos militares femeninos norteamericanos.

(13) La principal impulsora de la creación de los cuerpos militares femeninos, fue la congresista Edith Nourse Rogers, apoyada por la primera dama Eleanor Rooselvet. Lo que se pretendía era imitar el sistema británico, que por esas fechas ya incluía personal femenino. Las mujeres querían contribuir de manera activa al conflicto. De hecho, cuando abrió el plazo de solicitud para ingresar en las fuerzas armadas, en un solo día, 13.000 mujeres presentaron sus solicitudes para 450 puestos en el W.A.A.C. (Women´s Auxiliary Army  Corps) era el 22 de Mayo de 1942. A finales de verano se habían presentado más de 110.000 solicitudes; weatherford, 1990, pp. 32-33.  En 1943 las WAAC pasaron a formar parte del ejército regular, en un único cuerpo militar femenino, W.A.C. (Women´s Army Corps); Henry, 2011, p. 10.

(14) Gracias a su contribución durante la Gran Guerra, las mujeres británicas consiguieron el tan deseado derecho al voto. Pero una vez finalizado el  conflicto  WAAC (Women´s Auxiliary Army Corps), WRNS (Women´s Royal Naval Service) y WARF (women´s Royal Air Force) fueron disueltos. Los únicos que permanecieron fueron los cuerpos de carcter civil, FANY (First Aid Nursing Yeomanry; Women´s Transport Service) y WL (Women´s Legion).

En los años 30 se veía venir el conflicto, así que había que planificarse para la guerra. Las mujeres formarían parte de cuerpos no combatientes, según la Real Orden del 9 de Septiembre de 1938, Servicio Auxiliar Territorial.  El 25 de Abril de 1941 se aprobó la introducción de las Ordenanzas de la Defensa. Ahora las mujeres tendrían el mismo estatus militar que  los oficiales masculinos. El 5 de marzo de 1942  se aprobó el edicto de reclutamiento de mujeres. Pasaban a ser disponibles para el servicio militar junto con los hombres.  Brailey, 2012, pp. 6-7.

(15) Aleciévich, 2015, p. 82.

(16) Estas motivadoras palabras pertenecen a Lady Lyanna Mormont, personaje de Juego de Tronos. Una niña con más ovarios que la mayoría de los hombres de pelo en pecho que dudaron en aceptar a John Snow como Rey en el Norte. Sus palabras, aunque de ficción, son aplicables a la mayoría de jóvenes que se animaron a  dejar sus casas y marchar al frente  a combatir.

(17) Collins, 2003, p. 377.

(18) Zaloga, 2011, p. 10.

(19) Vinigradova, 2016, pp. 21-22.

(20) Brayley, 2012, p. 38.

(22) Brayley, 2012, p. 37. Tanto estas mujeres como las pilotos rusas recibieron el reconocimiento del Estado. 30 aviadoras recibieron la estrella de Oro de Héroe de la Unión Soviética, una de las más codiciadas condecoraciones que un soldado podía recibir. Además de 8 francotiradoras, 2 exploradoras, una carrista y 12 sanitarias, además de guerrilleras y combatientes de la resistencia. En total 76 mujeres.

(23)Anderson/ Zinser, 2007, p. 807.

(24) Rowbotham, 1999, p. 229.

(25) Cassin-Scott, 2012, p. 14.

(26) Ferrer Valero, 2014.


Bibliografía

  • Anderson, B.S., Zinnser, J.P., 2007, Historia de las mujeres. Una historia propia, Barcelona, Crítica.
  • Alexiévich, S.,2015, La guerra no tiene rostro de mujer. Penguin Random House Grupo Editorial, S.A.U. Barcelona.
  • Brayley, M., 2012, Los servicios femeninos auxiliares aliados. RBA coleccionables, de la versión española. Barcelona.
  • Cassin-Scott, J., 2012, Mujeres en guerra. RBA coleccionables, de la versión española. Barcelona.
  • Colins, G., 2007, America´s women. 400 years of dolls, drudges, helpmates and heroines. New York, Harper Colins Publishers.
  • Ferrer Valero, S., 2014, “La mujer soldado, Flora Sanders. (1876-1956)”, mujeresenlahistoria.com, 21 octubre 2014. [En línea] Disponible en : https://www.mujeresenlahistoria.com/2014/10/la-mujer-soldado-flora-sandes-1876-1956.html (30 noviembre de 2018)
  • Henry, M., 2011, El ejército americano en Normandía y en la invasión del Reich. . RBA coleccionables, de la versión española. Barcelona.
  • Rowbotham, S., 1999, A century of women. The history of women in Britain and the United States. Penguin Group, London.
  • Sanjuán Iglesias, E.M., 2018, “Las chicas son guerreras II. Ella está haciendo historia “luchando“por la victoria (II Guerra Mundial)”. En Aranda, J., Montalbán, R. (coords) Historia de los marginados. Khronos Historia.
  • Vinogradova, L., 2016, Las brujas de la noche. En defensa de la madre Rusia. Ediciones de Pasado y Presente, S.L. Barcelona.
  • Weatherford, D., 1990, American women and World War II (history of women in America). New York. Factson File.
  • Zagola, S.J., 2011, El Ejército Rojo. RBA coleccionables, de la versión española. Barcelona.