¡Nos gustan los zombies! Claro que sí. Y no solo los americanos patriotas de Walking Dead. En la serie Kingdom, emitida por Netflix, (escrita por Kim Eun-hee y dirigida por Kim Seong-hun), “los caminantes” tienen los ojos rasgados y una historia mucho más emocionante detrás.

Aunque solo sea por el vestuario, no hay color entre unos zombies y otros. La historia de la actual Corea del sur se nos presenta con la fuerza y el encanto de la época feudal de la dinastía Joseon (1). Años de guerras, enfrentamientos con los japoneses, intrigas palaciegas. ¡Qué más quieres! Pues la historia real es mucho más que eso. En Corea, durante el periodo feudal, gobernó la dinastía Joseon. Ponte cómodo, vas  a flipar.

¿Qué pasó en Corea en su etapa feudal?

Tengo que admitir que antes de escribir este artículo no tenía ni idea sobre la historia de Corea. Y mucho menos de su etapa feudal. Siempre solapada por Japón y China, Corea es la gran desconocida en Europa. Para empezar, el nombre de Corea procede de “Goryeo” nombre de la dinastía  anterior a la que nos ocupa.

La dinastía Joseon

La dinastía Joseon comienza con el triunfo contra los mongoles y duró aproximadamente cinco siglos (2) El rey Yi Seong-gye fue el primero de los Joseon y estableció la capital en Hanseong, (la actual Seúl). La sociedad estaba muy dividida, al estilo de las castas indias. En Corea se instauró un tipo de sociedad piramidal en cuya cúspide se situaban los yangban (literatos), seguidos por los jungin (funcionarios, médicos, interpretes…), los sangmin (campesinos, comerciantes, artesanos), los cheonmin (curtidores, carniceros, barrenderos) y finalmente por los nibi (esclavos). Es el momento de la máxima difusión de la religión de Confucio.

Palacio Gyeongbokgung de la dinastía Joseon
Palacio Gyeongbokgung. Fuente

Y, como no, se dedicaron a repartir

Los coreanos eran grandísimos admiradores de China. Circunstancia que explica que se pusieran de parte de China en su guerra contra los japoneses. Vamos, que los coreanos muy chulitos, también les plantaron cara a los japos. (3) La invasión de Corea por parte de los japoneses y los posteriores enfrentamientos con los manchúes (4) no salieron como habían previsto. Las continuas derrotas forjaron el carácter aislacionista de Corea. Los coreanos eran conocidos como el reino ermitaño en la literatura occidental. Aunque nadie pone en duda que bajo el neoconfucionismo (5), la dinastía Joseon consiguió grandes avances en el país, sobre todo en materia de cultura, el comercio, la ciencia, la literatura y la tecnología.

Como en todas las familias, también se llevaban mal entre ellos – Las luchas dinásticas de Joseon

Los Joseon no solo se buscaban enemigos fuera, también tenían sus luchas intestinas entre los diferentes príncipes. Durante años los enfrentamientos por el trono acabaron en actos de guerra conocidos como la Primera y Segunda Lucha de príncipes. Al final siempre gana uno, en este caso fue un príncipe llamado Taejong. El principito se negó a renunciar al sello real que significaba la legitimidad del gobierno y así comenzó a consolidar el poder real.

El rey Taejong Joseon

Uno de sus primeros actos como rey fue abolir el privilegio que gozaban los escalones superiores del gobierno y la aristocracia para mantener ejércitos privados. El rey emitió un decreto por el que todas las decisiones aprobadas por el Consejo de Estado solo podían entrar en vigor con la aprobación del rey. Esto puso fin a la costumbre de los ministros y asesores judiciales de tomar decisiones a través del debate y las negociaciones entre ellos, y así llevar al poder real a nuevas alturas. Ordeno y mando. ¡Qué tendrá el poder!

Un buen juez

Poco después, Taejong instaló una oficina, conocida como la Oficina Sinmun, para escuchar casos en los que los sujetos perjudicados sentían que habían sido explotados o tratados injustamente por funcionarios del gobierno o aristócratas (6) Pero no os creáis que era tan bueno… este rey Joseon también ejecutó y exilió a muchos de sus seguidores que lo ayudaron a ascender al trono para fortalecer la autoridad real.

Y su sucesor Sejong el Grande

Sejong Joseon impulsó como nadie el coreano apoyando una traducción parcial del Hunminjeongeum, (7) y la promulgación original del alfabeto. En la frontera norte, Sejong estableció cuatro fuertes y seis puestos para defender al reino de la amenaza de Manchuria. Durante su gobierno, Corea vio avances en las ciencias naturales, la agricultura, la literatura, la medicina tradicional china y la ingeniería. Debido a tal éxito, a Sejong se le dio el título de “Sejong el Grande”.

Trono real en la serie de Netflix Kingdom
Trono real en la serie de Netflix Kingdom Fuente

También tuvieron un rey malísimo: Yeonsangun el tirano de los Joseon

Yeonsangun es considerado el peor tirano de los Joseon. El tipo se dedicó a hacer purgas entre los literatos coreanos. Se ve que no le iba mucho eso de la cultura. ¡Qué raro! A todos los dictadores les da por quemar libros y cargarse a los pensadores. Y, como todos ellos, la catadura moral se mide en la poca altura personal que tenía. Resulta que se enteró de que su madre biológica no era la reina, sino una de las reinas consortes llamada Dama Yun. La mujer era de armas tomar. Tuvo un final trágico, se suicidó bebiendo veneno tras envenenar ella misma a una de las favoritas del anterior monarca a causa de los celos.

Menudo cabreo

Cuando al monarca Yeonsangun le mostraron una prenda que supuestamente estaba manchada con la sangre de su madre vomitada después de beber veneno, mató a golpes a dos de las concubinas que habían acusado a la consorte. Ejecutó a muchos funcionarios del gobierno junto con sus familias. (8) Yeonsangun también se apoderó de un millar de mujeres de las provincias para servir como prostitutas. Abolió la Oficina de Censores, cuya función era criticar las acciones y políticas inapropiadas del rey. Después de doce años de mal gobierno, ¡menos mal!, finalmente fue depuesto en un golpe que colocó en el trono a su medio hermano.

Barcos tortuga contra los japoneses

Durante el periodo medio de la dinastía Joseon (9) y a lo largo de la historia de Corea eran frecuentes los piratas en el mar y bandidaje en tierra. Los barcos tortuga usaban cañones que disparaban bolas de hierro y flechas ardientes contra los barcos enemigos. Fueron construidos con cascos gruesos para resistir la penetración de las balas de arcabuz.

Construcción de un barco tortuga
Construcción de un barco tortuga.Fuente

Las fuerzas de Joseon y las de la dinastía Ming derrotaron a los japoneses con un alto precio. Después de la guerra, las relaciones entre Corea y Japón fueron suspendidas por completo hasta 1609. (10)

Y por si no tenían bastante, les invaden los manchúes

Tras la invasión de Japón, la península de Corea quedó devastada. El caudillo de turno estaba unificando las tribus de Manchuria en una fuerte coalición. En 1627, un ejército de 30.000 hombres derrotó a las defensas de Joseon. Después de una campaña rápida impusieron un tratado que forzó a Joseon a aceptar “relaciones fraternales” con el reino de Manchuria, unos tipos  a los que consideraban bárbaros.

Renacimiento de Joseon

Después de las invasiones de Japón y Manchuria, Joseon experimentó un período de paz de casi 200 años. Los protagonistas de este cambio fueron un grupo de eruditos que abogaban por la reforma integral del examen del servicio civil, la tributación, las ciencias naturales y la mejora de las técnicas agropecuarias y agrícolas. Su objetivo era reconstruir la sociedad de Joseon después de haber sido devastada por las dos invasiones. Establecieron una Biblioteca Real con el fin de mejorar la posición cultural y política de Joseon y reclutaron oficiales dotados para dirigir la nación.

El final de la dinastía Joseon

En 1863, el rey Gojong subió al trono. Los primeros años de su gobierno también fueron testigos de un gran esfuerzo por restaurar la autoridad real. Promovió personas sin hacer referencia a afiliaciones familiares o de partidos políticos y para reducir las cargas de la gente y solidificar las bases de la economía de la nación, reformó el sistema de impuestos. En 1871, las fuerzas estadounidenses y coreanas se enfrentaron en un intento estadounidense de “diplomacia de cañoneras”, tras el incidente del general Sherman en 1866. (11)

Los coreanos de la dinastía Joseon tenían un ejército muy preparado

El ejército coreano durante la dinastía Joseon estaba dividido en pequeños grupos o facciones. Había un ejército llamado “de frontera” por cada una de las cuatro provincias estratégicas y un quinto o “central” encargado de las cuatro provincias centrales. Los generales de los ejércitos se concentraban en Seúl y no se les permitía asumir el mando, salvo en caso de grave crisis nacional. Al cuerpo de oficiales se accedía por medio de un sistema confuciano de exámenes. Lo que se valoraba en un oficial era, por un lado su cultura: su conocimiento de los clásicos y, por otro lado, las habilidades individuales como montar a caballo y uso del arco. (12)

Infantes coreanos de la disnatia Joseon
Infantes coreanos de la disnatia Joseon. Fuente

Iban muy guapetes

La protección más usada entre los soldados comunes era la hangul o armadura acolchada. El ejército de Joseon reclutaba campesinos que tenían que llevar su propio equipo y los acolchados proporcionaban una protección aceptable para el cuerpo a un precio bajo. Los oficiales solían lucir una faja de colores brillantes sobre una capa de color rojo o azul, pero el aspecto habitual para la mayoría de los usuarios era de tela marrón de algodón o cáñamo. El yelmo coreano consistía en un casco cónico. Los yelmos de los oficiales podían estar lacados en negro y adornados con oro y pieles.

Y manejaban armas terroríficas

Las espadas coreanas o geon se producían, tanto para uso militar, como ceremonial. (13) Había dos tipos: la espada de mando, que era el tipo de espada utilizado por los oficiales, y la espada nacional, que llevaban los soldados. Corea disponía de buena caballería. Y también manejaban muy bien el arco, de origen mongol: pequeño, potente y con un gran alcance. Contaban con armas de fuego que podían disparar bolas de plomo, flechas o dardos. Durante la guerra los coreanos comenzaron a producir los arcabuces.

No solo copian los chinos

Habilidad no le faltaba a los herreros coreanos para copiar los modernos arcabuces de los japoneses. Los coreanos se habían burlado de los arcabuces japoneses, llamándolos ”patas de perro” Hacia el final de la guerra, habían cambiado radicalmente de opinión y empezaron a fabricar sus propios arcabuces de estilo europeo.

Menos mal que lo apuntaron todo – El legado del período Joseon

El período de Joseon ha dejado un legado sustancial a la Corea moderna; gran parte de la cultura coreana moderna, la etiqueta, las normas y las actitudes sociales hacia los problemas actuales fueron desarrolladas durante este período. El idioma coreano moderno, sus dialectos y el grupo étnico mayoritario de Corea, que se refieren a sí mismos como el “pueblo Joseon”, derivan de la cultura y las tradiciones de Joseon. Su herencia nos la dejaron por escrito en el libro de Los Anales (14)

Manuscrito del Hunminjeongeum. Fuente

Imagino que, como yo, no esperabais encontrar una historia tan compleja e interesante. La culpa la tienen los zombies de Kingdom que nos han picado la curiosidad. Por cierto, si no has visto la serie, no sé a qué estas esperando.



Referencias y bibliografía

Referencias

(1) Periodo feudal o feudalismo es la denominación del sistema político predominante en Europa Occidental de los siglos centrales de la Edad Media, comprendido entre los siglos X y XI.

(2) La dinastía Joseon fue un reino dinástico coreano que duró aproximadamente cinco siglos. Fue fundado por Taejo de Joseon en julio de 1392 y fue reemplazado por el Imperio Coreano en octubre de 1897.

(3) En 1592 tiene lugar un hecho que marcaría la historia de Corea y sería las bases de los futuros conflictos con los japoneses: estos, guiados por Toyotomi Hideyoshi, deciden invadir Corea, acusándola de no permitirles el paso hacia China. La guerra duró hasta 1598, con trágicas consecuencias para los coreanos: el país fue sido saqueado, la población civil masacrada y el patrimonio cultural ultrajado.

(4) Manchuria es también conocida por su nombre oficial de Dongbei Pingyuan, literalmente,  significa Llanura del Noreste de China.  Es una región histórica ubicada en la parte oriental de la región autónoma de Mongolia Interior, entre China y Rusia.

(5) Neoconfucionismo. Se dio en China como una renovación racionalista del confucianismo en el s. XI que influyó en el pensamiento chino durante 800 años. El movimiento buscaba restablecer la supremacía de la herencia confuciana sobre el budismo y el taoísmo, cada vez más populares. Sus dos principales escuelas de pensamiento fueron Lixue (escuela del principio), cuyo principal filósofo fue Zhu Xi, y Xinxue (escuela de la mente), representada por Lu Xiangshan y Wang Yangming. El neoconfucianismo fue introducido en Japón por budistas zen y se convirtió en la filosofía rectora del período de los Tokugawa (1603–1867).

(6) Su revocación de tales derechos a las fuerzas independientes del campo cortó con eficacia su capacidad de reunir revueltas a gran escala, y aumentó drásticamente la cantidad de hombres empleados en el ejército nacional. El próximo acto de Taejong como rey consistió en revisar la legislación existente sobre la tributación de la propiedad de la tierra y el registro del estado de los sujetos. Con el descubrimiento de tierras previamente ocultas, el ingreso nacional se duplicó.

(7) Hunminjeongeum significa “Los sonidos correctos para la instrucción del pueblo”. Es un documento que describe el Hangul, un sistema de escritura totalmente nuevo  y nativo para el idioma coreano. Fue escrito en 1443 por el Salón de Notables, que fueron estudiosos elegidos por Sejong el Grande. Hangul se convirtió en la escritura nativa de Corea, en sustitución del Hanja.

(8) Seth, M.J, 2016, A Concise History of Korea: From Antiquity to the Present, Second Edition, London, Rowman & Littlefield Publishers.

(9) Periodo medio Joseon estuvo marcado por una serie de intensas y sangrientas luchas de poder entre las facciones políticas que debilitaron el país que casi derrocaron a la dinastía. Lucha de facciones se dividieron en facciones opuestas conocidas como los orientales y los occidentales. Las alternancias en el poder entre estas facciones a menudo iban acompañadas de cargos de traición y sangrientas purgas, iniciando un ciclo de venganza con cada cambio de régimen.

(10) Tras la guerra con Japón, a Corea le costó levantar cabeza y durante los últimos siglos de la Dinastía Joseon perdieron el esplendor de antaño. Aunque también se siguieron implementando importantes reformas sociales, agrarias e industriales. En 1897 el rey Gojong proclamó el Imperio de Corea, pero lo cierto es que tendría una vida muy corta: los japoneses, que desde finales de 1800 no paraban de cosechar éxitos militares contra China y Rusia, volverían a Corea para, esta vez definitivamente, disolver la Dinastía Joseon y anexionarla a su territorio.

(11) El incidente del General Sherman fue un altercado ocurrido en 1866 en Corea, que culminó con la muerte de toda la tripulación y la destrucción del vapor de ruedas mercante estadounidense General Sherman, cuyo objetivo era abrir una ruta comercial con Corea para la compañía británica Meadows and Co. Este incidente sería el catalizador del final del aislacionismo coreano.

(12)El ejército tenía en teoría una fuerza de 200.000 hombres (entre ejército y armada) con una fuerza adicional de 400.000 reservistas. Esto sobre la base de que todo hombre podía ser reclutado, salvo los hijos de los yangban y los esclavos (propiedad de los yangban, los templos y el Estado); aunque en caso de emergencia, se podían reclutar esclavos. La realidad era muy diferente y los censos de tropas y hombres sujetos a reclutamiento no se mantenían al día. A ello se añadía la corrupción de muchos oficiales que vendían exenciones de servicio, además de admitir la compra de sustitutos por parte de los reclutas.

(13) Se hicieron varios tipos de espadas ceremoniales: las jin-geom o”espadas de dragón” y las in-geom o”espadas tigre”, que por tradición se podían forjar sólo en ciertos momentos.

(14) (1392-1910) De especial importancia para este periodo son los Anales de la Dinastía Joseon (Joseonwangjosillok), una extensa compilación de su historia. Los Anales registraron la historia del país durante 472 años, desde 1392 hasta 1863, durante los cuales gobernaron 25 monarcas.


Bibliografía

  • Ebrey, P; Walthall, A, 2013 East Asia: A Cultural, Social, and Political History, Volume IIFrom 1600. Cengage Learning Universidad de California.
  • Hall, J. W, 1990, The Cambridge history of Japan, Japón Medieval, 3. Cambridge, University Press.
  • Londres, Rowman & Littlefield Publishers.
  • Manríquez, J.L, 2009, Historia mínima de Corea. Mexico, Colegio de Mexico A.C. Estudios De Asia Y África.Seth, M.J, 2016, A Concise History of Korea: From Antiquity to the Present, Second Edition.
Artículo anteriorLeonor de Aquitania, la Reina de Europa
Artículo siguienteLibertalia. Un movimiento punk antisistema en pleno Siglo XVII
Grado en Geografía e Historia por la UNED de Madrid. Empeñada en dar a conocer la Historia de forma amena y rigurosa.