Animales sagrados en Egipto
Tigres, leones, gatos… triunfando mucho antes de Instagram
5 (100%) 1 vote

Seguro que últimamente te has embobado con algún vídeo en Facebook, Instagram o Wathsapp en el que había un gato haciendo cosas. O varios gatos haciendo cosas. Quizás en vez de gatos es un perro, o varios. O un popurrí de gatos y perros demostrando que pueden llevarse bien. También puede haberte salido un ave rapaz volando como si fuera con una GoPro. Bueno, pues la adoración por los animales no viene de ahora, no, y menos por los gatos. Los animales sagrados son muy comunes en la Antigüedad… Y en el caso de los gatos, el primer testimonio de apego entre personas y gatos aparece en un enterramiento de tiempos predinásticos en Egipto. (1)

El zoo más divino… animales sagrados en la Antigüedad

Como la mayoría de las religiones de la Antigüedad, la religión egipcia era politeísta.  Además, contaba con varias cosmogonías diferentes. (2) Más o menos, nos suenan unos cuantos (Horus, Isis, Ra…). (3) Pero lo que igual no te suena tanto es la vinculación entre el mundo animal y los dioses, y los animales sagrados.

Prácticamente todos los animales de Egipto tienen algún vínculo con sus dioses, hay multitud de animales sagrados. Esto es algo que puede deberse a que se originaran en tótems animales del primer periodo predinástico, según se observa en las representaciones artísticas de dioses y diosas con cabezas de animal(4). Había animales muy ligados a algunos dioses, que se convertían por ello en animales sagrados, como el buitre sagrado de Mut, el escorpión, el halcón, el cocodrilo, el ibis… (5)

Las versiones mortales de estos animales sagrados, se convirtieron en intermediarios entre los hombres y los dioses. Y fueron tratados como tal, con regalos para hacerle la pelota al dios en cuestión. Entre ellos, destacan los gatos; en Egipto, los animales sagrados más conocidos.

Animales sagrados, los gatos en Egipto
Representación de la diosa Bastet. British Museum. Fuente.

Me pareció ver un lindo gatito… esos si que son animales sagrados

Los felinos gozaban de una posición privilegiada en el panteón, eran especialmente animales sagrados. La diosa gato Bast, o Bastet, como diosa solar, fue diosa de la abundancia. Además, en su faceta doméstica, protegía el hogar y era protectora de mujeres y niños. (6) Pluriempleo divino, un no parar. Los gatos de carne y hueso, hacían lo propio como depredadores naturales de roedores que ponían en peligro las despensas. (7) También era la diosa local de Bubastis, donde se enterraban gatos momificados en su honor (8). Y es la versión más cuqui de Sekhmet, una leona con muy mal pronto, a la que se llega a emborrachar para que se le bajen los humos. (9).

Los gatos, después de muertos, son llevados a sus casillas sagradas; y adobados en ellas con sal, van a recibir sepultura en Bubastis.

Óleo de Edwin Long. 1878. Fuente.

Me lo ha dicho un pajarito, otra forma de ser animales sagrados

En el apogeo de Grecia primero y de Roma después, se tenía muy en cuenta lo que tuvieran que contar ciertos animales; era otra forma de ser animales sagrados o relacionados con lo sagrado. Desde la corneja y el cuervo, que avisaban de que la cosa  fuera a ir bien o mal según por dónde los oyeras (10). Hasta la lectura de las vísceras de un animal sacrificado expresamente. Sí, es muy bizarro todo esto; pero es lo que había.

augur viendo el futuro en las vísceras de animales
El augur lee las vísceras de un toro sacrificado en la película “Alejandro Magno” (2005). Fuente.

El propio Cicerón (11) pide que, antes de hacer algo serio, se consulte con el bicho pertinente a través del profesional adecuado: el augur. Se trata de un sacerdote de la antigua Roma. Estaba dedicado a adivinar o interpretar el vuelo de los pájaros o las entrañas de un animal sacrificado expresamente para ello. Pretendían saber por dónde iban a venir los tiros en asuntos de cierta importancia, como la fundación de una ciudad o el curso de una batalla.(12)

Antes de los romanos, los oráculos, sobre todo el de Delfos, (13) daban la legitimidad del poder. Una tradición/ley que perdura aún en el siglo IV a.C., cuando un tal Alejandro Magno se deja caer por allí. Vamos, que era como si le pusieran el sellito divino.

Claro que una vez se convierten en figuras clave para la política, se pueden “orientar” los auspicios. Dada la importancia de su aprobación, se podía seguir la voluntad del dios o dar un donativo al templo, para tener al dios y a sus sacerdotes contentos. (14) En otras palabras, el veredicto podía darlo un pájaro, las tripas de un pobre animal (que a ver qué culpa tenía) o una bolsa llena de denarios. (15)

Esto tampoco lo inventaron ni los griegos ni los romanos. El uso político de la adivinación ya venía de Egipto (sí, otra vez estamos ahí); como forma de control social, de mano, sobre todo, de Amón. (16)

Al otro lado del charco

Si has visto Pocahontas, te acordarás de cuánto gustaban los animales entre los pueblos nativos norteamericanos. Muchas de sus creencias hablan del parentesco entre personas y otros seres vivos, como plantas o animales. Es a estos últimos a los que conceden un estatus similar al de los humanos. Incluso llegaban a considerar que unos y otros no se distinguían espiritualmente. Para estas tribus, los animales sagrados eran parte de su cotidianidad.

De entre todos, el bisonte cobraba cierta importancia. El hecho de ser la base de su economía tiene su reflejo en la religión, vinculando al animal con la abundancia. Para los pawnees, el sacrificio y ofrecimiento de su carne aseguraba la continuación de los ciclos naturales. La extinción sistemática de la especie por los europeos invasores en el siglo XIX, supuso el golpe de gracia hacia estos pueblos. (17)

El Ave Trueno es un dios multiusos, que comparten diversos pueblos, quienes le atribuyen una u otra función. Entre los lakotas es un dios ayudante. Según los iroqueses, adopta forma humana. Según la mitología de los pueblos del oeste, libra un combate constante con los espíritus y serpientes malignos del inframundo, como la pantera acuática.

La misma serpiente que demonizan unos, es venerada por otros. Los navajos, por ejemplo, asocian al reptil con la tierra y la fertilidad, muy importante en sus entornos desérticos (18). Es la dualidad de los animales sagrados.

pueblos nativos norte americanos
Mapa de Estados Unidos con los pueblos nativos. Fuente.

Antes y ahora

Los animales y su relación con el hombre tienen un pasado con mucho peso, profundamente vinculado a las creencias de diversos pueblos y miles de personas. Aunque ya no son animales sagrados, ahora nos quedan como mascotas, recurso alimentario, protagonistas de los documentales que son lo único que los cuñaos ven en la tele, y de vídeos para que nos embobemos por las redes sociales.

Ya sabes, la próxima vez que te aparezca por Facebook un gato haciendo monerías, que sepas que no es una moda de ahora, sino algo que nos viene de muy lejos y muy antiguo.


Más artículos interesantes en Khronos Historia


Referencias

(1) Menéndez, Jimeno, y Fernández, 2011, p 280. El enterramiento en cuestión está en el yacimiento de Mostagedda. Data del período denominado “Badariense”, con una cronología (siempre aproximada) de 4400-4000 a.C.. En esta fase inicial, se formaron los sistemas sociales que darán paso al estado centralizado. Las otras fases son: Nagada I o Amratiense, Nagada II o Gerzeense y Nagada III o Protodinástico. Todas ellas conservan una gran continuidad cultural, lo que hace que a veces sea difícil diferenciarlas.

(2) Velasco, 2014. La cosmogonía es el mito de la creación del mundo. En Egipto tenían tres: de Heliópolis, Hermópolis y Menfis. Con diversos matices, reúnen algunos puntos en común: el caos inicial del que surge un dios que pone orden y el agua primordial, algo así como una sopita de la vida.

Politeísmo supone la adoración o culto de más de una divinidad. Esto significa que, aunque haya supremacía de alguno, localmente se puede adorar a otro sin que te acusen de hereje.

(3) Ra es el gran dios solar de Heliópolis, ciudad del sol. Según el mito de Heliópolis, fue llamado originalmente Atum. Al principio, yació silencioso en el interior de Nun (el caos que existía antes de la forma). Cuando ascendió en su forma solar, se convirtió en Ra. Según esta corriente heliopolitana, mantenía una lucha constante con la serpiente Apofis o Apep, que trataba de destruir la barca de Ra.

La versión más conocida de Horus es la que representa al dios en forma de halcón, o de humano con cabeza de halcón. Hijo de Isis y Osiris es también considerado un dios solar.

Isis, de gran importancia en la religión egipcia, asumió cargos y funciones de todas las diosas. Se la asocia con la fertilidad, la magia, la maternidad y el nacimiento. Su culto fue adoptado por los griegos, que la asociaron con sus diosas de la tierra (Démeter y Hera) y con la lunar (Selene); y por los romanos, que lo extendieron por todo el Imperio.

Otra divinidad que se nombrará será Amón, vinculado originalmente a la fertilidad animal, la agricultura y el viento; pasó a ser dios de Tebas. Su clase sacerdotal llegó a acaparar mucho poder durante el Reino Nuevo (1570 a.C.-1080 a.C.).

(4) Barret, 1994, p. 148.

(5) Según Barret, 1994, p. 149, el buitre de Mut es un símbolo de maternidad, y como tal está vinculado también a Neftis e Isis. El escorpión lo está a Selket, una diosa menor que representaba el calor del sol. El halcón se relaciona con varios dioses, entre ellos Ra, Horus, Mounth y Sokar. El cocodrilo es considerado aliado de Set, pero también se levantaban templos en su honor en el Fayum y Tebas. El ibis era el animal sagrado de Thot y muchos vivían en su templo de Hermópolis, donde se han encontrado cientos de estas aves momificadas.

(6) Según Barret, 1994, p. 63. Por otra parte, en Willis, 2007, p 50, se la relaciona también con el amor, el sexo y la fertilidad.

(7) En una economía fundamentalmente agrícola, a base sobre todo de cereales, ratas y ratones son un peligro. Siempre viene bien un gato en esas circunstancias.

(8) Bubastis está en la zona oriental del delta del Nilo. El griego Heródoto nos habla de la cuidad y del culto a la diosa felina en el libro II de su Historia. El mismo recoge el amor de los egipcios por estos, llegando a afeitarse las cejas como manifestación de duelo cuando morían, o a ser primordial salvarlos en un incendio. También recoge manifestaciones de duelo similares por los perros.

(9) Willis, 2007, p. 41. Esto que viene ahora es un mito. Ra reinaba pero empezó a envejecer, así que los humanos decidieron conspirar contra él. Se enteró y mandó a Hathor a destruir la humanidad. Esta adoptó la forma de leona de Sekhmet y allá que fue. Después de matar a varias personas, Ra se vino abajo y decidió salvar a los que quedaban. Para distraer a la diosa de su carnicería, ordenó al sumo sacerdote de su templo en Heliópolis que hiciera 7.000 jarras de cerveza y la tiñera de rojo, para que pareciera sangre. La diosa la vio, empezó a beber y por muy diosa que fuera, se emborrachó tanto que no pudo seguir. Claro, 7.000 jarras… Aunque la humanidad se salvó, surgieron la peste y la muerte.

Esto ya no. A veces, se sacrificaban delincuentes en su honor. Las enfermedades contagiosas eran emisarias de la diosa y sus sacerdotes actuaban como médicos. (Recogido en el libro de mitología del mundo citado en la bibliografía).

(10) Se consideraba de buen augurio el canto de la corneja cuando viene por la izquierda y el del cuervo por la derecha, según recoge González Redón, 2009, p. 5.

(11) Biografías y vidas. Cicerón fue político, orador, filósofo y escritor romano (106 a.C.- 43 a.C.). Durante la guerra civil, tomó partido por Pompeyo y abandonó Roma, lo que le distanció de César. Consiguió una amnistía para los asesinos del militar, durante el periodo inmediatamente después del magnicidio, en el que gozó de cierto poder en detrimento de Marco Antonio. Intentó aliarse con Octavio Augusto, sin éxito, pues éste optó por reconciliarse con Marco Antonio y unir fuerzas con el ejército de Lépido para formar un triunvirato. Poco después, Cicerón fue apresado y ejecutado.

(12) González Redón, 2009, p. 3; (en su artículo “De Divinatione de Cicerón en su contexto político y religioso”) afirma que Cicerón en su obra De Legibus, Cicerón dice que las leyes deben ajustarse a la vida religiosa de las ciudades, “Que los que vayan a emprender acciones de guerra o asuntos de Estado sean informados previamente por los auspicios”.

(13) Movellán, 2017. El Oráculo de Delfos llegó a ser el centro religioso griego. Vinculado a Apolo, se empezó a utilizar en el siglo VIII a.C. En el 391 d.C., de mano del emperador Teodosio, el cristianismo se convirtió en religión oficial del decadente Imperio romano. Se cerraron los oráculos y se prohibió la adivinación.

Hernández de la Fuente, 2009, p. 3, destaca la función del oráculo como legitimador del poder.

(14) González Redón, 2009, p. 4. Precisamente este factor está detrás de las críticas de Cicerón a la adivinación, porque al final la adivinación, como parte de la religión romana, estaba también bajo la autoridad del César. Hay que tener en cuenta el contexto social de Cicerón, que vivió la guerra civil entre Pompeyo y Julio César que terminaría con éste último en el poder, y asesinado (siglo I a.C.).

(15) El denario, acuñado en plata, era la unidad monetaria en la antigua Roma.

(16) Según Ordóñez Burgos, 2009, p. 6; la adivinación serviría para mantener una estabilidad política y social apelando a designios eternos. Considera probable que los pueblos agrícolas notaran ciertas circunstancias meteorológicas, pronosticando sequías o inundaciones; todo a base de observación y experiencia acumulada a lo largo de generaciones.

(17) El territorio pawnee abarca parte de los estados de Nebraska, Dakota del sur y Kansas.

Sobre la excesiva caza del bisonte, la autora Bosch, 2005, p. 240, recoge el testimonio del guerrero crow Dos Polainas: “nada sucedió después, solo sobrevivimos”.

(18) Los territorios de los lakotas se encuentran en los actuales estados de Minnesota, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Nebraska y Wyoming. Los iroqueses se situaban al sur de Ontario (Canadá) y noreste de Estados Unidos. Los territorios de los navajos comprendían zonas de Arizona, Nuevo México y parte de Utah (Willis, 2007, p. 228).

Sobre el Ave Trueno, Willis, 2007, p. 225.


Bibliografía

  • Barret, C.,1994. Dioses y diosas de Egipto, mitología y religión del Antiguo Egipto, Edaf, Madrid.
  • Biografías y vidas,s. f., “Marco Tulio Cicerón”, biografíasyvidas,.com. [En linea] Disponible en https://www.biografiasyvidas.com/biografia/c/ciceron.htm (29 de agosto de 2018).
  • Bosch, A., 2005, Historia de Estados Unidos, 1776-1945, Editorial Crítica, Barcelona.
  • González Redón, D., 2009, “De divinatione de Cicerón en su contexto político y religioso”, Espacio, tiempo y forma, serie II, historia antigua, 22, pp. 331-358.
  • Hernández de la Fuente, D., 2009, “Oráculo y ley. Una aproximación a la influencia política de la adivinación en la Antigüedad”, Espacio, tiempo y forma, serie II, historia antigua, 22, pp. 299-309.
  • Heródoto de Halicarnaso, s.f. Historia. [En línea] Disponible en http://biblio3.url.edu.gt/Libros/2011/los_9librosh.pdf (14 de agosto de 2018).
  • Menéndez, M., Jimeno, A. y Fernández, V. M., 2011, Diccionario de prehistoria, Alianza, Madrid.
  • Movellán Luis, M., 2017, “Delfos, el oráculo del dios Apolo”, National Geographic, 13 junio. [En linea] Disponible en https://www.nationalgeographic.com.es/historia/grandes-reportajes/delfos_7276/1#anclaTexto (29 de agosto de 2018).
  • Ordóñez Burgos, J. A., 2009, “La adivinación en Egipto: praxis política imperial”, Espacio, tiempo y forma, serie II, historia antigua, 22, pp. 311-322.
  • Velasco, A., 2014, “Los mitos de la creación: las cosmogonías”, Papiros Perdidos, 27 diciembre. [En linea] Disponible en https://papirosperdidos.com/2014/12/27/los-mitos-de-creacion-las-cosmogonias-i/  (14 de agosto de 2018).
  • Willis, R., 2007, Mitología del mundo, Evergreen, Países Bajos.

Dejar respuesta

Por favor deja tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí