Seguro que nunca o casi nunca habéis oído hablar de los hititas. Pues hasta hace casi doscientos años, quiénes eran era una pregunta casi sin respuesta de ningún tipo. El Imperio hitita era solo conocido gracias a breves menciones de escritores clásicos y a estudios y referencias bíblicas. ¡Y eso que controlaron gran parte de la Anatolia central durante la mayoría del segundo milenio a.C.!

La puerta de los leones de Hattusa, una de las entradas a la ciudad mejor conservadas. Fuente:wikipedia

¿Pero, se le puede perder el rastro a un imperio? Pues sí, y más de lo que uno se pueda imaginar. El Imperio hitita prácticamente se había desvanecido de la Historia, a pesar de que en su punto máximo rivalizara con él mismísimo Antiguo Egipto. No había dejado apenas mella en las tradiciones literarias de los griegos, romanos o cualquier otra civilización posterior (1). Solo cuando este impresionante Imperio fue descubierto, una vez entrado el siglo XIX,  quedó claro su enorme escala y poder (2).

¿Pero, era este imperio importante?

El Imperio hitita fue, durante la Edad de Bronce, uno de los mayores reinos de la zona y potencias mundiales (3).

Imperio hitita
Expansión del Imperio hitita en su periodo de mayor extensión, entre los años 1350 y 1295 a. C. Fuente: wikipedia

Este Imperio, que ocupaba el territorio entre el Mar Negro y el Mediterráneo oriental, influyó a todos sus vecinos durante siglos. Llegó a su fin tras el colapso de la Edad del Bronce Final (4). Dejando tras de sí los grandes monumentos de piedra y documentos de los que ahora disponemos (5).

Pero, ¿y por qué sorprendió la magnitud de este Imperio? Las descripciones relacionadas con los hititas en el Antiguo Testamento y en textos clásicos no parecían particularmente claras, ni llegaban a sugerir la importancia que tuvo el Imperio hitita (6). Es más, daban la impresión de que, en vez de un Imperio, los hititas fueron tan solo una mas de las tribus que habitaron la tierra prometida (7).

¿Cómo cambió esto?

El redescubrimiento del Imperio hitita comenzó con las exploraciones de comienzos del siglo XIX. Gracias a ellas se fueron descubriendo los restos de una civilización de la Edad de Bronce aparentemente olvidada (8). ¡Las primeras ruinas descubiertas hasta no se identificaron como hititas! (9).

Restos de una tablilla menor del tratado de Qadesh. Fuente: wikipedia

Todo cambió cuando los archivos históricos de los antiguos egipcios fueron descifrados. Gracias a estos se supo que los reyes de la dinastía XVIII de Egipto habían estado en contacto con un país al que llamaban Kheta. Luchando Ramsés II contra ellos en la batalla de Qadesh (10) y negociando un tratado de paz tras esta (11).  A esto le siguieron muchos descubrimientos más (12).

Las sorprendentes ruinas de Hattusa

El interés en la zona creció en cuanto más tablillas fueron descubiertas. Muchos arqueólogos visitaron la zona en los 20 años que siguieron. Cuando miles y miles de tablillas de arcilla fueron reveladas, quedó claro que los arqueólogos habían descubierto un archivo real (13).

Hattusa capital del Imperio hitita
Parte de la muralla descubierta al sur de Hattusa. Fuente: wikipedia

Las excavaciones que tuvieron lugar en la zona desde el comienzo de estas primeras investigaciones pronto revelaron la existencia de la capital olvidada del Imperio hitita, Hattusa, así como aun mas tablillas de arcilla (¡más de 27,000!) (14).

Estas excavaciones en Hattusa, la antigua capital del Imperio hitita han continuado casi sin interrupción hasta la actualidad (15). Han descubierto así no solo la historia de este imperio, si no también poemas, historias, rituales religiosos, cartas, y documentos de Estado. Revelando así a uno de los imperios mas importantes de la Edad de Bronce, sus relaciones con los reinos vecinos de este, y su colapso final (16).


Más artículos interesantes en Khronos Historia


Referencias y bibliografía

Referencias

(1) Beckman, 2007, p. 97.

(2) Ceram, 1955.

(3) Este Imperio estaba establecido en la Anatolia. McMahon, 1989, p. 62.

(4) El colapso de la Edad del Bronce Final (entre el 1200 y 1150 a. C.) fue una transición violenta que llevó al colapso cultural de la civilización micénica griega, de la dinastía de los Casitas de Babilonia, y del Imperio hitita. En un periodo de unos 50 años casi todas la ciudades importantes del Mediterráneo Oriental fueron destruidas, llevando a una profunda Edad Oscura. Drews, 1993, p. 4.

(5) McMahon, 1989, p. 62.

(6) Los hititas aparecen mencionados en muchos pasajes del Antiguo Testamento, por ejemplo, en Gen. 23:3-20 o 2 Sam. 11:2-27. Estos pasajes, sin embargo, no daban a entender la extensión que este imperio llegó a tener.

(7) Antes del descubrimiento de Hattusa y del Imperio hitita la creencia mas extendida durante el siglo XIX era que ningún rey hitita hubiera podido compararse su poder a los gobernantes de los reinos circundantes. Newman, 1853, p. 172 y Gurney, 1952, p. 1.

(8) Cline, 2014, p. 33.

(9) Es decir, las ruinas descubiertas por Charles Texier en 1834, que fueron identificadas erróneamente como las de otra ciudad antigua. Erimtan, 2008, p. 143.

(10) Gurney, 1952, p. 2.

(11) Este fue el tratado de Qadesh, el tratado de paz entre el faraón egipcio Ramsés II y el rey hitita Hattusili III, considerado de los primeros de su clase en el mundo.

(12) El arqueólogo francés Ernest Chantre, uno de los primeros en excavar la zona, descubrió los fragmentos de unas tablillas de escritura cuneiforme en unas ruinas en 1893-94, cerca de Boghazköy, Turquía. Beckman, 2007, p. 98.

(13) Mas de 10,000 tablillas de arcilla fueron descubiertas por el Dr. Hugo Winckler en 1906. Gurney, 1952, p. 5-6.

(14) Hoffner, 1980, p. 283.

(15) Seeher, 1995, p. 63.

(16) Gorny, 1989, p. 80.


Bibliografía

  • Beckman, G., 2007. «From Hattusa to Carchemish: The Latest on Hittite History», en Chavalas, M. W. (ed.), Current Issues in the History of the Ancient Near East,Regent Books, Claremont
  • Ceram, C. W., 1955, The Secret of the Hittites, Schocken, New York.
  • Cline, E. H., 2014, 1177 B.C. The Year Civilization Collapsed, Princeton University Press, Princeton.
  • Drews, R. ,1993, The End of the Bronce Age: changes in warfare and the catastrophe Ca. 1200 B.C., Princeton University Press, Princeton.
  • Erimtan, C., 2008, «Hittites, Ottomans and Turks: Agaoglu Ahmed Bey and the Kemalist Construction of Turkish Nationhood in Anatolia», Anatolian Studies, 58, pp. 141-171.
  • Gorny, R. L., 1989, «Environment, Archaeology, and History in Hittite Anatolia», The Biblical Archaeologist, 52(2-3), pp. 78-96.
  • Gurney, O.R., 1952. The Hittites. London: The Folio Society.
  • Hoffner, H. A., 1980, «Histories and Historians of the Ancient Near East: The Hittites», Orientalia, Nova Series, 49(4), pp. 283-332
  • McMahon, G., 1989, «The History of the Hittites», The Biblical Archaeologist, 52(2-3), pp. 62-77.
  • Newman, F. W., 1853, A history of the Hebrew monarchy: from the administration of Samuel to the Babylonian Captivity,  John Chapman.
  • Seeher, J., 1995, «Forty Years in the Capital of the Hittites; Peter Neve Retires from His Position as Director of the Hattusa-Bogazkoy Excavations»,The Biblical Archaeologist, 58(2), pp. 63-67.