Imagínate tumbado en una hamaca, escuchando el sonido de las olas del mar en alguna playa en pleno mes de agosto. Las únicas preocupaciones que rondan tu placentera vida son: la arena que se te ha metido en el bañador, un balonazo, una posible insolación y encontrar mesa en el chiringuito. No suena tan mal. Ahora transpórtate al segundo milenio antes de Cristo, a una playa del Mediterráneo sin tanta gente. Estás haciendo lo que sea que las personas hicieran a orillas del mar en esa época: pescar, preparar algún barco o transportar cargamentos de pescado. A lo lejos, ves cómo se acercan navíos en apariencia inofensivos, bueno, en apariencia solo, porque eran los Pueblos del Mar, y de inofensivos tenían lo que un balonazo en toda la cara.

Vale, pero… ¿Quiénes eran los Pueblos del Mar?

Imagen idealizada de los Pueblos del Mar en plena batalla
Fuente: historiaeweb.com.

Los misteriosos Pueblos del Mar son tribus o confederaciones que se asentaron en varios puntos del Mediterráneo oriental en torno al 1.200 a. C. Se enfrentaron a las grandes civilizaciones e imperios de la época y consiguieron derribarlos. Atacaron las islas del Egeo, el continente griego, Egipto, el Imperio Hitita (1) y la costa de Asia Menor mediante la piratería y los saqueos. Las tribus de Pueblos del Mar recibieron diversos nombres: peleset o filisteos, lukki, aqueos, danuna, shiqalaya, shardana, sherdenos… (2).

Es curioso, pero nadie sabe quiénes eran los Pueblos del Mar ni de dónde venían. Ni los investigadores más eruditos lo saben con certeza. Pudieron haber llegado de la zona balcánica, de las costas de Anatolia (3), de Chipre y la isla de Creta (4).   

Por supuesto, tenemos inscripciones, cartas y evidencias arqueológicas (5) que narran algunos episodios interesantes de estos pueblos. Es decir, que a los antiguos les eran familiares estos señores y no pasaron desapercibidos en el mundo antiguo. 

Pueblos del Mar para rato

La realidad es que no fue una invasión masiva, ni sus ataques los que se esperan de mercenarios o soldados entrenados en el arte de la guerra. De hecho, los Pueblos del Mar no vinieron de repente ni fueron tan numerosos. En Egipto se han hallado testimonios, como las cartas de Amarna (6), donde se relata la existencia de piratas lukki en las costas de Anatolia y de mercenarios shardanos al servicio del faraón un siglo antes de toda esta historia.

En la Ilíada de Homero aparecen los aqueos (7), un grupo que hizo pinitos en uno de los enfrentamientos más famosos de la Historia: la guerra de Troya. Esta obra cuenta cómo lucharon en el mismo bando que Brad Pitt (8), perdón, que Aquiles, contra los troyanos. 

En resumen, eran conocidas las relaciones entre los grandes imperios y algunas de estas tribus del mar primigenias, produciéndose incluso asociaciones y ligas para atacar otros pueblos (9).

El secreto está en la masa… o en la inestabilidad mediterránea

Es lógico preguntarse cómo unas tribus pudieron desestabilizar culturas enteras a golpe de saqueo, pero lo cierto es que el Mediterráneo en esta época era una olla de grillos, y estos grupos, más insistentes que un mosquito a las una de la mañana. 

Adiós, Imperio Hitita

Unos conflictos dinásticos por aquí, pretensiones territoriales y económicas contra otros pueblos por allá, descontento de importantes sectores de la población por acullá… y ya tienes un Imperio Hitita con unas estructuras internas inestables. ¿Cuál es el resultado final? Pues que una de estas tribus invadió el imperio, lo disolvió y crearon nuevos territorios (10). Así de simple. 

Las ciudades de la costa de Siria (11) quedaron sepultadas, y ahí se habrían asentado la tribu de los filisteos (12), enfrentados constantemente con los israelitas (13). ¿Te suena esta historia? Eso es porque los filisteos aparecen en la Biblia.

Los textos de Ugarit (14) nos muestran la preocupación de los gobernadores de Siria y Chipre para poner orden en la defensa de los territorios frente a los ataques de los Pueblos del Mar, y lo angustiados que estaban ante la destrucción de sus poblados. ¡Como para no estarlo!

<<¡Esto está como el camarote de los Hermanos Marx!>>, o el crucero de los Pueblos del Mar por las islas griegas

Nos vamos ahora a las islas del Egeo y al continente griego. La civilización micénica gobierna cultural y políticamente esta vasta región (15).

Los micénicos fueron autores de complejas edificaciones, los palacios-fortaleza (16). Hacia el 1150 a.C. se produce una destrucción brutal de estos edificios, y como consecuencia, de la civilización micénica. Aunque no está demasiado clara la causa, se sabe que las fechas coinciden con la migración de los dorios, beocios, tesalios y tracios (17) hacia Grecia (18). Vamos, que entraron más personas en el Egeo que en el camarote de los hermanos Marx (19).

Pueblos del mar hititas
Fuente: historiaeweb.com.

Aunque la civilización micénica ya ha quedado para el recuerdo, los dorios no van a erradicar su cultura. Al contrario, algunos resquicios de la cultura micénica perduran durante la etapa doria. Tampoco significa que todos los pueblos anteriores a la invasión desaparecieran, por ejemplo, los aqueos van a confinarse en las islas jónicas (20).

¡Con la Iglesia hemos topado! Con Egipto en este caso

En Egipto conocemos las andanzas de esta amalgama de Pueblos del Mar durante el reinado de tres faraones distintos: Ramsés II, Merenptah y Ramsés III

Ramsés II (21) llevará a cabo una política exterior expansionista, es decir, de conquista de territorios, que lo van a llevar a fortalecer sus fronteras. Pero la fortificación de la costa nos lleva a pensar que pudo estar motivada por los ataques de piratas sherdenos (22).

Representación de Ramsés II en la batalla de Qadesh, en el Templo de Abu Simbel.
Ramsés II en la batalla de Qadesh. Fuente.

¿Recordáis que más arriba expliqué que algunos reinos se aliaron con tribus de Pueblos del Mar para enfrentarse a otros reinos? Pues este fue el caso de Libia, sus tribus aliadas, y el faraón Merenptah (23).

El caso es que este faraón, sucesor de Ramsés II, tuvo que dejar a un lado la conquista de territorios para defenderse de los libios, vecinos de Egipto, y de los Pueblos del Mar. Las invasiones libias se produjeron a través del delta del Nilo y de la zona oeste. Al final, Merenptah terminó controlando la situación, y el ataque no pasó de un susto. Y vaya susto, porque testimonios de la época describen a los Pueblos del Mar como tribus que “vagan continuamente y deben combatir para llenar su vientre día tras día” (24).

De personajes secundarios a protagonistas

Si antes la acción de estos pueblos quedaba relegada a ataques piratas o a aliados de un pueblo invasor, durante el gobierno de Ramsés III su protagonismo será mayor. Ramsés III es el sucesor de Merenptah, y deberá hacer frente a la seria invasión de estos pueblos en batallas por tierra y mar. La batalla naval del delta del Nilo es la más importante de todas ellas, porque allí el faraón derrotó y expulsó definitivamente de su reino a los Pueblos del Mar (25).

Ramses III y los pueblos del mar
Fuente: El Reto Histórico.

¿Y qué pasó después?

Muchos historiadores coinciden en que el éxito de las invasiones de los Pueblos del Mar no fueron sino consecuencia de las crisis y la inestabilidad interna de los principales imperios del Mediterráneo (26)

Si se hubieran enfrentado a territorios estables, fuertes y unidos, otro gallo habría cantado. O igual no, quién sabe. El caso es que la Historia es la que es, y los Pueblos del Mar, una vez terminadas sus peripecias se transformaron, alumbraron nuevas civilizaciones o se mezclaron con otros pueblos, culturas y reinos, que marcarían el rumbo de los siglos posteriores…



No te pierdas más artículos interesantes en nuestra revista Khronos Historia.


Referencias y bibliografía

Referencias

(1) El Imperio hitita se situaba en la región de Asia Menor, ocupaba Anatolia y regiones sirias.

(2) Según Zangger, E., 1995, p. 25. El faraón Merenptah se encargó de las inscripciones en el reverso de la Estela de la Victoria o la Estela de Merenptah, una losa de piedra erigida por Amenhotep III donde narraba su triunfo en las operaciones militares llevadas a cabo contra el país de Libia. En dichas narraciones conocemos los nombres de las tribus aliadas de Libia: peleset o filisteos, lukki, danuna -denyen- o shiqalaya, entre otros. El hecho de que las fuentes egipcias las mencionen de forma individual ha llevado a pensar que eran tribus independientes entre sí. Siguiendo a Mederos Martín, A., 2007, pp 104-105, en las Cartas de Amarna aparecen los sherdenos, mencionados como mercenarios del rey de Biblos y también como piratas. 

(3) Anatolia era la región situada en Asia Menor, entre el Mar Negro y el Mar Mediterráneo. Es un territorio ocupado en la actualidad por Turquía.

(4) Sanmartín, Serrano, 1998, p. 155. 

(5) Se ha constatado la existencia de las tribus de Pueblos del Mar, mayoritariamente, por las evidencias que otros han dejado sobre ellos en la Antigüedad. Entre ellas, las Cartas de Amarna, la Estela de Tanis (losa de piedra del reinado de Ramsés II cuyas inscripciones mencionan a los sherdenos como piratas), o los textos de Ugarit.

(6) Las Cartas de Amarna son un conjunto de misivas de carácter administrativo y diplomático que mantuvieron los faraones egipcios con los dirigentes de otros reinos.

(7) Sanmartín, Serrano, 1998, p. 155.

(8) Brad Pitt encarnó al legendario héroe Aquiles en la adaptación cinematográfica Troya del año 2004.

(9) Zangger, E., 1995, p. 25. 

(10) Kinder, Hilgemann, Hergt, 2007, p. 13.

(11) Siguiendo a Sanmartín, Serrano, 1998, p. 156, las principales ciudades de la costa levantina siria afectadas fueron Ugarit (actual Ras Shamra), Qadesh, Qatna, Meguido, Gaza y Asdod.

(12) Los filisteos (o peleset si seguimos las fuentes egipcias) conformaron una de las tribus de Pueblos del Mar, y se instalaron en el Levante sirio-palestino hacia el 1200 a.C. Su organización política se basaba en el principio de ciudad-Estado (núcleos de población independientes y con un gobierno propio, con autonomía para con otras ciudades-Estado).

(13) Kinder, Hilgemann, Hergt, 2007, p. 37.

(14) Los textos de Ugarit son una compilación de manuscritos en los que se trataba asuntos de carácter político, religioso, literario, económico y administrativo correspondientes a los gobernadores de la costa de Siria.

(15) Kinder, Hilgemann, Hergt, 2007, p. 47.

(16) Los palacios-fortaleza micénicos eran los núcleos de poder de esta civilización. Eran centros políticos, administrativos, religiosos y económicos, y con la destrucción de estos se asume la caída de la civilización micénica. 

(17) Como indica Kinder, Hilgemann, Hergt, 2007, p. 47., quizá la entrada de los tracios es posterior a la del resto de pueblos. La migración doria pudo estuvo acompañada por tribus beocias o tesalias, y probablemente tracias. 

(18) Kinder, Hilgemann, Hergt, 2007, p. 47.

(19) Una noche en la Ópera, estrenada en 1935, es recordada por la famosa escena protagonizada por los Hermanos Marx. En ella, estos se encuentran en un pequeño camarote donde no dejan de entrar pintorescos personajes, llegando a concentrarse 18 personas en 5 metros cuadrados.

(20) Kinder, Hilgemann, Hergt, 2007, p. 47.

(21) Sanmartín, Serrano, 1998, p. 326.

(22) Pérez Largacha, 2003, p. 38.

(23) Pérez Largacha, 2003, p. 37.

(24) Pérez Largacha, 2003, p. 37.

(25) Sanmartín, Serrano, 1998, p. 319.

(26) Pérez Largacha, 2003, pp. 41-42.

(27) Sanmartín, Serrano, 1998, p. 155.


Bibliografía

  • Kinder, H., Hilgemann, W. y Hergt M., 2007, Atlas Histórico Mundial. De los orígenes a nuestros días, Ediciones Akal, Madrid. 
  • Mederos Martín, A., 2007, “La crisis del siglo XII a.C. Pueblos del Mar y guerra de Troya ca. 1215- 1175 a.C.”, SPAL Revista de Historia y Arqueología, nº 16, pp. 93-155.
  • Pérez Largacha, A., 2003, “El Mediterráneo Oriental ante la llegada de los Pueblos del Mar”, Gerión, 21, nº1, pp. 27-49.
  • Sanmartín J. y Serrano J. M., 1998, Historia Antigua del Próximo Oriente: Mesopotamia y Egipto, Ediciones Akal, Madrid. 
  • Zangger, E., 1995, “Who were the Sea People?”, Aramco World, vol. 46, nº3, pp 20-32.
4.7/5 - (4 votos)
Artículo anteriorBelleza mortal
Artículo siguienteHistoria del aborto en España
Estudiante del Grado de Historia en la Universidad de Granada.