Capítulo XIII: ¿De verdad quemaba la Inquisición a tanta gente?
¡Tú nos ayudas a mejorar!