Bibliografía y referencias de Isabel de Farnesio la reina “con más ovarios” de España
¡Tú nos ayudas a mejorar!

Bibliografía y referencias del artículo Isabel de Farnesio, la reina “con más ovarios” de España.

Referencias

(1) Carlos II de Habsburgo, fue el último de la dinastía de los Austrias españoles. Todo indica que fue la endogamia la que le dio a don Carlos sus problemas físicos y mentales. Murió el 1 de noviembre de 1700 sin descendencia, pero no si antes dejar redactado su testamento que otorgaba todos los territorios a su sobrino-nieto, Felipe de Anjou, nieto de Luis XIV de Francia, a la postre Felipe V de Borbón, que sería coronado en 1701. Alfonso Mola y Martínez Shaw, 2000, pp. 40-45.

(2) La Guerra de Sucesión española, fue el conflicto que zanjó definitivamente el problema sucesorio al trono de España. La legalidad testamentaria del Carlos II de Austria no fue aceptada por el resto de estados europeos. El motivo residía en que veían como Francia podría convertirse en la mayor potencia de la época. Este hecho podía romper el frágil equilibrio de poderes existente en Europa en ese periodo. Por un lado, se enfrentaron Francia, bajo el reinado de Luis XIV, y España, contra la “Gran Alianza”. Esta alianza estaba conformada principalmente por Inglaterra, Holanda y Portugal, bajo el mando de Leopoldo I, emperador de Austria.

La guerra comenzó en 1701 siendo los primeros choques bélicos en tierras italianas. Estos choques se extendieron por el resto del viejo continente e incluso a las colonias de las distintas potencias europeas. Pero los choques más decisivos se desarrollaron en la península ibérica. Aquí, a partir de 1710, la guerra se decantó de parte de Felipe V, tras el abandono del pretendiente austriaco, el archiduque Carlos. El motivo de ese abandono fue la muerte de su hermano, el emperador José, ocupando Carlos el trono imperial. A partir de aquí los aliados peninsulares (territorios de la Corona de Aragón) perdieron territorios rápidamente. El 11 de septiembre de 1714 fue el final de la guerra de sucesión con la toma de Barcelona. Antes, en 1713, se iniciaron las negociaciones de paz en la ciudad holandesa de Utrecht. Estas concluyeron en 1715 con la perdida, por parte de España, de los territorios italianos entre otros. Albareda Salvadó, 2010, pp. 17-29.

(3) María Luisa Gabriela de Saboya se convirtió en reina de España al poco de la entronización de Felipe V (11 de septiembre en Turín, por poderes), pero hasta el 3 de noviembre de 1701 no se encuentran los esposos en el puerto de Figueras. Solo contaba con 13 años, pero eso no impidió que se hiciera cargo del Gobierno español con eficacia tras la marcha de su marido a los territorios italianos donde se iniciaron los choques bélicos de la Guerra de Sucesión española. Kamen, 2000, pp. 25-29. moriría en 1714 con tan solo 25 años.

(4) Del matrimonio de Felipe V y María Luisa Gabriela nacieron cuatro hijos: Luis, a la postre Luis I de España; Felipe Pedro, muerto a los 6 días de nacer; Felipe Pedro Gabriel, tercer hijo y segundo sobreviviente, que falleció con 7 años; y Fernando, quien se convertiría en Fernando VI de España; Fayanas, 2015.

(5) El joven rey fue criado entre algodones dentro de la Corte francesa. Pero su llegada al trono de España destapo una vieja dolencia genética. Dentro de las cortes europeas eran corrientea los enlaces entre familiares. Ese hecho “envenenó” la sangre de muchos de los personajes que reinaron en Europa entre los siglos XVII y XVIII. Estas dolencias, además de física,s se revelaban psíquicas. Ya el último de los austrias españoles, Carlos II, recibió el seudónimo del “Hechizado”. Esto se debía a sus problemas mentales, por los cuales recibió incluso exorcismos. Felipe V no escapo a esta “maldición”. Luis XIV, abuelo de Felipe V, era primo y cuñado de Carlos II. Era hijo de Luis XIII y de Ana de Austria, hija de Felipe III de España. Por tanto, sobrino de Felipe IV, padre de Carlos II de España. Luis XIV se casó con María Teresa de Austria, infanta de España, hija de Felipe IV y hermana de Carlos II de España. Por tanto, los abuelos de Felipe V eran primos entre sí.

El estrés que el joven rey de España sufrió en el trono destapó un problema mental. Pero es en 1714 cuando los episodios mentales se recrudecen con la muerte de su primera esposa, María Luisa de Saboya. A partir de entonces su tendencia depresiva fue más intensa. Los cuidados de su nueva mujer, Isabel de Farnesio, no sirvieron de mucho. En 1730 entró en una de las etapas más agresivas de sus episodios melancólicos. Es entonces cuando las manifestaciones más extremas de su desequilibrio se evidenciaron. Obligaba a la Corte a alterar los horarios, celebrando reuniones entre las 11 y las 2 de la madrugada. Descuidaba su aseo personal: no se afeitaba, usaba siempre la misma camisa por miedo a ser envenenado con otra y huía del agua por miedo a que estuviera contaminada. Intentaba montar los caballos representados en los tapices. Creía estar muerto y lanzaba espantosos alaridos. Además, volvía locos a los cortesanos proponiéndoles disparatados acertijos. Estas cualidades han dado lugar a una nueva acusación, la de someterse ciegamente a los dictados de sus sucesivas esposas. En especial a los de Isabel de Farnesio, cuya palabra fue la única válida en la Corte del primer Borbón. Alfonso Mola, 2000, pp. 46-51.

(6) Giulio Alberoni, cardenal italiano, también obispo de Málaga, y principal consejero de Felipe V de España. Se convirtió en embajador español en Parma donde entró en contacto con Isabel de Farnesio y de quien recibió honores y títulos.

(7) Según sus propias palabras: “una princesa sumisa, obediente, sin deseos de mando, a la que no le gusta mezclarse en los negocios de la nación ni en las intrigas que rodean el trono…, es una buena muchacha, regordeta, saludable y bien alimentada… acostumbrada a no escuchar otra cosa que no se refiera a la costura y el bordado”

Esta descripción no era del todo cierta, a la vista de los sucesos que la Farnesio fue desarrollando a lo largo de su reinado, pero en un primer instante, supusieron la aprobación de los Grandes de España para convertirse en la nueva esposa de Felipe V. Fayanas Escuer, 2014.

(8) La Paz de Utrecht, junto con el Tratado de Rastatt, fue el acuerdo que puso fin a la Guerra de Sucesión Española. Celebrada el 13 de junio de 1713, España tuvo una de sus mayores pérdidas en la cesión de Gibraltar (art. X del tratado de Utrecht). Sanz Ayán, 1997, p. 48.

(9) Entre ellos el que sería rey de España, Carlos de Borbón y Farnesio. Fue el hijo primogénito del segundo matrimonio de Felipe V con Isabel de Farnesio. También, duque de Parma y de Plasencia (Carlos I), y rey de Nápoles (Carlos VII) y Sicilia (Carlos V). La muerte de sus dos hermanastros le llevó a ser coronado rey de España, en 1759, como Carlos III.

(10) En los últimos años de vida de Carlos II de España, surgieron en la Corte auténticos lobbies. Era auténticos grupos de presió que defendían la que creían la mejor opción para la sucesión al trono. El “partido alemán o austracista”, encabezado por el almirante de Castilla y el conde de Oropesa (presidente del Consejo de Castilla); que defendían la vía continuadora de la dinastía Habsburgo en España dando su apoyo al archiduque Carlos de Austria. Por otra parte, otro partido era el “bávaro” que apoyaban a José de Baviera que pronto dejo de contar tras su pronta muerte. Y finalmente, el “partido francés” encabezado por el propio embajador de Francia en la Corte, el marqués de Hancourt, el cual, hábil diplomático, consiguió adherir a su causa a diversos Grandes de España. Tras la lectura del testamento del difunto rey y el nombramiento de Felipe de Anjou como rey de España, fueron los que monopolizaron los grandes puestos de poder en los diversos consejos gubernativos españoles. Ribot García, 2010, pp. 17-110.

(11) Alonso, 2006.

(12) Luis I de España duró en el trono menos de un año (229 días), ya que pocos días antes de su decimoséptimo cumpleaños comenzó a encontrarse mal siéndole diagnosticada viruela. La inoculación de la enfermedad fue adjudicada a su madrastra, Isabel de Farnesio, por diversos contrarios a ella dentro de la Corte. El propio rey Ferderico II de Prusia hablaba de ella en estos términos:

La reina Isabel de Farnesio, habría querido gobernar el mundo entero; no podría vivir más que en el trono. Se le acusó de haber precipitado la muerte de don Luis, hijo del primer matrimonio de Felipe V. Los contemporáneos no pueden acusarla ni justificarla de este asesinato. El carácter de eta mujer singular estaba formado por la soberbia de un espartano, la tozudez de un inglés, la sutileza italiana y la vivacidad francesa. Andaba audazmente hacia la realización de sus propósitos; nada la sorprendía, nada podía detenerla…”. Fayanas, 2014.

(13) Éste fue Fernando, a la postre Fernando VI de España.

(14) La esposa de Fernando VI fue doña Barbara de Braganza, infanta de Portugal.

(15) La nuera de Isabel de Farnesio fue María Amalia de Sajonia.

* El presente artículo es coautoría de José Antonio Aranda García, redactor y editor de Khronos.


Bibliografía

  • Albareda Salvadó, J., 2010, La Guerra de Sucesión de España (1700-1714), Crítica, Barcelona.
  • Alfonso Mola, M., 2000, “El rey melancólico”,Dossier: llegan los Borbones, La Aventura de la Historia, nº 25, Arlanza, Madrid.
  • Alonso Fernández, F., 2006, “Desventuras biográficas de Felipe V, el primer borbón español”, Anales de la Real Academia Nacional de Medicina, tomo CXXIII, cuaderno 4, pp. 791-811.
  • De Taxonera, L., 1943, Isabel De Farnesio. Retrato De Una Reina y Perfil De Una Mujer (1692-1766), Editorial Juventud, Barcelona.
  • Fayanas Escuer, E., 2014, “Isabel de Farnesio, sexo y poder”, nuevatribuna.com, 19 de septiembre de 2014. [En línea] Disponible en: http://www.nuevatribuna.es/articulo/cultura—ocio/isabel-farnesio-sexo-y-poder/20140918110000107287.html (25 de noviembre de 2017).
  • Fayanas Escuer, E., 2015, “María Luisa Gabriela de Saboya, la Reina niña”, nuevatribuna.com, 11 de julio de 2015. [En línea] Disponible en: http://www.nuevatribuna.es/articulo/sociedad/maria-luisa-gabriela-saboya-reina-nina/20150711183028117958.html (23 de noviembre de 2017).
  • González Enciso, A., 2003, Felipe V: la renovación de España. Sociedad y economía en el reinado del primer Borbón, EUNSA, Pamplona.
  • Kamen, H., 2000, Felipe V: el rey que reino dos veces, Temas de Hoy, Madrid.
  • Lavalle-Cobo, T., 2002, Isabel de Farnesio: la Reina coleccionista, Fundación de Apoyo a la Historia del Arte Hispánico, Madrid.
  • López Anguita, J. A., 2010, “Perfiles de una reina: María Luisa Gabriela de Saboya a través de la correspondencia de los franceses en la corte española”, Tiempo de Debate, Seminario permanente de Investigación en Historia Moderna. Organizado por el Departamento de Historia Moderna, 25 de marzo de 2010, Universidad Complutense de Madrid, Madrid.
  • Ozanam, D., 1975, La diplomacia de Fernando VI: correspondencia reservada entre D. José de Carvajal y el Duque de Huéscar (1746-1749), CSIC, Madrid.
  • Ribot García, L. A., 2010, Orígenes políticos del testamento de Carlos II. La gestación del cambio dinástico en España, Real Academia de la Historia, Madrid.
  • Sanz Ayán, C., 1997, La Guerra de Sucesión española, Akal, Madrid.
  • Vázquez Gestal, P., 2013, Felipe V, Isabel de Farnesio y la identidad de la monarquía (1700-1729), Marcial Pons, Ediciones de Historia, Colección Pablo de Olavide, Madrid.
  • Voltes Bou, P., 1996, Fernando VI. Los Reyes de España, Editorial Planeta, Barcelona.
  • Voltes Bou, P., 1991, Felipe V: fundador de la España contemporánea, Espasa-Calpe, Madrid.

Dejar respuesta

Por favor deja tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí