Asurbanipal de Asiria fue el último gran rey del imperio asirio, cuyo origen hay que buscarlo al norte de Mesopotamia (1). Se trata de uno de los primeros grandes imperios de la historia (2) y, sin duda, de los que peor fama o prensa tuvo (3) de toda la Edad Antigua. Y es que los asirios organizaron el primer ejército verdaderamente “profesional” (4). Este contaba con armas de hierro (5) y unidades especializadas para el asalto a ciudades amuralladas (6) y de caballería (7).

“Asirio” deriva de Aššur. Era el nombre, tanto de la principal ciudad-estado de la zona (8), como de la deidad tutelar de la urbe (9). Y fue Paul-Émile Botta (10) quien acuñó el término “asiriología”. Lógicamente, es la ciencia que estudia la historia de la Mesopotamia antigua (11). La historia asiria se prolonga por más de veinte siglos, del 2600 al 600 a.C. (12). Y destacó en el último siglo (13), ya que logró colocarse como la principal potencia hegemónica mundial. Asurbanipal (14) (680 a.C. – 627 a.C.) fue el último gran monarca, ya que a su muerte se inició el colapso del imperio.

Asurbanipal rey de Asiria cazando leones
Asurbanipal cazando leones. Fuente: Biografías y Vidas.

La llegada de Asurbanipal al poder

Asurbanipal fue un rey instruido. Tenemos constancia de su capacidad de leer y escribir en varios idiomas (15) y de su interés por “pasar a la historia”. Y es que se preocupó tanto de dejar constancia escrita de los principales acontecimientos de su reinado, como de crear la más importante biblioteca (16) del mundo.

A la muerte de su padre, se dividió el imperio (17) entre Asurbanipal, que se quedaba con el trono Asirio como “rey de reyes”, y su hermanastro, Samashsumukin, al que se le asignó el reino vasallo (y tributario) de Babilonia (18). Asurbanipal estuvo obligado durante todo su reinado a mantener continuas guerras y emplear sus tropas de forma permanente. Bien para reprimir las revueltas secesionistas, o para rechazar las amenazas de los reinos y pueblos vecinos (19).

imperio asirio mapa mesopotamia
El imperio asirio en su momento de máxima expansión. Fuente: Wikipedia.

Un ejército para controlarlos a todos

El primer objetivo de Asurbanipal (20) fue completar la conquista y control de Egipto (21). Tras una rápida (y salvaje) campaña, logró colocar en el trono egipcio a sus candidatos: Necao I y su hijo, Psamético I (22). Tras Egipto, se enfrentó a los elamitas, un reino vasallo (23). Allí, ocasionó un nuevo baño de sangre, tras la rápida y aplastante victoria de las tropas asirias.

En estas mismas fechas, el vecino reino de Lidia envió un mensaje solicitando auxilio al gran monarca, ya que estaba sufriendo ataques por parte de los cimerios (24). Tras el envío de un contingente de tropas imperiales, los lidios no tuvieron problemas en vencer a los invasores, que regresaron a sus tierras en 665 a.C.

Mientras la mayor parte de las fuerzas asirias se encontraban ocupadas en Elam y Lidia, una alianza de persas, cimerios y medos aprovechó para atacar Nínive, la capital del imperio asirio. Así, forzaron a Asurbanipal a cerrar un acuerdo de ayuda militar con los escitas (25), que resultó ser suficiente como para poner en fuga a los invasores.

Asurbanipal y la traición de un hermano

El medio hermano de Asurbanipal, Samashsumukin (26), se rebeló en el 652 a.C. Y consiguió aunar bajo su bandera a gran cantidad de aliados, deseosos de liberarse del yugo asirio (27).

A pesar de la aparente fortaleza y cantidad de los rebeldes, los asirios terminaron por obtener una victoria total. Ocuparon la mayoría de los principales enclaves enemigos, incluyendo la propia Babilonia. La tomaron al asalto en 648 a.C. y la saquearon. En cuanto a Samashsumukin, se desconoce si se suicidó o fue ejecutado. A su muerte, se nombró un nuevo gobernador: Kandalanu (28).

Tras la caída de Babilonia, las tropas de Asurbanipal iniciaron una campaña de castigo contra Elam. Así, procedieron a una serie de matanzas, saqueos y pillajes sistemáticos. Además, destruyeron las defensas de las plazas claves del territorio. Una vez asegurado el pago periódico de tributos y la colocación de líderes favorables a su causa en las ciudades y el trono elamitas (29), optaron por retirarse (30).

Asurbanipal de Asiria biografía ninive matando un león
Asurbanipal cazando montando a caballo. Fuente: Wikipedia.

El final del reinado de Asurbanipal y estertores del imperio

La última de las campañas de Asurbanipal tuvo lugar en la península arábiga. Varios jefes y reyezuelos aprovecharon para intentar liberarse del vasallaje asirio. Los árabes rebeldes no tuvieron ninguna oportunidad contra las poderosas tropas reales. Estas los aplastaron e iniciaron una nueva operación de castigo en la región.

El imperio asirio era «un gigante con pies de barro» por lo que, mientras que en el territorio propiamente asirio el poder real estaba muy limitado por los grandes señores (31), en los territorios conquistados ejercía un poder absoluto, pero sin mecanismos de legitimación. Por ello, eran odiados por sus vasallos, que aprovechaban cualquier ocasión para librarse de ellos.

Hay discrepancias con respecto a la fecha de inicio del reinado del sucesor de Asurbanipal. Según las distintas fuentes, podría ser entre el 636 y el 627 a.C. (32). Como la propia extensión del imperio les obligaba a luchar, muchas veces simultáneamente, en varios frentes, los asirios se fueron debilitando. Así, se inició su decadencia, que sobrevino muy rápidamente (33).


Referencias y bibliografía

La tumba de la reina asiria Yaba

Cartas desde Mesopotamia: El club de las escritoras divinas

[/su_box]


No te pierdas más artículos interesantes en nuestra revista Khronos Historia


Referencias y bibliografía

Referencias

(1) Se trata de un término utilizado por los griegos para referirse a los territorios situados entre los ríos Tigris y Éufrates y las zonas limítrofes a estas, en los actuales Irak y Siria.

(2) En su apogeo este imperio llegó a controlar directamente la mayor parte de los actuales Siria, El Líbano, Turquía, Irak e Irán, además de ejercer el control militar y obligando al pago de tributos al Egipto faraónico, los actuales Israel y Cisjordania y la parte norte de la península arábiga. Mark, 2018.

(3) Se les aplican términos bastante despectivos en casi todos los textos y crónicas de sus contemporáneos, aunque sin duda las que más se conocen son las que aparecen en la Biblia.

(4) Lo habitual era hacer una leva temporal y licenciar a las tropas al terminar, levantando un nuevo ejército cuando fuera preciso. Además, las tropas habitualmente aportaban su propia panoplia. Los asirios serán los primeros en tener unidades permanentes y especializadas. Healy, 1991.

(5) Nos encontramos en el momento justo de paso de la Edad del Bronce a la Edad del Hierro.

(6) Por ello recibirán el merecido título de “padres de la poliorcética”: Arietes, escalas, protecciones móviles… Asaltaban las murallas en lugar organizar largos, costosos y, peligrosos para ambos contendientes, asedios. Mark, 2018.

(7) Las caballerías se utilizaban bien para tirar de carros o bien para el traslado hasta el campo de batalla de tropas que combatían desmontadas. Los asirios fueron los primeros en combatir desde sus monturas. Healy, 1991.

(8) La fundación de la misma se supone sobre el 2600 a. C. Healy, 1991.

(9) Casi todas las ciudades-estado de la zona adquirieron el nombre de su dios-patrono-tutelar

(10) Cónsul francés en Mosul desde 1843 y apasionado de la historia antigua que inició varias campañas arqueológicas en la zona.

(11) Sin tener en cuenta que, en el mismo espacio, aunque en periodos temporales diferentes, se desarrollaron también los imperios acadio y babilónico, que serán “oscurecidos” por los asirios

(12) Con tres importantes periodos de esplendor: Imperio antiguo (1800-1375 a C), Imperio medio (1376-1047 a C) e Imperio nuevo (883-612 a C). Healy, 1991.

(13) Siglo VII a.C.

(14) En el Antiguo Testamento se le llama Osnaper (libro de Esdras, 4:10) y Sardanápolo en algunos textos griegos.

(15) Era bilingüe en Acadio y Sumerio y conocía otras lenguas.

(16) La primera biblioteca sistematizada por temas. Según las fuentes reunió entre 22.000 y 30.000 tabletas de arcilla con textos de todo tipo: filosofía, medicina, astronomía, poesía, comercio, etc… incluso varios diccionarios de las lenguas empleadas en el imperio (Sumerio, Acadio). Mark, 2018.

(17) En aquel tiempo, el imperio Neo-asirio era sin duda el mayor del mundo y, la ciudad de Nínive, su capital, la mayor del planeta. Sayce, 1878.

(18) La madre de Samashsumukin era de origen babilónico, y por tanto su descendencia no era considerada apta para gobernar la totalidad del imperio. Sayce, 1911.

(19) Puesto de manifiesto y exacerbado por su centralidad respecto a varios importantes reinos de la zona, lo cual va a provocar la necesidad de sus vecinos de atacarle para aumentar sus propias esferas de influencia y poder.

(20) Sube al trono en 669 a.C. Sayce, 1878.

(21) La muerte de su padre ocurrió precisamente durante su última campaña contra el Egipto faraónico, dejando por lo tanto la tarea inconclusa.

(22) Psamético I encabezará una serie de acciones que irán desvinculando Egipto del control asirio.

(23) Cuando el rey Urtak, vasallo de Asiria, fue derrocado por uno de sus nobles, Teumman, sus hijos huyeron, pidiendo asilo en Asiria. Poco después, Asurbanipal se lanzó nuevamente a la guerra para restituirlos en el trono de su padre y acabar con el advenedizo.

(24) Tribus nómadas indoeuropeas que vivían en la zona sur del Cáucaso, al norte de Asiria y que periódicamente organizaban asaltos y saqueaban las zonas fronterizas.

(25) Pueblos seminómadas de la estepa euroasiática occidental que habían sido sometidos a vasallaje por los asirios en esta época.

(26) Hermano mayor de Asurbanipal, y por lo tanto aspirante a su trono, y rey vasallo de Babilonia. Sayce, 1911.

(27) Los Caldeos, los Arameos y la mayoría de tribus y pueblos de Babilonia, así como los Elamitas, los Medos, los Egipcios y los Lidios. Van de Mieroop, 2015.

(28) Se trataría bien de uno de los hermanos menores del monarca o bien de un noble babilonio menor que no se unió a la revuelta de Samashsumukin.

(29) Entre ellos el abuelo de Ciro el Grande y fundador del imperio aqueménida. Van de Mieroop, 2015.

(30) Se puede dar por terminado el conflicto sobre el 646 a.C. Van de Mieroop, 2015.

(31) Se trata de grandes propietarios de tierras que, además, también acaparaban la práctica totalidad de los títulos nobiliarios, los cargos políticos y los mandos militares. Healy, 1991.

(32) A partir de 636 a.C. es probable que el monarca estuviera enfermo y, por lo tanto, vinculara el gobierno, y la sucesión, en su hijo. Zawadski, 1988.

(33) Nínive fue destruida en el año 612 a.C. Mark, 2018.


Bibliografía

  • Healy, M., 1991, The Ancient Assyrians, Reed International books Ltd, Sidney.
  • Mark, J. J., 2018, "Assyria",  Ancient History Encyclopedia, 10 de abril de 2018. [En línea] Disponible en https://www.ancient.eu/assyria/ (25 de marzo de 2021).
  • Parpola, S., 2004, "National and Ethnic Identity in the Neo-Assyrian Empire and Assyrian Identity in Post-Empire Times", Journal of Assyrian Academic Studies, vol. 18, nº 2, pp. 5-22.
  • Sayce, A. H., 1878, "Assyria", Encyclopaedia Britannica, vol. 3, pp. 182–194.
  • Sayce, A. H., 1911, "Babylonia and Assyria", Encyclopaedia Britannica, vol. 3, pp. 99–112.
  • Van de Mieroop, M., 2015, A History of the Ancient Near East, John Wiley & Sons, Nueva York.
  • Zawadski, S., 1988, The Fall of Assyria, Adam Mickiewicz University Press / Eburon, Poznań-Delft.
Artículo anteriorMaría Coronel, la noble que rechazó a un rey con aceite hirviendo.
Artículo siguienteWilma Mankiller: jefa de la nación Cherokee